jueves, 15 de enero de 2009

Spurs 112 - Lakers 111, y la defensa

Por Jorge

La encuesta que veis a la derecha está a punto de dictar sentencia y parece claro que la racha negativa de Boston le aleja del record de 72 victorias en posesión de los Bulls de la temporada 1995-96. Los optimistas que votaron que serían los Lakers quienes superarían esa marca lo tienen un poco más crudo desde esta noche y no ya por la derrota frente a los Spurs, sino por el juego en si.

Mason recibe, hace un escorzo buscando la falta que consigue pero además anota. Jugada de 2+1 y victoria para los Spurs. (foto: nba.com)

He visto esta madrugada el partido y tirando del deporte nacional, cuasi universal de cualquier mortal, que es el quejarse por todo o criticarlo todo desde la barrera, voy a aprovechar para dar un poquito de cera a los Lakers, también a los Spurs, a la NBA y a todo bicho viviente.

Cualquiera que se haya levantado esta mañana y se haya conectado a nba.com para ver los resultados, el boxscore, el resumen de highlights, etc. pensará que Spurs y Lakers han jugado un partidazo. Emoción hasta el final y unos porcentajes de aupa.

Desde el punto de vista del aficionado medio que ve el partido sin ninguna pretensión, que no tiene a ninguno de sus equipos delante, que lo ve relajado y con ánimo simple y llanamente de divertirse, ha sido un gran partido. Pero sin desmerecer a la calidad de los contendientes, esos porcentajes no dejan en muy buen lugar a sus defensas, y siendo aspirantes al título… no sabía si estaba viendo un Spurs-Lakers o un Knicks-Warriors.

Pero vayamos por partes. Inicio de partido, Gasol enchufando todo lo que le cae mientras Thomas y Duncan, buen defensor según los analistas el primero, y miembro del mejor equipo defensivo del año pasado (8 veces en su carrera) el segundo no lo ven ni de lejos.

Gasol juega los primeros 12 minutos del partido y anota 14 puntos con un único fallo. Curiosamente un tío que está enchufado en ataque a más no poder no pisa la cancha de nuevo hasta pasada la mitad del segundo cuarto. ¿Otra caraja del tío Phil?

Pero sigamos con la defensa, ahora palito para el gran Kobe. Otro miembro del mejor equipo defensivo del año pasado, y seis veces a lo largo de su carrera. Cuando un analista de la NBA habla de defensa se le cae la baba ante Kobe. Todos tenemos en la retina excelentes hazañas defensivas y estupendos robos de balón, y desde luego cuando quiere es un pesado a más no poder. Pero claro cuando quiere, porque cuando no, su par se harta. Ayer Roger Mason tiro algunos tiros en su cara o mejor dicho bien lejos de su cara porque el amigo Kobe no le seguía ni de lejos.

Recientemente en un artículo de “Los Angeles Times” se alardeaba del uso del video para el scouting angelino, siendo el propio Bryant el que siempre pedía videos de los rivales que iba a marcar cada noche. Debe ser que no le pasaron el video de un tipo que anota el 47% de sus triples. Si encima tira como si estuviera en el salón de su casa…

Por supuesto que los seguidores de Kobe pueden alegar que suele hacer un montón de ayudas defensivas, cosa muy loable sin duda, pero si tu hombre es un tío que mete, que haga las ayudas rita la cantaora. Claro que con tanto ayudante de Phil, y con tanto buen jugador, debe ser que nadie hizo esa lectura antes del partido. Y lo peor es que no se aprende de los errores. Todavía tengo en la retina en doloroso recuerdo de un Rajon Rondo anotando desde todas las posiciones en el Staples durante las pasadas finales porque Kobe se dedico a hacer ayudas a diestro y siniestro. Uno puede tener esa consigna desde el vestuario, pero si te están machacando, cambia por lo que más quieras, que la salud de los seguidores está en juego.

Sigamos con el juego. Los Lakers tienen a Vujacic lesionado, con lo que aparte de Fisher solo tienen como subidores de bola fiables a tan mencionado Kobe, a Lamar Odom, solvente donde los haya pese a su tamaño, y el chino Sun Yue del que tampoco se espera gran cosa por el momento y veremos en el futuro. Pues si Fisher no esta en el campo y veo a Trevor Ariza subiendo la bola con más peligro que un elefante en una cacharrería mientras coincide en pista con Odom. Si esto esta hablado antes y previsto por tío Phil, a mi me va a dar un soponcio. Por Dios que prefiero que suba la bola Pau antes que un Ariza que corre arriba y abajo como pollo sin cabeza.

