Buscar en BA-LON-CES-TO

martes, 16 de octubre de 2018

Pronósticos de playoffs y porra de premiados NBA 2018-2019

Por Jorge

La próxima madrugada se inicia una nueva temporada de la competición más importante del mundo del baloncesto, y con él se comenzarán a resolver las dudas que plantea un nuevo curso baloncestístico. Las incógnitas más llamativas son dos:

¿Serán capaces los Warriors de unirse a Celtics, Bulls y Lakers como únicos equipos capaces de “tripitir” campeonato? ¿Acaso serán destronados por sucumbir a la relajación de verse superiores durante tanto tiempo?

¿Conseguirá LeBron James llevar a los Lakers a playoffs? ¿Podrá incluso volver a repetir final en el salvaje oeste?

Mis respuestas son claras. Golden State es el máximo favorito, y sólo las lesiones graves podrían impedir su éxito. Y en cuanto a la segunda cuestión, parece claro que Lakers entrará en playoffs, pero para que LeBron vuelva a unas nuevas finales tendrá que esperar a una mejor ocasión que habrá que ver si se le presenta en el futuro…

Ahora bien, si analizamos equipos y situaciones una por una, daría para una batería de cientos y cientos de preguntas, pero lejos de realizar un análisis sesudo, que para eso ya están otros que además lo hacen mejor, véase la guía de la NBA elaborada por Andrés Monje para “Gigantes”, vayamos con un poco más de banalidad y parte lúdica, indicando aquí la quiniela de equipos que jugarán la postemporada en este curso que está a punto de comenzar, para después hacer también un breve comentario sobre el resto de equipos, y añadir la porra de futuros premiados de la competición.

Playoffs en el Este

Celtics

Una vez que LeBron James se marcha al oeste, todo parece indicar que Boston relevará a Cleveland como el mejor equipo de la conferencia. Todos los ojos apuntan a Irving, Hayward, Tatum…pero a mí quien me gusta es Jaylen Brown.



Bucks

Para mi gusto los “tapados” del este. Tienen un quinteto que en el este puede bastarle para alcanzar los playoffs con la gorra, y a partir de ahí, ojito con ellos en la postemporada. Antetokoumpo el curso pasado tuvo un arranque tremendo pero luego fue de más a menos, si aprendió la lección, será candidato al MVP.



Sixers

Su principal hándicap está en la dependencia de Embiid, y su físico siempre le hace estar bajo sospecha, y la dependencia de Ben Simmons que no tiene tiro exterior.

La cuestión acabada la temporada anterior estaba en ver si Ben Simmons sería capaz de mejorar su tiro de perímetro. Por lo visto en la pretemporada, no: no intentó ningún tiro de tres puntos.

Raptors

No será fácil repetir la mejor temporada regular de su historia, y más con un entrenador novato en el banquillo. Sin embargo la vida en el este siempre es más sencilla, y equipo tienen para estar arriba. El punto de interés estará en ver como vuelve Kawhi Leonard después de un año en blanco, y comprobar si su cabeza está centrada.

Wizards

Wall y Beal forman una pareja muy divertida de ver, y si Howard está al nivel del pasado curso en Charlotte, les basta para meterse en playoffs. Luego me temo que lo pelearán, pero no llegarán lejos. Y no se hasta que punto aguantarán. Si la cosa no funciona este año lo mismo es momento de hacer cambios.

Pacers

Muchos de sus jugadores acaban contrato, y eso es bueno porque darán su máximo para ganarse una mejora. Myles Turner no termina de explotar y está en el momento de hacerlo ahora que renovó su contrato.

Pistons

La pareja Drummond-Griffin debería ser suficiente para meterles en playoffs… Dwane Casey querrá demostrar desde el banquillo que Toronto la “cagó” al despedirle después de hacer la mejor temporada de su historia. Duele ver a José Manuel Calderon arrastrándose por los banquillos (a priori no quitará muchos minutos a Reggie Jakcson e Ish Smith), y este curso la apuesta dudo que le salga tan bien como el curso pasado que al menos disfrutó de la experiencia de unas finales de la NBA. Nunca comprendí porqué no volvió hace algún lustro al baloncesto europeo para jugar (mucho más) peleando por títulos.


