lunes, 15 de febrero de 2010

Balance NBA All Star Weekend 2010

Por Jorge

Fotos: nba.com

La NBA estará contenta porque ha vuelto a meterse, gracias a los medios de comunicación, en los hogares de millones de personas de todo el planeta. Los objetivos publicitarios se han conseguido, seguro.


Pantalla gigante Cowboys Stadium

Impresionante pantallón de más de 50 metros en el Cowboys Stadium.

Ahora, para el aficionado, y pese a la ilusión que se gasta aunque en los últimos años el nivel haya bajado, el balance no puede ser otro que el de un notable bajo, salvado por algunos detalles puntuales entre tanto evento, y por un partido oeste-este más serio de lo habitual.

- PARTIDO ROOKIES VS. SOPHOMORES

El primer detalle que llama la atención, y que particularmente no me gusta, fue que los jugadores aparecieran con las equipaciones de sus equipos con un pequeño distintivo que acreditaba tal acontecimiento, mientras que el año pasado lucieron unas equipaciones (bastante bonitas las de los rookies entonces) especiales para este partido. David Stern ha anunciado unas pérdidas de 400 millones de dólares para esta temporada. ¿Estará la crisis detrás de éste y otros detalles?


Jenning en el partido de rookies-sophmores 2010
Jennings con la zamarra alternativa de "sus" Bucks.

Esta claro que para un partido como este no se espera una intensidad máxima, pero ya no es que las defensas brillaran por su ausencia, es que dudo que nadie mencionara tal palabra durante el partido.

Deportivamente hablando, lamentable que el equipo sophomore no aprovechara su ventaja de centímetros y peso en la pintura. Algo que es menos entendible cuando el entrenador era un “center” histórico de la liga como Patrick Swing, que bien podría hacer hecho más fuerza para la causa del juego interior.

Igual que lamentable es que el premio al mejor jugador del partido (abucheos del público, y gestos desaprobatorios de algunos jugadores incluido), pese al paripé final, fuera sólo para Tyreke Evans por aquello de entregar papeletas o recoger votaciones mucho antes de terminar el partido, de manera que el último buen cuarto de DeJuan Blair no se tuviera en cuenta.
Al parecer fue el propio Evans en un gesto que le honra, quien pidió a Blair que le acompañará en la entrega del premio pues consideraba que una parte del mismo le pertenecía al jugador de los Spurs.

- CONCURSOS

Particularmente, a mi no me ha cogido por sorpresa el nivel bajo de éstos en general, y seguramente esté menos afectado por el hecho de haberlos visto en diferido y sin tanta pausa publicitaria que tuvo que “sufrir” quien vio el evento en directo.

El concurso de tiro inicial estuvo en un nivel más que aceptable dentro de lo esperado, con una muy buena marca para el equipo del estado de Texas en la final. Para los aficionados españoles estuvo bien ver tirar a Pau Gasol triples, algo muy poco habitual en partidos de competición oficial.

Nash durante el concurso de habilidades 2010 Nash driblando, y haciendo el "ganso" durante la participación de Deron Williams.

El concurso de habilidades fue como desde su primera edición, un concurso divertido y dinámico en el que el apremio del tiempo, así como ver una situación poco habitual como la de los pases, hace que llame la atención y que siempre quede bien. Seguramente sea el valor más seguro de todo el fin de semana.

Pierce durante el concurso de triples 2010 Pierce, flamante ganador del concurso de triples.

El concurso de triples sigue en su línea de capa caída aunque el nivel fue un poco mejor que el año pasado, y la NBA seguro que se está frotando las manos por dos motivos. Uno, el buen hacer de un rookie fino tirador como Stephen Curry, que bien podría participar en futuras ediciones. Y dos, que el ganador fuera una estrella de la liga como Paul Pierce, garantizándose así la presencia de un jugador con nombre para defender su título en la próxima edición. Por cierto, que será en su tierra de Los Angeles.

Finalmente, el concurso de mates, en general el más esperado por el aficionado, y que a mi menos me llama la atención después de haber visto voladores increíbles a lo largo de la historia, se saldó con un aprobado raspado con buenos mates en algún caso pero sin deslumbrar.

El concurso no empezó muy bien, premonitorio quizás, debido a una votación ridícula para un bastante buen mate de DeRozan pasándose el balón entre las piernas para anotar de espaldas.

Shannon Brown durante el concurso de mates 2010 ¿Habría cambiado la actitud de Brown de haber conseguido este mate?

Shannon Brown no tenía cara de tener mucho interés pese a su cartel de favorito, y tras un par de intentos fallidos de un mate que hubiera sido bastante espectacular (ver el vídeo que aparece en la entrada anterior), luego “cumplió el expediente” para alguien del que se esperaba más.

Gerald Wallace hice un par de mates, por exigencias del guión, que el 99% de la liga es capaz de hacer. Lamentable, y demostrando que cuando los jugadores no quieren, no hay tu tía.

Total que con este panorama, Nate Robinson lo tuvo en bandeja, pues además pese al show que suele montar, es el que más en serio se toma este concurso. Estando un poco cansado de que sus mates sean muy similares (sí, ya sé que quizás sea muy exigente para un tipo con esa estatura), tengo que decir que me gustaron todos sus mates, y bueno, si llega a salir el que intentó pasándose el balón entre las piernas un poco al estilo del que había metido DeRozan, hubiera sido la bomba.

- PARTIDO OESTE-ESTE

Dwyane Wade, MVP All Star Game 2010
Espectacular mate del merecido MVP del partido: Dwayne Wade.

Sensaciones encontradas para este partido. Ambiente algo frío, y con menos ganas de correr y dejar perlas para la galería. Por otro lado, agradecido por la seriedad que fueron algunos jugadores dando mayor valor y mérito a algunas jugadas, y permitiendo que el resultado fuera ajustado para propiciar cierta emoción final.

Imagino que aquellos aficionados esporádicos que se asoman a un partido de esta naturaleza, habrá quedado un poco decepcionados por la falta de show que ha estado presente en otras ocasiones. Mientras que los aficionados habituales más acostumbrados a partidos serios habrán salido más contentos.

En mi condición de aficionado habitual, y sin desdeñar el show necesario en un evento así, prefiero el juego serio pues así tiene mayor valor las acciones espectaculares en situación de juego real, y si el marcador es ajustado mejor, pues de lo contrario la dejadez hace pesado y largo un partido así. Particularmente me ha gustado la seriedad de jugadores como Gasol, Billups y Nash (13 asistencias en 20 minutos) que han dado cierto sabor añejo, recordando cuando en estos partidos, espectáculo al margen, algunos jugadores buscaban claramente la victoria de su conferencia.

En general todos los All Star han tenido su “rato de gloria” con algunas buenas acciones individuales que la NBA sabrá vender en sus montajes posteriores, todo ello aderezado con ese magnífico record de asistencia en directo a un partido de baloncesto. Justo MVP para un Dwayne Wade que fue efectivo, espectacular, y sumo estadística con aparente facilidad y sin dar la sensación de salir descaradamente a por este reconocimiento, como hicieron otros (llamativo el hielo en el codo derecho de Carmelo en el banquillo, y soy “carmelista”, después de chuparse más de 10 tiros en los primeros 5-6 minutos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!