domingo, 28 de agosto de 2011

Sensaciones de la preparación española para el Eurobasket 2011

Por Jorge

Los partidos preparatorios de la Selección Española para el próximo Eurobasket de Lituania terminaron con balance positivo de resultados pero quizás no tanto en cuanto a sensaciones.

Partido preparación Eurobasket 2011

Pau durante un salto entre dos de un partido preparatorio de la selección. (foto: feb.es)

Todos los veranos se plantean siempre las mismas preguntas acerca de la utilidad de estos partidos así como del debate acerca de las posteriores buenas o malas sensaciones que provocan en la afición de cara al compromiso oficial.

¿Para qué sirven los partidos amistosos de la selección antes de una competición oficial?

Esta claro que estos partidos son para hacer caja. El éxito de la selección durante la última década conlleva que todo el mundo quiera verles jugar, y de eso se aprovecha la federación que realiza estas giras, cual estrellas de rock, por toda la geografía española para deleite de los aficionados.

Hecha la caja, ¿sirven en la preparación? A priori sí, pero a veces a uno le entran las dudas. Teóricamente estos partidos permiten practicar los sistemas y situaciones del juego que luego se aplicaran durante el campeonato oficial, así se ha visto muchos momentos en los que el juego se ralentizaba para marcar jugadas e insistir en su ejecución. También estos partidos ayudan a la compenetración de los jugadores.

Dicho lo anterior, no parece necesaria tanta adaptación entre jugadores que se conocen de sobra por haber compartido equipo durante muchos años, y tan sólo Ibaka necesitaba esos ajustes que le permitiesen conocer mejor el juego de sus compañeros.

Acerca de la práctica de los sistemas, pues sí, uno ve como se practican determinadas situaciones, pero lo cierto es que llegada la competición oficial, muchas veces no se ven esos movimientos porque se han utilizado para “engañar” al scouting de los rivales, con lo que al final parece que los partidos sirven simple y llanamente para que la gente se vaya poniendo a tono física y mentalmente.

Un ejemplo que demuestra que muchas veces lo que se ve en estos partidos poco o nada tiene que ver con lo que luego pasa en los partidos oficiales lo tenemos en el caso de Víctor Claver. Recuerdo el Eurobasket de Polonia en 2009 cuando durante la preparación fue uno de los jugadores que más jugó, y luego en los partidos oficiales apenas rasco bola. ¿Le pasará igual este año? Me temo que sí.

¿Qué sensación queda después de los partidos preparatorios de cara al Eurobasket?

A mi particularmente no me ha gustado su juego. Muy irregular. Buenos parciales a favor en ataque seguidos de desacierto notable, y parciales también en contra debido a la desidia y a errores defensivos que en algunos momentos llamaban la atención.

Entre los errores defensivos, destacar los problemas para hacer ayudas desde el lado débil, dificultades cerrando el rebote defensivo (sobre todo el largo), y dejar tirar a tiradores exteriores con demasiada facilidad (suerte que en general los rivales han estado muy erráticos en este apartado del juego).

En ataque, malos porcentajes en el tiro exterior en la mayoría de los partidos, con una cantidad de tiros lamentables para jugadores de este nivel (pedradas, sin tocar aro…). Notable el desacierto de un Rudy llamado a desatascar las zonas rivales. Sólo Navarro esta a su nivel habitual, y San Emeterio sin ser regular tampoco ha estado mal. Poco bagaje parece para cuando los equipos rivales cierren su defensa sobre los “gasoles”.

Ibaka que venía como otro “todopoderoso” jugador NBA no ha rendido un pimiento en ataque. Sólo en el último partido ha sacado a relucir su tirito, pues luego no tiene ningún movimiento interior, y ha demostrado muy malas manos para coger los balones que le pasaban sus compañeros, además de que se le ve muchas veces perdido sin enterarse de que va la película. Eso sí, en defensa aporta una intimidación que sólo Pau Gasol nos daba hasta ahora.

Por cierto, un Pau que está sobrado. Cuando sale a la pista parece que está jugando contra niños. Juega andando y siempre hace estadística con una facilidad pasmosa.

Los únicos a los que se les ve que han jugado físicamente a buen nivel, y así han podido sumar, son Ricky, Sada, Llull, y San Emeterio. El primero ha estado a un nivel bajo ya que no sé porque le ha dado ahora por buscar la asistencia maravillosa en cada uno de sus pases (¿se estará preparando para la NBA?). Eso le han hecho perder más balones de los que debería, pero al menos su intensidad defensiva siempre es alta. Los otros a base de energía defensiva y de correr han aportado en todos los partidos. ¿Correremos en el europeo? Espero que sí, porque como se nos atraganten las zonas…

Por último, Claver es la personalización de las malas sensaciones pues está hecho unos zorros. No mete una, y no hay más que verle la cara para darse cuenta que no está bien. Desubicado jugando de cuatro, lo mejor que se puede decir de él es que ha ayudado en el rebote y en defensa, porque en ataque casi es mejor que no le llegue el balón.

¿Se conseguirá algún metal? Y sobre todo, ¿habrá clasificación para los próximos Juegos Olímpicos (llegar a la final)?

Analizando el juego, viendo las caras de los jugadores, y sumándole cierta irregularidad generalizada (llamativo también el mal porcentaje en tiros libres), las sensaciones podrían augurar un Eurobasket difícil para el combinado nacional.

Sin embargo al optimismo invita que el campeonato como se suele decir es otra historia, o espero que así sea, y entonces sí, seguro que los jugadores se ponen las pilas y dan su 100% sobre todo en detalles defensivos.

La verdad es que viendo algunos partidos así como los resultados de otros equipos durante la preparación, y tal y como dice
Daimiel, parecen que todos llegan en las mismas circunstancias sin que ninguno haya destacado sobre manera respecto del resto, con lo que tampoco hay que tener especiales temores.

Comenzar la competición jugando contra equipos flojos como Polonia y Portugal ayudaran a entrar en ritmo para compromisos más disputados. Dando por supuesto que el equipo entrará en los cruces, lo contrario sería una sorpresa morrocotuda, ahí veremos como llegan los jugadores, pero parece que si Pau Gasol está a su nivel, y recibe algo de acompañamiento no se tendría que estar muy lejos de la final.

El detalle. Me llama la atención la relajación del banquillo durante los partidos de preparación. Scariolo no parece Scariolo. Acostumbrados a verle siempre de mala ostia echando broncas a diestro y siniestro se le ha visto demasiado tranquilo, lo cual no sé si es que no quiere apretar clavijas hasta bien entrado el Eurobasket, o realmente (me inclino por esta opción) es un pelele bajo los designios que decidan los jugadores consagrados de la selección de modo que el líder de este equipo no se encuentra precisamente en el banquillo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Jorge!
Muy de acuerdo contigo...sensaciones no excesivamente buenas a pesar de los buenos resultados dado el equipazo que tiene la selección. Muyyy irregulares, tiro exterior desastroso y el juego se aprecia como carente de sistema o estrategia...me sigue sin gustar nada el trabajo de Escariolo la verdad; Pepu, vuelve!!
Un saludo,
Alfonso

Jorge dijo...

Confiemos en que los resultados se sigan manteniendo y las sensaciones cambien a mejor durante el Eurobasket.

Deja a Pepu que está muy bien en el Estu :)

Cuídate Alfonso.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!