Cavaliers

Una vez que se fue James, es buen momento para que Kevin Love reivindique su estatus de estrella y lleve a su equipo a los playoffs… aunque habrá que ver si tiene hambre para ello. Algunos pueden pensar que Cleveland es un solar después de la salida del “rey”, pero tienen buenos jugadores, y Collin Sexton pinta bien.

Fuera de playoffs en el este

Hornets

Jugando en el este tienen equipo para meterse en playoffs, pero no sé si la química y un entrenador novato les ayudará. Lo pelearán, pero no llegarán, aunque estaría bien si Willy Hernangómez goza del protagonismo que a priori merece a juzgar por la rotación interior del equipo.


Heat

No me convencen, aunque si consiguen a Butler sin perder sus mejores piezas la cosa cambiaría… El interés estará en ver a Dwyane Wade en la que probablemente sea su última temporada en activo. En el este todo es posible, pero no les veo en playoffs. Hawks Ganas de ver como se desenvuelve Trae Young. Probablemente acuse el impacto físico, pero su rango de tiro y su habilidad con el balón le ayudarán para tener protagonismo.

Atención también para Vince Carter, por si es su última temporada. Otro que no supo tomar decisiones pese a mantenerse en tan buena forma. ¿No podría haber jugado en algún equipo con opciones de anillo a cambio de jugar menos?

Bulls

Lavine asumirá un protagonismo que será más perjudicial que otra cosa para el equipo. Los ojos aquí deben mirar a Markkanen para ver como evoluciona después de su buen año rookie.

Magic

Otros que caminarán con más pena que gloria por la temporada. Interés exclusivo por ver como se desenvuelve el rookie Mo Bamba.

Knicks

Hasta que no llegue, y a ver en qué condiciones, Porzingis, irán a la deriva como durante tantos años…

Nets

Nada hace pensar que Brooklyn salga del pozo este curso…

Playoffs en el Oeste

Warriors

Si no ganan el anillo será una sorpresa. Sólo las lesiones de gravedad pueden impedir que tripitan título. La presencia de Cousins para el momento culminante de la temporada les mejora, y siempre es un gusto verles en acción. Probablemente el mejor equipo de la historia en el juego sin balón.

Rockets

Veo a Chris Paul más fino que nunca, pero el lastre defensivo de Carmelo es notable. No defiende ni a su sombra. Y lo que es peor, es muy triste verle en una esquina esperando que le llegue una bola para tirar. Será un equipo divertido de ver (véase lo que es capaz de hacer Harden) y ganará muchos partidos, pero ante los mejores del oeste volverá a caer cuando llegue la postemporada.


Thunder

Westbrook y George son dos competidores natos, pero el oeste es mucho oeste, y su banquillo me genera dudas. En cualquier caso si no entran en playoffs sería una sorpresa. Una lástima que abusen del juego de perímetro porque me gustaría que tuviese más protagonismo ofensivo Steven Adams.

Lakers

Mucha confianza en la capacidad de LeBron James para llevarles a la postemporada, pero como dijo el lagunero en la previa, ni será fácil ni parece que luego pueda tener mucho recorrido en las eliminatorias por el título, aunque cuesta apostar en contra de James…


Jazz

Relevarán a los Spurs como el equipo de “versión europea” de la NBA. Un gusto ver la rotación de su entrenador, y por supuesto ver su defensa y como comparten la pelota. Además tienen a Donovan Mitchell que es un “jugón”.


Nuggets

Millsap y Jokic forman una pareja “old school” muy divertida de ver. Denver es un equipo de plantilla profunda, y el año pasado se quedaron a las puertas del playoff. Este debería ser su curso.

Pelicans

Mirotic desde el inicio y Randle para poner la sangre que no pone el hispanomontenegrino serán piezas vitales en su intento por alcanzar los playoffs.


No tendrá mucho espacio con el protagonismo de Anthony Davis, pero ganas de ver si Okafor consigue aprovechar el que quizás sea su último billete para quedarse en la liga.

