lunes, 23 de junio de 2008

MVP de las finales

Por Jorge

El baloncesto es un deporte que se puede desglosar en todo tipo de estadísticas. Los números no reflejan una visión global y real del juego (os recomiendo que nunca valoréis una actuación por la lectura de un boxscore) pero si puede ayudar a comprender y sobre todo a reflexionar sobre algún detalle.

(fuente: celtics.com)

¿Qué criterio se da para entregar el premio MVP? Aquí parece que los números son muy importantes porque es la medida más objetiva para valorar el impacto de un jugador durante una larga serie de partidos. Parece lógico que ese premio recaiga en un jugador del equipo campeón, independientemente de que en el equipo perdedor exista un jugador que hace unas actuaciones sobrenaturales. A día de hoy, sólo el primer premio MVP de las finales de la NBA fue para un jugador del equipo perdedor: Jerry West de los Lakers en 1969.

El premio ha recaído en Paul Pierce y en principio solo tenían posibilidades Kevin Garnett y Ray Allen. Por cierto, el premio lo otorga la votación entre la prensa especializada estadounidense.

Promedios de Kevin Garnett: 18 puntos (43% de acierto en tiros de campo: parece que Gasol si defiende aunque le cueste recibir halagos por ello), 13 rebotes (mejor reboteador de las finales), 3 asistencias, 2 robos y 3 pérdidas en 38 minutos de juego.

Promedios de Paul Pierce: 22 puntos (43% de acierto en tiros de campo y 39% en tiros de tres), 5 rebotes, 6 asistencias, 1 robo y 4 pérdidas de balón en 39 minutos de juego.

Promedios de Ray Allen: 20 puntos (51% en tiros de campo y 52% en tiros de tres), 5 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 2 pérdidas de balón en 41 minutos de juego.

Analizando más allá de los números, Pierce tuvo un excelente momento (lesión y vuelta al campo para clavar un par de triples decisivos) en el primer partido. Además tuvo un quinto partido en el que fue el soporte básico de los Celtics con 38 puntos aunque su equipo perdió. Pero en su contra, fue muy irregular, pues en el tercer partido se quedo en 6 puntos con 2 de 14 en tiro, y en el sexto y definitivo dio 10 asistencias pero tuvo un porcentaje paupérrimo de 4 de 13. En ocasiones el premio se otorga a un jugador que sin hacer nada del otro mundo, en el partido decisivo tiene una actuación memorable, no fue el caso. No parece muy acertado que el premio sea para un tío que mete sólo un 43% de sus tiros.

Garnett ha sido más completo en su aportación estadística. Además ha sido más regular durante toda la serie, dejando para el partido final su mejor actuación: 26 puntos con buenos porcentajes, y 14 rebotes. Sin embargo el porcentaje global de tiro tampoco le beneficia: 43% siendo el que más ha tirado en su equipo: 18 tiros por partido. Es decir, muchos fallos.

Por último, Ray Allen que venía de hacer unos playoffs discretos y que sólo se fue espabilando durante las finales de conferencia ante los Pistons ha sido el más regular durante los seis partidos. Promediar un 53% en triples y encima anotarlos en momentos muy importantes no tiene precio y además dejo su mejor actuación también para el último partido: 26 puntos con 7 triples (que igualan el record en un partido de las finales). Números a los que se suma una buena defensa sobre Bryant en muchos momentos de la eliminatoria (Kobe se ha quedado en un 40% en tiros de campo).

Conclusión: con los números en la mano la situación está muy repartida. ¿Por qué no un MVP compartido por los tres? Jamás se compartió un MVP de las finales, hubiese sido el colofón perfecto para una gran temporada de los Boston Celtics.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!