viernes, 1 de mayo de 2009

Final Four 2009: Éxito o Fracaso

Por Jorge

La Final Four de la Euroliga se presenta apasionante. Aquí no valen medias tintas, hay que ganar o te vas para casa. Tercer y cuarto puesto al margen que por mucha explicación parece un castigo más a sumar para unos contendientes frustrados por su derrota previa.


Para los implicados o se gana o el fracaso será morrocotudo. Cuestión de presupuestos. Está en juego el desenlace de muchos meses de competición y la justificación a presupuestos que entre los cuatro finalistas estará cerca del 50% del resto de competidores… o más. Mucha presión.

Como aficionado espero que se juegue el mejor baloncesto posible en cuanto a acierto defensivo y sobre todo ofensivo. La calidad táctica creo que no dejará dudas acerca de cual es el mejor baloncesto estratégico del mundo. Sólo falta unir a todo ello la espectacularidad propia del otro lado del charco para completar la guinda del pastel.

No será fácil ese acierto y mucho menos el espectáculo cuando el miedo a perder a veces atenaza a los jugadores y entrenadores. En los últimos años la tónica habitual ha seguido por esos derroteros de buen juego y acierto, pero todos los aficionados veteranos recordamos sesiones de basket-control infumable que aburría a diestro y siniestro. ¿Qué ocurrirá esta vez?

El resultado de la encuesta de esta bitácora da como favorito al Barcelona. Plantilla tiene, entrenador (pese a que algunos le han tratado de buscar las cosquillas) también, y encima llega al momento importante de la temporada haciendo su mejor baloncesto y con unas rotaciones que implican casi a todos los jugadores. Sólo se les puede pedir una cosa más: el título, claro.

Juan Carlos Navarro dejo la NBA cansado de perder y de ser ninguneado pese a hacer una más que aceptable primera temporada. Para todos aquellos que dudaron de su decisión, tal vez encuentren respuesta en el resultado de esta final. Aunque tanto si gana como si pierde el Barça su elección habrá sido correcta y bien que lo saben él y su equipo.

El CSKA de Moscú viene amparado por una dirección técnica impecable, para mi gusto algo rácano en su juego, y con la vitola que da ser el poseedor del título. La plantilla quizás no tenga la calidad de años anteriores, pero un equipo que tiene en sus filas a jugadores como Holden o Siskauskas aspira a todo.

Mención especial merece Erazem Lorbek. Ejemplo paradigmático de la necesidad de adaptación para realizar su mejor juego. En Unicaja no tuvieron paciencia hace tres años y ahora es un pilar básico en un aspirante al título. Particularmente me encanta su versatilidad. En Málaga sólo le querían para tirar como supuesto sustituto de Garbajosa, y aquí tira pero también juega interior con una técnica envidiable.

Igual que los cuartos entre Barcelona y Tau fue una final anticipada, la primera semifinal también se puede considerar como tal. Probablemente estemos ante un enfrentamiento entre el juego exterior de los rusos y el interior de los catalanes.

En la otra semifinal, Olympiacos también con un juego irregular parece que ha dejado lo mejor para el final acabando con un Real Madrid de manera más solvente de los esperado y casi sorpresivamente. Contar con Papaloukas es una gran ventaja y un valor seguro. Dependerá por dentro de la condición física de Nikola Vujcic y por fuera del acierto en el tiro de los americanos (Greer, Pargo).

El Panathinaikos cuenta con el entrenador más laureado de la competición: Zeljko Obradovic. Pero también con los jugadores más polivalentes. La diferencia entre interiores y exteriores no está tan claramente definida como en los otros aspirantes. Diamantidis, Batiste, Tsartsaris o Fotsis son jugadores que pueden alternar diferentes posiciones volviendo locos a sus defensores.

Establecer un resultado para el partido de los griegos se hace difícil incluso porque se desconoce cual será la composición final de las plantillas. Es lo que tiene contar con más de 12 y tener que hacer convocatorias como en el fútbol. El ambiente en la grada para ver este clásico será todo un espectáculo. Esperemos que la seguridad vigile que se guarden las formas, algo que no será fácil sobre todo después del resultado final.

Para aquellos que no disfrutan de la Euroliga a lo largo de la temporada, por saturación baloncestística o por el ninguneo o locura horaria que en ocasiones provoca televisión española, les animo a ver el baloncesto táctico por excelencia y la mayor versatilidad que puede haber sobre una pista: Diamantidis, Siskauskas, Planinic, Papaloukas, Ilyasova, Fotsis… ¿de qué jugarán esta vez?

Mi pronóstico es que el ganador de la competición pasará por la primera semifinal entre Barça y CSKA Moscú con permiso de Obradovic. Del lado griego me sorprendería una victoria del Olympiacos, no digamos si además de meterse en la final, la gana. Para poner un monumento a Giannakis, si no lo tiene ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!