Grizzlies

Posiblemente nadie dé un duro por ellos, pero a poco que la salud les respete, con Conley de vuelta, si Parsons deja su desidia atrás, y los jóvenes ayudan un poco... les veo dando la sorpresa metiéndose en los playoffs. Y es que no querrán repetir la pobre temporada anterior.


Fuera de playoffs en el oeste

Spurs

San Antonio se desmembra, y aunque tiene jugadores para pelear por jugar las eliminatorias, me temo que será la primera temporada en mucho tiempo sin alcanzar los playoffs. Si las cosas no van bien mediada la temporada, quizás se muevan en el mercado para ir preparándose para el siguiente curso. La atención estará aquí en ver a Pau Gasol, que va año a año y quien sabe…


Timberwolves

La movida con el tema Butler les perjudica. Es un placer ver en acción a un tío tan grande como Anthony-Towns capaz de hacer de todo en la pista, y la elegancia de Wiggins, pero a ambos les falta carácter para llevar a Minnesota a los playoffs. Lo único reseñable para bien será poder ver en acción a Derrick Rose, tendrá más protagonismo aunque no sea el que fue…

Blazers

McCollum y Lillard son otra pareja extraordinaria, como extraordinario fue que se metiesen en playoffs el curso pasado. Difícil que lo consigan este año.

Mavericks

Aunque parece que no comenzará la temporada, habrá que ver cual es el papel de Dirk Nowitzki, porque se me antoja que será más un lastre que otra cosa por querer darle protagonismo en su última temporada. Por supuesto la atención estará en ver como combina la pareja Smith-Doncic.


Clippers

Tienen buenos jugadores de clase media, pero son otros a los que costará ver alcanzar una química aceptable buscando lucimientos personales. El equipo se desmanteló, y no parece que esta sea su temporada. Quizá realicen movimientos pensando en el futuro, y hasta puede que Rivers abandone el barco si se hunde catastróficamente.

Suns

Da gusto ver jugar a Devin Booker que probablemente se tire hasta las zapatillas. ¿Mejor anotador de la temporada? Y posiblemente disfruten del rookie del año con Ayton. Más allá de eso, a esperar mejores años.

Kings

De´Aaron Fox regalará jugadas increíbles, y puede que Bagley pelee por el rookie del año. Más allá de eso, nada de nada.

Porra de premios individuales de la temporada

MVP: Anthony Davis, tendrá que estar a ese nivel si quiere meter a su equipo en playoffs, y dar sentido así a sus palabras (dijo que era el mejor jugador de la liga).

Mejor rookie: Deandre Ayton. Tendrá minutos y protagonismo, y en Phoenix no hay mucho más que rascar este curso Booker aparte.

Mejor defensor: Joel Embiid. La NBA muy dada a premiar a los hombres grandes en este apartado, si el curso pasado ya fue finalista, este puede ser su año.

Entrenador del año: Brad Stevens. Hay que reconocer que las combinaciones que consigue en Boston, con un equipo repleto de jóvenes, son de un rendimiento extraordinario.

Mejor sexto hombre: Kyle Kuzma. Buena señal sería para Lakers que fuese este el premiado, pues eso hablaría de una buena temporada de su equipo.

Jugador con mayor progresión: Julius Randle. Querrá un buen contrato en el futuro (puede ser agente libre al final de esta temporada) y querrá demostrar que los Lakers se equivocaron dejándole marchar.

Veremos que pasa de aquí a junio de 2019. ¿Os animáis a hacer vuestros pronósticos?