Kobe anota fácil mientras Ginobili se aparta y defiende al estilo pasen y vean. (foto: nba.com)

Más sobre defensa. Últimas jugadas del partido. Los Spurs juegan con Duncan si o si. Pues defensa por detrás, ni Cristo ayudando, sobre todo cuando es Parker es que está por ese lado pues no es buen tirador de larga distancia aunque lleve un 40% esta temporada. Y no digamos ya ayudas viniendo desde el lado contrario. Bueno, eso debe ser un trabajo de chinos para jugadores y cuerpo técnico de un equipo NBA. Resultado Duncan mete las canastas importantes que meten a su equipo en el partido cuando parecía que los Lakers tenían el partido controlado.

A ese respecto de la defensa sobre Duncan, y aquí va palito para toda la NBA, alguien me tendría que explicar, porque allí nunca se defiende en tres cuartos o por delante. ¿Alguien cree que si gente como Duncan, Gasol, Shaquille, Howard, Yao, etc. reciben, la defensa tiene alguna oportunidad? Si claro, rezar. Si estos tipos reciben en el poste bajo ya puede tener detrás la muralla china que si no hay canasta, falta o las dos cosas es porque ellos fallan sin más, no porque les haga fallar. ¿No será más efectivo intentar evitar que les llegue la pelota?

Y abreviando que me extiendo demasiado. Ultimas jugadas de los Lakers, Kobe le mete un triple en la cara de Mason, que incomprensiblemente le deja muchísima distancia. Puede prometer y prometo que diría un famoso político patrio, que según le estaba dejando y pese a estar a más de siete metros y medio, yo estaba en casa diciendo: ¡tira!, ¡tira!, y claro, tiro y metió.

Pero ahora viene lo peor, última jugada (me ahorrare comentar la bochornosa última defensa de Lakers y el churro morrocotudo que podéis ver en el resumen del partido en nba.com), Kobe con 10 segundo para cruzar campo, y pese a que 18.797 espectadores en el AT&T Center, todos los equipos, y todos los televidentes desde sus casas sabían que se la iba a jugar… parece ser que sólo él era el único que no lo sabia. Resultado: después de haber tenido un aclarado para volver a haberle hecho un traje a Mason o forzarle la falta, agota la posesión para dejar que le hagan un dos contra uno de Manu, y le pasa la patata caliente a un Ariza que se vuelve loco y hace pasos.

Para el recuerdo al final la salida de Kobe hacia el vestuario por mitad del campo con un gesto de rabia y el típico “fuck”. ¿Con quién se había enfadado? ¿Con Ariza? ¿Consigo mismo?

Por el bien de los Lakers esperemos que el enfado fuera consigo mismo por no haber hecho una buena lectura del juego, porque de los contrario ya aviso que la próxima vez que se dé una situación similar se la jugará aunque tenga a cinco tíos encima. Los seguidores angelinos estamos hartos de oír y decir que Kobe tiene que jugar en equipo para hacer que los Lakers sean campeones. ¿Alguien lo duda? Pero cuando llega el momento en el que tienes que cumplir la parte del trabajo que te corresponde y no lo haces… En fin, hasta los más grandes se equivocan. Veremos como sigue la historia.

Para terminar recordar que todos esos analistas y aficionados que dicen que sólo se juega realmente al baloncesto en la NBA durante los playoffs, aquí tienen un ejemplo, porque no me imagino estas defensas en mayo o junio. Si es así, ya aviso a los seguidores de San Antonio o Los Angeles que sus equipos no llegarán muy lejos.Por cierto, si alguien tiene respuesta para algunas de las preguntas planteadas, que me saque de dudas.

P.S.: De sonrojo la defensa del bloqueo y continuación una y otra vez en el último cuarto de San Antonio. Josh Powell parecía Michael Jordan. Pero nuevamente tío Phil, después de que éste metiera un par de tiros muy importantes, le cambia por un Gasol abandonado en el banquillo, quizás porque en la NBA los status hay que respetarlos y Pau es un titular que tiene que jugar los minutos decisivos aunque este frío como la nieve. Parece extraño que Jackson cometa estos errores cuando no es un entrenador que comulgue especialmente con algunas rutinas más habituales de la liga. Será el tiempo y la edad que a todos nos cambia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!