domingo, 11 de enero de 2009

A la atención de los que fomentan el baloncesto

Por Jorge

El baloncesto federado aparte de los objetivos deportivos que tienen los equipos de categorías inferiores de la elite tiene que tener por finalidad la formación personal de los chavales. ¿Alguien lo duda? Espero que no, aunque sobre ello se podría debatir largo y tendido. Y dentro de esa formación, el objetivo de todo entrenador debe ser fomentar la práctica deportiva. Que los chavales hagan deporte, en este caso baloncesto.

Jugar en la calle, aunque en peligro de extinción, está bien, pero una competición bien organizada…

Pues empezamos año y no estaría mal que las instituciones y los responsables de ellas aprendieran de los errores. Me explicaré. Todo el que lea esto y viva en España (joder permitirme que farde, pero es que tengo algún lector allende los mares), sabrá que nos ha azotado un ligero temporal que ha traído nieve a mansalva en algunas zonas poco habituadas. Si a esto unimos que los españoles destacamos por la poca previsión y porque nos ahogamos en un vaso de agua…
La federación madrileña de baloncesto ha tenido a bien que se jueguen partidos en zonas de la comunidad de Madrid a las que era muy complicado acceder. Y claro, caos que te crió para todos aquellos involucrados menos para sus “ir-responsables” que habrán pasado un cálido fin de semana en sus casitas o en sus segundas residencias en el caribe.

Un amigo que es entrenador aparte de mi “jefe” en el club, espero que no se moleste por que lo cuente (ni porque lo consideré como tal) ha vivido una aventura para poder jugar un simple partido de baloncesto. No seré detallista y siempre puede ser el mismo el que utilice esta bitácora para deleitar a la parroquia con pelos y señales acerca de una odisea propia de una producción de Hollywood.

Resumiendo muy mucho, partido en Colmenar Viejo en la mañana del pasado sábado, marchando desde Getafe, con la carretera imposible por el hielo, teniendo que viajar en Renfe, quedando a cinco minutos del pabellón. y sin que el equipo local –que llamado el día anterior había dicho que aquello estaba en condiciones– se atreviese a bajar en coche para acercar a los chavales y poder disputar el partido. Al final se resolvió y tarde se pudo jugar el partido. Para la vuelta más de lo mismo. Total ocho horas de dimes y diretes para jugar un partido de primera fase de categoría infantil. Eso si, la gente de la federación calentita en sus casas.

¿Tanto habría costado suspender todos aquellos partidos a disputar en zonas serranas, y no serranas pues a fin de cuentas a caído una buena nevada en toda la comunidad? Para que, total, ellos calentitos. Pero jugadores, árbitros, anotadores, entrenadores, padres, etc. a pasar las de Caín para un puñetero partido. Gracias federación.

¿No será que lo más redondo que ha visto el personal de la federación es una tableta de chocolate? ¿Será que no llegan al poco sentido común que es necesario para evitar estas aventuras que encima podrían haber acabado mal si los padres deciden coger el coche?

¿Es este el modo de fomentar la práctica deportiva? ¿Qué cuerpo se le queda a un padre que tiene que llevar a su hijo a jugar en una situación así? ¿Con que ganas afronta la situación el chaval? Y se jugó, pero si no hubiese sido así, pues ale, otro viajecito para otro día.

Este un ejemplo que se une al poco juicio que demuestra una federación que permite jugar a equipos que no tienen campo cubierto con el único propósito de hacer caja, aunque no faltarán voces que se justifiquen por el bien de que todo el mundo pueda jugar al baloncesto. Probablemente porque lo consideren un derecho aunque se tenga que ejercen éste en unas condiciones penosas a riesgos de que alguien se parta una pierna por un resbalón en una pista de baldosas. Pues lo importante que lo es sobre todo en invierno-otoño (lluvias, heladas, nevadas, frío intempestivo, etc.) no es solo que el campo esté cubierto, sino que tenga unos requisitos de seguridad mínimos: pista de suelo regular, con espacio que evite golpes contra zonas ajenas al campo, con protecciones en los soportes de las canastas, etc.

Omitiré el nombre del equipo-colegio-iglesia de las baldosas, y seguramente los habrá peores, pero si pagan…a mirar para otro lado, y si alguien se desgracia, pues nada, a apechugar. Mientras tanto a rezar porque eso no ocurra. Y estamos en el siglo XXI. ¿Es ese el modo de fomentar el deporte? Y no me malinterpretéis, en la calle se puede jugar perfectamente al baloncesto, pero siempre con unos mínimos de seguridad.

Curiosamente las peores instalaciones corresponden a clubs con una tradición histórica, que tiempo han tenido de construir un gimnasio mínimamente acondicionado no ya para el bien de los rivales sino para el de sus propios chavales. En una sociedad cada vez más acomodada se extrañarán luego de la falta de chavales para jugar al baloncesto. ¿Alguien se imagina la alegría con la que un chaval puede ir a entrenar en pleno mes de diciembre a las 18 de la tarde con una rasca que ni te cuento y encima para que luego juegue el bueno del equipo? Pero tranquilos, estamos fomentando la práctica deportiva. Eso sí, lo único que se consigue con esto es que cuando ese chico o chica crezcan, aborrezcan el deporte y no pasen del sillón-ball. Por cierto, mi más sincera enhorabuena y el mayor de mis apoyos para esos jóvenes que pese a esas condiciones no pierden la ilusión por nuestro deporte. Sois todo un ejemplo.