Leer más

jueves, 11 de octubre de 2018

El lagunero opina... Lakers 2018-19

Por Jorge

Cinco años sin ver los playoffs ni de lejos… ¿Conseguirá LeBron James alcanzar al menos ese objetivo en su primera temporada en el salvaje oeste? De momento ha traído otra vez la ilusión a Hollywood junto a un grupo de veteranos que llegan a L.A. de su mano, y ahora tocará ver si eso es suficiente, porque de momento la pretemporada no anima al optimismo…

Pero vayamos por partes, que desde la última vez que el lagunero opinó, han pasado muchas cosas: draft, despidos, fichajes, liga de verano…

El draft trajo al alemán Moritz Wagner en el número 25 procedente de Michigan, un jugador interior cuya mayor virtud… es el tiro exterior. Y en la segunda ronda, en el número 47 llegó de Kansas el ucraniano Sviatoslav Mykhailiuk, un escolta que tira aunque probablemente deba mejorar su manejo de balón. También en este draft fue elegido Isaac Bonga (otro alemán) por los Sixers en el número 39, y después lo adquirieron los Lakers a cambio de una futura segunda ronda y dinero.

Y mientras llegaban las ligas de verano que mostraron el juego de esos jóvenes fichajes, la gerencia se deshizo de Thomas Bryant, Tyler Ennis, Brook Lopez (agente libre)… y la peor pérdida, que fue la de Julius Randle, otro agente libre que fue la pieza sacrificada para hacer hueco a la llegada de LeBron James y el resto de veteranos. Sin duda una gran baja la de “Julito” tras su crecimiento en estos cuatro años en los que fue formado por los Lakers.

Durante la liga de verano de Las Vegas y ya con el éxito de “Magic” y Pelinka convenciendo al mejor jugador disponible en el mercado, LeBron James, otra vez los jóvenes liderados en este caso por Josh Hart, MVP de la competición, jugaron la final aunque en esta ocasión no pudieron revalidar el éxito de 2017 al caer derrotados claramente frente a los Blazers.


Luego de la llegada de James se sumaron al proyecto Rajon Rondo, base veterano ganador de un anillo con los Celtics en 2008, Lance Stephenson, cabeza loca de los Pacers aunque mejor jugador de lo que muchos piensan, Michael Beasley, otro carácter complicado aunque con mucha clase, y Javalee McGee, el pívot ganador de un par de anillos con los Warriors aunque en un papel secundario. Todos por supuesto con contratos de un año, lo que les obligará a dar su mejor versión si quieren mantener e incluso mejorar su estatus en la liga.

Y probablemente la mejor noticia antes de comenzarse el campamento de entrenamiento fue la rescisión del contrato de Luol Deng, de tal manera que la franquicia volverá a disponer el próximo verano de hueco salarial para intentar hacer otro fichaje de campanillas, aunque esa será otra historia.

Ahora sí, vayamos a lo importante, a lo que se ha visto hasta el momento durante la pretemporada. Si bien es cierto que estos partidos son para hacer caja, y que los jugadores vayan cogiendo ritmo, también pueden servir para ver por dónde irán los tiros durante la temporada regular.

James sólo jugó quince minutos por partido (sin jugar las segundas partes ni tan siquiera un minuto en el último partido), Lonzo Ball tampoco jugó recuperándose de una operación de rodilla, el rookie Wagner no vio cancha por una contusión en la rodilla en la liga de verano (sospechosa causa para no jugar una vez que pasaron tres meses desde entonces), y el reparto de minutos fue generalizado entre todos los jugadores, con sólo Brandon Ingram asumiendo bastante protagonismo.


Por lo visto hasta el momento, todo apunta a que el quinteto titular será el formado por Rondo en el base, Hart o KCP como escolta, James e Ingram como aleros, y McGee de pívot. Y como sexto hombre Kuzma. Ball tendrá que ir cogiendo minutos poco a poco y quién sabe si en la segunda parte de la temporada acabe comiéndole protagonismo a Rondo. Luego dudo que los rookies dispongan de muchos minutos aunque no me desagradaron por lo visto en la liga de verano, e incluso se habla del ucraniano como otro robo del draft tal como ocurrió con Kuzma el curso pasado. Probablemente una idea algo precipitada, si bien por características quien sabe si pudiera ser un futuro Redick para el equipo.

La principal duda que descansa sobre el equipo está en la convivencia de un grupo con algunas cabezas y caracteres difíciles como los mencionados Beasley y Stephenson (y hasta Rondo), con un entrenador joven e inexperto como Walton, aunque todo el mundo sabe que ese vestuario lo manejará LeBron James. Por el momento en la pretemporada todavía no hubo ningún incidente, y rindieron, aunque para muchos eso es lo de menos, y se quedan con las tontunas, como en el caso de Stephenson.


