jueves, 16 de febrero de 2017

El lagunero opina… (58) Suns 137 Lakers 101, y segundo balance del curso angelino

Por Jorge


Parcial de 21-6 mediado el primer cuarto y a otra cosa mariposa. Ni dos tiempos muertos pedidos por Walton que mandó a todo el quinteto titular al banquillo (por cierto, cinco inicial número diecisiete distinto a lo largo del curso), consiguieron cambiar ya el sentido del partido.

41 puntos encajados en contraataque, pérdidas de balón que se convertían en canastas fáciles del rival, y con sólo Lou Williams viendo aro como siempre (21 puntos), mientras que el resto maquillaba un poco sus números sin mejorar el marcador, una vez alcanzada la treintena de ventaja para los Suns en el tercer cuarto.

Así se puede resumir un partido dominado por Phoenix con 21 puntos de Booker al descanso, y el triple doble final de Bledsoe con 25 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes.


Los Lakers se tomaron con un día de antelación las vacaciones con motivo del fin de semana de las estrellas, y al pobre porcentaje de acierto en el tiro (38% en tiros de campo) sumaron una sensación de hastío que se tradujo en una pobre imagen que esperemos que mejore en el resto de temporada.

- Balance con el parón del fin de semana de las estrellas

Comentaba en el anterior balance del curso, después de jugar la mitad de los partidos de la temporada, que el equipo estaba en una situación en la que sin quedar descartado para los playoffs, tampoco parecía atisbar la posibilidad de jugarlos por el juego demostrado, con lo que quizá se corría el peligro de dejarse llevar sin más objetivos que los de seguir haciendo crecer a sus jugadores jóvenes.

Diecisiete partidos después las posibilidades de jugar la postemporada se vieron reducidas con tan sólo cuatro victorias más, mientras que ese crecimiento de los jóvenes no se notó demasiado salvo por el aumento de protagonismo de Zubac. Ahora el peligro está en que un posible “dejarse llevar” equivalga a “tanquear”, es decir, dejarse perder en busca de una mejor posición en el draft… a cambio de ofrecer una imagen lamentable.

Como seguidor angelino me parece que el cupo de jóvenes en el equipo ya es grande, y aunque nunca viene mal añadir más talento, la opción sería jugar a ganar, porque ganando los jóvenes crecerán si son partícipes del juego, y siempre estará mejor visto a ojos de futuros fichajes en el mercado veraniego.

Por otro lado los aficionados aún estamos pendientes de la fecha de cierre de traspasos (23 de febrero a las 21 hora española), y si en su momento mencionaba a Calderón como posible moneda de cambio, quién dice ahora que no pudiera serlo Mozgov debido a su ostracismo (los minutos del penúltimo partido sólo fueron fruto de las faltas personales), además de por la pasta que cobra. Difícil pensar que alguien pique ese anzuelo…

A la espera de ver el rumbo que toma el equipo en la última parte de la temporada, de momento imagino que los jugadores tendrán vacaciones (aunque no estaría de más que entrenasen un poco después de la bochornosa imagen del último partido), mientras ahora toca disfrutar del fin de semana de las estrellas.

Los Lakers estarán representados en el “jolgorio” con Russell e Ingram en el partido de los jóvenes, y particularmente tengo interés por ver como se desenvuelve Nick Young en el concurso de triples, pues si bien parece más un tirador de partido que de “salón”, tal y como está anotando de fuera esta temporada, quien sabe si no da la sorpresa y da una alegría a la afición angelina que falta hace...

Leer más

miércoles, 15 de febrero de 2017

El lagunero opina… (57) Lakers 96 Kings 97

Por Jorge


Partido peleado teniendo pelota para ganar, pero con la sensación de haberse jugado a medio gas, quizás en previsión del "back to back" que se juega hoy en Phoenix.

Primero cuarto de tanteo inicial con cinco puntos de Ingram y otros tantos de Randle, que hacían frente a los doce de Cousins que además añadía faltas a los pivots angelinos, y llevaba a tomar la delantera a su equipo (23-29).

En el segundo cuarto sólo destacaron Lou Williams con cinco puntos y la actividad de Mozgov que no sé si jugó por los problemas de faltas o porque ya pareció cumplir su “castigo” de los últimos partidos en los que no pisó la cancha.

En general flojo segundo periodo por uno y otro equipo con pérdidas y más fallos que aciertos para un parcial de 18-14 que acercaba a los Lakers al descanso (41-43).

La reanudación estuvo marcada otra vez por Cousins (9 puntos) que recibía la ayuda desde el exterior de McLemore con varios triples, mientras L.A. aguantaba con el trío Randle (6), Russell (5) y Williams (5), pero pagaba la mala dirección de Jordan Clarkson (ten bases para que luego sea un finalizador el que tenga que dirigir al equipo), y permitía que los Kings siguieran por delante (64-70).

Lo mejor del partido estuvo en el último cuarto con un duelo estelar en la anotación entre Cousins (16), que se aprovechaba del marcaje de Nance (ten pivots para que al final tenga que ser él quien le defienda), y Lou Williams (19) que igualó el marcador en varias ocasiones.

Sin embargo no se completó la remontada, y Williams falló el tiro para ganar tras un tiro libre anotado por Cousins, el mejor del partido con 40 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias, que daba la victoria al equipo visitante.

Leer más

sábado, 11 de febrero de 2017

El lagunero opina… (56) Bucks 114 Lakers 122

Por Jorge


Excelente acierto en la primera parte de un partido que se complicó en la segunda, pero que cierra esta larga gira por el este con un par de victorias que ayudarán a seguir creciendo a los más jóvenes del equipo.