También habrá quien piense que soy un poco comodón para esto de hacer deporte, cuando lo cierto es que soy de los pocos que hoy día juegan al baloncesto al aire libre durante todo el año (aparte de correr todo el año también), es decir, incluido otoño e invierno. Y es que uno ya tiene una edad y se ha curtido jugando y haciendo deporte bajo condiciones mínimas. Cosa que por cierto no enseñan los papás y mamás (lo mismo me cae algún palo por este lado) a sus hijos, pues es un milagro ver a los chavales jugar en la calle y si no vaya un ejemplo: día de reyes, llamo a un amigo (este da igual si se molesta porque es tan perro que no creo que lea estas líneas; si lo haces, ya sabes puedes “defenderte” con tu propio comentario), una buena mañana, nada de frío exagerado ni lluvia ni na de na, total quedamos para tirar unos tiros y darle a la sin hueso. Salgo tarde con la mosca detrás de la oreja porque al final estarán ocupadas todas las canastas y no nos apetece pachanguear. Sorpresa (o no tanto por desgracia). Sólo estamos nosotros. ¿Dónde están esos papás y mamás haciendo deporte con sus hijos en un día festivo? ¿Qué esfuerzo, que amor por el deporte van a tener si están todo el día encerrados en casita? ¿A quién le sorprenden los índices de obesidad infantil? ¿Quiénes nos quejamos de que nos cierren el polideportivo los días festivos (esta es otra de la que ya hablaré otro día)?

En fin, empiezo el año poco optimista (menos mal que queda mucho para mejorar),y eso que me he reservado algunos detallitos de “mis chavales” que primero comentaré cara a cara con ellos pero que se pueden resumir en falta de responsabilidad, y hablo de chavales de 17 años caminito de los 18. Vamos, todos unos tiarrones que deben de tener por canción favorita aquella de “me importo yo, y yo, y nada más que yo….”, ya se sabe, la vida del entrenador de formación, y del amante del baloncesto que no es fácil.

4 comentarios:

raul dijo...

Hola JOrge. pos bueno voy a contar la odisea del viaje vivido y la experiencia del sabado 10 de enero del 2009.
El viernes 9 de enero por la mñn llamo a federacion para ver si con el temporal que habia se iban ajugar los partidos o si se aplazaban, y me respondieron que no estaba el "jefe" y que ellos no podian aplazar por aplazar, que fueramos como podamos y si nollegamos media vuelta y que hicieramos un escrito a la federacion diciendo queno habiamos llegado.
pos por la tarde entrenamos y decidimos uqedar alas 8 de la mñn del sabado porque el partido era a las 10 de la mñn en colmenar.
cuando salgo de casa sobre las 7:40 de la mñn del sabado 10 en mi coche marcaba -7ºc y llego sobre las 8 al cole que es donde qdamos, y vimos por internet que la carretera 607 ( que esla que va a colmenar) estaba cortada por nieve segun ponia en la pagina de la dgt, y al salir todos del cole destino colmenar en coche (aunque pusiera eso en la pagina de internet) ,nos damos cuenta que no podemios mover el coche porque el suelo estaba helado debido a que habia una gran niebla y caia hielo. nos metemos en el cole y llamamos a renfe habercuanto tardan los trenes en salir a colmenar. el camino era sobre 1hora y 30 minutos en tren con 2 paradas que tuvimos por medio pa quitar hielo de las vias o nieve.
mientras tanto intente llamar al otro entrenador diciendoles la situacion y el telefono apagado. llame a la federacion a todos los telefonos que tenia para ver si podian contactar con ellos y na de na no contestaba nadie, tuvimos que llamar al 11888 para que nos dieran el telefono del pabellon donde jugabamos, una vez conseguimos dar con ellos nos dicen "puff pos de la estacion del tren alpabellon hay unos 5 km y nuestros padres no pueden subir a por vosotros hasta el tren porque no se puede circular" asi que llamamos a radiotaxi a ver si habia y nos dicen que en colmenar no hay red de taxis que tenian que venir de madrid y no se atrevian.
asi que al bajar del tren nos dispusimos air corriendo los chavales yyo para llegar a tiempo al pabelllon, pero era imposible por el hielo y nieve.y a mitad camino un alma caritativa con un coche nos llevo poco a poco haciendo viajes hasta el pabellon (desde aqui muchs gracias a ese hombre), y llegamos alas 10:20.
al acabar el partido pos devuelta andando los 5 km a la estacion y 1 hora y media de tren hasta getafe y llegar sobre las 15:00 de loa tarde.
corroborar lo que dices sobre la federacion, ellos trankilos en su camita.

jefe no¡ amigos y compañeros de trabajo y batallas con los chavales.

un abrazo a todos.

Jorge dijo...

Gracias jefe (aunque no te guste) por detallar lo ocurrido, y corroborar con pelos y señales que algunos entrenadores no están lo suficientemente reconocidos, que algunos chavales tienen más ganas de jugar que otros (pese a las adversidades), y que sin embargo otros tuercebotas no se enteran ni del NO-DO.

Y todo para un partido de infantiles. Ver para creer.

CHEMA dijo...

Hola titan!
Ya tengo la solucion a vuestros problemas. Desde ahora todos los partidos los jugais aqui en Lanzarote y se acabo el dilema.
Un abrazo!

Jorge dijo...

Grande Chema. Desde luego que por allí la nieve ni en pintura... ni falta que os hace.

Ahora estoy muerto de la envidia, aunque un poco menos sabiendo que tu disfrutas de ese benévolo clima.

Un abrazo desde tu querido Móstoles.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!