Hasta la fecha (todavía faltan un par de partidos amistosos frente a los Warriors), en cuanto al estilo de juego parece que Lakers jugará a la carrera, sin renunciar a transiciones rápidas y contraataques, algo que curiosamente no hizo años anteriores y que ahora habrá que ver si es efectivo con piernas algo más veteranas…



Entre lo mejor que se ha visto en pretemporada además del buen hacer de Ingram, estuvo en la circulación del balón en general, con mucho altruismo en el pase.


Y algunas conexiones interesantes como la de Rondo y McGee que se repitió habitualmente.


Sin embargo la defensa en general (y el rebote defensivo en particular) y los triples siguen siendo el hándicap del equipo, concediendo puntos a mansalva tanto en la pintura como desde el triple, mientras los porcentajes de tres no fueron lo mejor en lo que va de pretemporada (27 de 92: 29%).


También me parece una broma que Walton pruebe a Kuzma para defender jugadores interiores, por mucho que este diga que trabajó mucho en verano su físico y habilidades defensivas, que encima espero que no haya afectado a su ofensiva, ya que de momento su tiro de tres dejó que desear.

Por el momento la manija del ataque angelino está muy repartida, así fue dirigido por Rondo, James, Ingram… habrá que ver qué sucede una vez se dé el pistolazo de salida de la temporada oficial, y si LeBron tomará un papel más secundario en la dirección, ocupando más posiciones interiores (algo seguro en defensa), o tomará el control tal y como vino haciendo siempre, acaparando balón y decisiones ofensivas.


LeBron James llegó a L.A. gracias a “Magic” y la tradición histórica de una franquicia ganadora, además no lo olvidemos, también seguramente de por su mercado. Cuenta con la bendición de todas las leyendas históricas del equipo como Kareem Abdul-Jabbar (que incluso le ve superando su récord como máximo anotador de la historia de la liga), y la expectación es notable desde el primer día como no podía ser de otra manera.



Abandonar el confort del este para someterse probablemente a la prueba más dura de su ya extensa carrera le honra, y no será fácil conseguir ni tan siquiera el objetivo de alcanzar los playoffs. Para algunos analistas su mera presencia coloca a los Lakers en el pelotón de cabeza del oeste por detrás de Warriors y Houston, y sin embargo otros no meten a los angelinos en playoffs, pese a que “Sports Illustrated” o ESPN consideran a James el mejor jugador de la liga.

La competición comienza para Lakers el 18 de octubre, y entonces volverá el lagunero con resúmenes semanales para juzgar la trayectoria del equipo y lo que haga el gran fichaje del año, y ver si es capaz de llamar la atención por victorias y no por curiosidades como el hecho de que juegue con un número (23) y entrene con otro (6).

Por cierto, pese a las dudas que generó el juego de la pretemporada y la dirección del equipo que pueda hacer Walton (aunque tenga el respaldo de la directiva) con un equipo con tal mezcla de jóvenes y veteranos, se confía que James al menos consiga sacar del pozo al equipo pese a que a las dificultades deportivas se sumarán otras como la presión mediática o los viajes, que colocan a Lakers como el equipo que más millas recorrerá durante la temporada sólo por detrás de Blazers y Clippers. Una cuestión que puede parecer trivial pero que quizá no lo sea tanto con un equipo más veterano.


En cualquier caso, alcanzado el objetivo de jugar las eliminatorias por el título, a partir de ahí todo lo que venga será bienvenido en la primera temporada de LeBron James en L.A.

Leer más

martes, 2 de octubre de 2018

Imágenes de BA-LON-CES-TO (25): Canasta solitaria

Por Jorge

Un clásico "baloncestero" que pude ver de turisteo muchas veces, particularmente en la geografía gallega, es la canasta solitaria en mitad de la nada. Este ejemplo es en Ferrol.