47 puntos, sí, leen bien, anotaron los Lakers en el primer cuarto, con 11 de Young que luego fueron completados con siete de Zubac “bailando” en la pintura. Por momentos con el equipo por encima del 80% de acierto en el tiro, sólo Antetokounmpo peleaba al frente de los Bucks con 11 puntos (3 mates).

En el segundo cuarto bajó el ritmo anotador y sin embargo el equipo de Walton se fue a unos extraordinarios 76 puntos al descanso (con 21 de ventaja), fruto del 69% en tiros de campo (63% en triples).

Los mejores en la primera parte, Young con un par de jugadas de cuatro puntos, una en cada cuarto, y sin fallo en el tiro para 15 puntos más 11 de Zubac igualmente sin fallo (5 de 5). En los Bucks Antetokounmpo anotaba 17 puntos y recibía la ayuda de Beasley en el segundo cuarto con otros 12.

Young continuaba su festival en el tercer cuarto con un par de triples a los que sumar otro par de Clarkson. Sin embargo Antetokounmpo no cejaba en su empeño anotando 14 en este tiempo intentando mantener con opciones a su equipo de cara al último cuarto (84-103).

Los Lakers se durmieron en el último periodo, y tras la primera canasta de Zubac recibió un parcial de 14-0 en cinco minutos que metía definitivamente a Milwaukee en el partido llegando a ponerse a cinco puntos a falta de un minuto (109-114).

L.A. realizó ataques largos como si no quisiera jugar, tratando de vivir de las rentas y comiéndose la posesión o jugando al límite en muchas ocasiones sin acierto. Los Bucks espoleados por su público y los 41 puntos de Antetokounmpo (marca personal de su carrera), a punto estuvieron de aguarles la fiesta a los angelinos que se mantuvieron por delante gracias a 7 puntos de Randle, y el acierto en los tiros libres finales para cerrar la victoria.

26 puntos de Young con cinco triples, y 21 de Williams lideraron la anotación de Lakers que sobrevivieron gracias al excelente acierto de una primera parte soñada para cualquier equipo, y el buen porcentaje en el tiro exterior (15 de 30 en triples).

Leer más

jueves, 9 de febrero de 2017

El lagunero opina… (55) Pistons 121 Lakers 102

Por Jorge


El experimento del quinteto inicial comenzado el partido anterior no tuvo continuidad con otra victoria, mientras el “castigado” Mozgov vio desde el banquillo como los Pistons anotaban 70 puntos en la pintura.

El primer cuarto fue igualado (25-25) con un par de triples de Ingram, que luego tuvieron relevo en los puntos habituales entre primer y segundo cuarto de Lou Williams (7) para hacer frente a la anotación interior de los Pistons: 10 puntos de Drummond y 6 de Baynes, que se marchaban con ventaja al descanso (56-50).

El tercer cuarto fue un descalabro para Lakers que encajaron un parcial de 36-20 para tomar la veintena de puntos de desventaja y no ser capaces ni de maquillar el resultado en el último cuarto pese a los intentos de Randle (10 puntos de sus 17 totales).

Leuer con 20 puntos, Harris con 19 y sobre todo Drummond con 24 y 17 rebotes fueron los mejores para Detroit. Poco que rascar en Lakers tras una derrota inapelable después de un muy mal tercer cuarto: los minutos de Zubac y los 15 puntos de Ingram con buenos porcentajes.

Leer más

martes, 7 de febrero de 2017

El lagunero opina… (54) Knicks 107 Lakers 121

Por Jorge


Buena plaza, por lo que tiene de mítico el Madison porque los Knicks deambulan con más pena que gloria por la liga, para conseguir la sexta victoria a domicilio de la temporada, y acabar con la racha de doce derrotas seguidas fuera de casa.

El partido comenzó con un nuevo experimento en el cinco inicial por parte de Luke Walton, que dejaba fuera a Deng y Mozgov (éste no pisó la pista ni un segundo), volviendo de inicio Randle más Ingram y manteniendo a Black en el puesto de pívot.

La jugada funcionó con Ingram y Randle muy activos con un par de triples y tres canastas respectivamente, frente a un solitario Carmelo Anthony que anotaba por encima del rookie (10 puntos) pero que no impedía el control en el marcador de los Lakers al final del primer cuarto (19-29).

La combinación Lou Williams y Jordan Clarkson sumaba 20 puntos desde el banquillo entre el final del primer cuarto y el inicio del segundo, mientras que Melo seguía siendo la única referencia ofensiva de los Knicks con 19 puntos (8 de 12 en el tiro) para llegar al descanso con una cómoda ventaja para los angelinos (45-61).

El partido en la reanudación continuó con el dominio visitante con 11 puntos de Young en el tercer cuarto, y una escabechina de Lakers en la zona neoyorquina gracias al dominio del rebote ofensivo (6 de Black y 4 de Nance), alcanzando ventajas de hasta 27 puntos, y aprovechándose de la floja defensa de los Knicks que permitía canastas fáciles en movimientos sencillos como un simple pasar y continuar:


Nueva York maquilló un poco el resultado en el último cuarto, en especial Porzingis, que no había anotado en la primera parte y que anotó 11 de sus 16 puntos en ese tiempo para cerrar una sonrojante derrota de los Knicks.

Mira que me quejo de la temporada de los Lakers, que con esta victoria suma ya más que en todo el curso pasado, pero los Knicks andan a la deriva con el público abucheándoles (con razón), y teniendo como única alegría en este partido el cachondeo que se trajeron al final con la salida a cancha del nativo de Nueva York Metta World Peace, y la canasta que le metió en los morros a una Carmelo Anthony que salva el culo con sus números, pero que después de varios años en el equipo y con el pastizal que cobra, deja claro que fracasó en la gran manzana.

Leer más