Por supuesto sin líneas que delimiten una zona, sobre un piso aceptable, y eso sí, la canasta comparada con otras muchas, no está nada mal, con su red metálica al más puro estilo "streetball"... aunque el grafiti no esté a la altura.



Al menos para echar un rato "matando el gusanillo" bien puede valer. Continuará...

Leer más

domingo, 23 de septiembre de 2018

Oportunidad perdida con el mundial femenino

Por Jorge

Ayer comenzó el mundial de baloncesto femenino en “España”, y en el caso de la selección española, el debut se saldó con una importante victoria (70-84) ante un rival que a priori era más débil (Japón), pero con un estilo basado casi exclusivamente en la velocidad y el tiro, cualidades difíciles de afrontar en un partido inaugural.

Alguno quizá se haya sorprendido con esas comillas iniciales, y que me disculpe la afición tinerfeña (sorprende que tampoco hubiese otra sede en Gran Canaria, isla de gran tradición en baloncesto femenino) que seguro que llena los pabellones… cuando jueguen las nuestras, y es que creo que se perdió una gran oportunidad de promocionar el baloncesto femenino en toda España.

¿Por qué un evento de esta importancia no se pudo jugar en más sedes? Uno que ya tiene unos años, recuerda el mundial masculino de 1986, o el más reciente de 2014, donde se pudo ver baloncesto de primer nivel en diferentes lugares...

Poder implicar o llegar a más afición tendría que haber sido un objetivo por parte de la federación de baloncesto, que tampoco puede ser tan complicado haber llevado el campeonato a localidades con equipos en liga femenina (Salamanca por ejemplo) o liga femenina 2 (Vigo por ejemplo) con pabellones que sin necesidad de tener un gran aforo, hubiesen garantizado una imagen de éxito con gradas llenas de gente disfrutando del baloncesto. Y sin embargo insisto que dudo que Tenerife tenga afición para llenar los pabellones cuando no juegue España.

Triste fue ver ayer por televisión un Turquía-Argentina con cuatro gatos por público, de los que seguro que buena parte eran miembros de la expedición de cada equipo o familiares, y periodistas. Luego acudes a los datos que ofrece la FIBA por internet, y ni rastro del número de espectadores, imagino que para no confirmar el sonrojo de tan pobre asistencia.

La lejanía de las islas y las fechas fuera del periodo vacacional tampoco ayudan al desplazamiento de aficionados del resto del país, y creo que tampoco favorecerá la difusión informativa que el acontecimiento merece al coincidir en el tiempo con el fútbol, salvo porque las españolas vuelvan a protagonizar otra hazaña deportiva. Igualmente el seguimiento no podrá ser igual incluso en la distancia incluso entre los aficionados al baloncesto dada la coincidencia de partidos con los entrenamientos de los equipos de formación. ¿No eran posibles otras fechas? ¿Apretó la federación en ese sentido?

Si se ha perdido una oportunidad de extender la afición al baloncesto femenino será algo que habrá que analizar después, pero tiene toda la pinta, y llegar a lugares donde el deporte de élite no existe y en este caso para que sobre todo la chavalería vea a estas mujeres demostrar que con trabajo es posible alcanzar este nivel de excelencia, habría ayudado a ello. Eso sí, de momento los medios se están volcando, y vemos y leemos mucha información sobre el campeonato. Y se agradece ver un partido de baloncesto femenino con previa y entrevistas posteriores.

Al final del campeonato será momento de que la federación de baloncesto haga balance y ofrezca datos de seguimiento del torneo tanto en los pabellones como por televisión, pero tal y como está la cosa, habrá que confiar en la selección para que vuelva a repetir otro éxito tal y como vienen haciendo en este siglo (en el pódium de todos las competiciones jugadas desde 2013) para que se siga hablando de baloncesto femenino.

Si bien las jugadoras españolas ya demostraron su categoría desde tiempo atrás, y si algo bueno tiene la celebración de este mundial es el recuerdo de las predecesoras de las actuales jugadoras, como hizo recientemente “El País” con las ganadoras del primer europeo en 1993, y en cuyo artículo se explicaba como era el baloncesto en otro tiempo con frases que hablan de situaciones que afortunadamente están mejorando: “A mi hija le parece una locura pero, hace 25 años, a muchas familias no les gustaba que nos dedicáramos al deporte y tuve compañeras que incluso lo dejaron porque no les gustaba a sus novios. Muchas comenzamos en el baloncesto porque el fútbol lo teníamos prohibido” .

Hoy en día al estupendo juego de las españolas se sumaron éxitos en forma de medalla tanto en europeos, como mundiales y juegos olímpicos. Y eso sí, poder jugar ahora en casa es un premio que reconoce el buen trabajo de todos estos años, y que también se reflejan con algunas promociones como el bonito vídeo que protagonizan jugadores de la selección masculina para apoyarlas:


Siguiendo con el tema deportivo, me cuesta entender que Leonor Rodríguez no haya formado parte de las doce integrantes de la selección (más teniendo en cuenta que Silvia Domínguez lleva sin jugar semanas por lesión muscular y difícilmente podrá rendir a su mejor nivel), dado que el tiro de tres puntos no es una de las virtudes del equipo, y la canaria era probablemente la mejor tiradora de triples. Ojalá que los porcentajes en el tiro exterior sean buenos y las defensas zonales no se atraganten.

En cualquier caso hay que reconocer que Lucas Mondelo y su equipo técnico gozan de un prestigio bien ganado no sólo por las medallas ganadas sino también por su buen hacer en la dirección del equipo, que hace que los aficionados debamos tener confianza en sus decisiones, y a buen seguro que se sacará algún as de la manga si vienen mal dadas.

Por último, para destacar la humildad y el carácter de las jugadoras (cualidades de las que puede aprender la afición), basta con rescatar las palabras de Alba Torrens, probablemente la mejor jugadora (MVP del último Eurobasket), cuando dice en un artículo que "la canasta más importante de mi carrera no la metí yo", dando valor así al trabajo de conjunto, y reconociendo también que más allá de los resultados lo importante es el camino y la forma de trabajar durante todo este tiempo.

A buen seguro que ese buen trabajo volverá a cosechar un éxito más en este torneo independientemente del puesto final, y es que estas jugadoras alcanzaron tal posición que están ya por encima incluso de los resultados.

Leer más

domingo, 16 de septiembre de 2018

La remuneración del entrenador de formación

Por Jorge

De cuando en cuando, salta el debate acerca de lo que se paga a los entrenadores de baloncesto (y de otros deportes) de colegios y clubes de formación, y las condiciones generales de su trabajo. Y este verano volvió a pasar en las redes sociales.

Rescato opiniones leídas y aporto algunas mías ahora que estamos empezando la temporada, momento en el que quizá los entrenadores deberíamos tomar algunas medidas…


¿50 euros? No sé donde ocurrirá así, pero parece obvio que algo más merecemos… aunque si lo comparo con un caso que conocí en un colegio madrileño, tal vez eso sea hasta mucho. Y es que en una ocasión una entrenadora me ofreció su puesto (se iba de Erasmus) y me comentó que la pagaban 60 euros… ¡por cada tres meses! No hace falta que diga que aparte de que estaba muy a gusto en el equipo que entrenaba, me pagaban mejor, y me quedé en mi club.

Eso sí, no se pierdan alguna respuesta al tuit anterior.

“Y con todo el orgullo del mundo. Para mí, formar parte de un club en el cual todos los chavales pueden hacer este deporte (ya que pagan 80€ por toda la temporada) gracias a que los entrenadores no cobramos es motivo de orgullo y no de queja”.

Desde luego es admirable y reconocible ceder el sueldo altruistamente para que los jóvenes puedan hacer deporte, ahora bien, eso no quiere decir que los entrenadores estén mal pagados.

“El verdadero problema no es quien lo ofrece, sino quien lo acepta. Ese es el que realmente nos perjudica.”

Tal vez no le falte razón a quien hace este comentario, pero también es cierto que a quien le apasiona entrenar, y no necesita ese dinero por tener otra fuente de ingresos, al final acepta porque quiere entrenar independientemente del tema económico.

“Un profesor de pintura te pide 100 euros al mes, una Nanny 8 euros la hora en casa, todo tiene un valor económico. Enseñar gratis enseñas a tus hijos o a tus sobrinos, el resto ha de ser remunerado, y en condiciones”.

Muy de acuerdo. O trabajas en una ONG y no te importa ceder tu sueldo por una buena causa, o tienes otro trabajo remunerado que te permite renunciar a cualquier compensación económica por entrenar, o que cada trabajo sea remunerado como se merece. Si en el deporte de formación existe una recompensa económica para todos los que participan de él (federaciones, árbitros...), el entrenador no es menos. También la merece.

En el siguiente hilo, más allá de la problemática con algunos padres, todos conocemos casos, algunos sangrantes por cierto, la verdad es que no le falta razón a este entrenador cuando en ese cálculo que hace de cobro por horas trabajadas, que en realidad todos dedicamos más tiempo del que pasamos en cancha. Vamos, que mientras que otros trabajan en su puesto y se acabó, los entrenadores trabajamos más fuera que dentro de la cancha, preparando entrenamientos, formándonos, realizando tareas de club, etc. ¿Cómo se regulan esas horas?

Lean la siguiente reflexión, porque me parece que aquí está la cuestión con mayúsculas:


El baloncesto (deporte) de formación tiene que tener una regulación acorde con su importancia, que es mucha, y a la valoración económica se le debe dar un valor educativo que para muchos parece que no es importante, por desgracia.

Ángel González Jareño, entrenador profesional con una dilatada carrera en los banquillos, en su reciente libro “Baloncesto para educar” sueña con un baloncesto tomado como una potente herramienta educativa para la formación integral de los jóvenes, y en ese sueño “el entrenador es muy valorado por todos, tanto profesional como económicamente”.

Más adelante, Jareño menciona las posibilidades educativas de un entrenador de formación por cuanto los jóvenes pasan con él tanto o más tiempo que con sus profesores de matemáticas o lengua, y no se comprende que siendo así, colegios y clubes resten importancia a la figura del entrenador.

En el siguiente tuit se vuelve a mencionar la necesidad de esa regulación:


Si bien para mi gusto se equivoca en la necesidad de facilitar la adquisición de las titulaciones de nivel 1 y 2. Mejor dicho, tal vez se deban mejorar las condiciones para adquirir esos títulos de entrenador, pero no por ello dejar de ser exigentes desde el punto de vista académico para conseguirlos. La responsabilidad que tenemos los entrenadores en formación es grande, y nuestra formación tiene que ir a la par.

Creo que es práctica habitual “abrir la mano” para aprobar a los entrenadores cuando se hacen estos cursos, lo viví en primera persona cuando siendo uno de los pocos (fuimos creo que 3 ó 4) los que aprobamos en primera convocatoria todas las asignaturas de un curso (cuando se aumentó tasas y en teoría exigencia académica), y luego al final los suspensos (una treintena o más) apenas necesitaron hacer algún trabajo o poco más para que aprobasen sin problemas. Y lo peor es que desde el punto de vista de la promoción, todos éramos igual de aptos independientemente de haber aprobado a la primera o después.

En cualquier caso y resumiendo, mi opinión es similar a las expuestas aquí, el entrenador de base desarrolla un trabajo que tiene que ser remunerado acorde a su responsabilidad y formación, reconocerse su trabajo en pista y fuera de ella, y que dicha compensación económica se adapte a los tiempos que vivimos, ya que no puede ser que se siga cobrando lo mismo que en el siglo pasado. Esta profesión, porque nuestra dedicación es profesional, requiere una regulación específica que demuestre una valoración económica acorde a su importancia educativa en la formación de los jóvenes más allá del ámbito deportivo.

Para terminar, una propuesta: ¿por qué no hacer una huelga? ¿Qué pasaría si todos los entrenadores de equipo de clubes y colegios nos pusiésemos en huelga ahora que comienza la temporada? Tal vez habría que hacer un poco de “ruido” para conseguir que la administración y el ámbito privado valoren nuestro trabajo, y dejar de quejarnos pero al final mirar para otro lado.

Leer más