viernes, 22 de agosto de 2008

Sufrimiento español, paseo yankee = Final USA-España

Por Jorge

Primera semifinal: España 91 - Lituania 86

El sufrimiento mereció la pena. España jugará la final olímpica de baloncesto frente a Estados Unidos.


Vitales los 18 puntos de Rudy. (foto: feb.es)

Partido muy igualado en el que España ha jugado con más miedo que vergüenza en ataque y que se ha salvado con oficio defensivo y un poco de desparpajo ofensivo de Rudy en el último cuarto.
Con apenas tres minutos de juego del segundo cuarto España ha cogido ocho puntos de renta fruto de una antideportiva de Kleiza y un dos más uno de Marc. Todo hacía presagiar que ese estirón permitiría un colchón cómodo en el marcador, pero nada más lejos de la realidad. Tiempo muerto lituano y después sus triples igualan un partido que seguirá así hasta mediado el último cuarto.

Una reflexión: ¿Por qué no corre España? Me temo que la condición física de los nuestros no es la mejor (a lo que se ha añadido la ausencia de Calderón por lesión), y el desgaste defensivo hace el resto.

Así las ideas en ataque se nublan, y si no se corre, la única opción de puntos fáciles pasa por Pau Gasol en el poste. Lituania lo sabía y al igual que con Yao Ming en cuartos, han sometido a Pau a un desgaste a base de empujones y faltas que no le han permitido coger ritmo.

Por su parte los lituanos han fiado su ataque a su acierto en el tiro de tres que les ha durado hasta el tercer cuarto. En el último España ha mantenido su intensidad defensiva, Rudy en un par de acciones rápidas y atrevidas ha desequilibrado, y con una pequeña brecha en el marcador, los tiros libres por las faltas lituanas para parar el tiempo han hecho el resto.

¿Nos quedará gasolina para jugar con los NBA? Me temo que poca.

Segunda Semifinal: Argentina 81 - USA 101

Partido finiquitado en el primer cuarto con tres faltas de Ginobili con menos de seis minutos de juego y su posterior lesión que le hizo abandonar el partido. 11-30 de parcial.


Medio paseo USA frente a la garra de Scola, Nocioni y poco más. (foto:acb.com)

Arreón argentino en el segundo cuarto con una notable aportación de Nocioni (jugando lesionado), Scola y el banquillo encabezado por Juanpi Gutiérrez y Quinteros, para un 40-49 al descanso.

Espejismo argentino que en la segunda parte ha tenido fases de alternancia de canastas con los norteamericanos pero siempre por detrás en el marcador. Sólo Scola plantaba cara en ataque con alguna colaboración intermitente de Delfino, pero incapaces ante la exhuberancia física de Lebron, Howard y cía.

Un detalle: de traca lo de Mister K (entrenador USA) que en el tercer cuarto saca a jugar de pivots a Anthony y Prince. Todavía se oyen las risas de Scola, que por supuesto les ha hecho un traje (bueno, y al resto también).

La previa de la final

Todo el mundo vaticinaba esta final, y ha llegado. España está donde quería. Ahora tendrá su segunda oportunidad para resarcirse de la humillación sufrida frente a Estados Unidos en su partido de grupo.

Dicen que la historia es cíclica, y nuevamente como en Los Angeles 1984, España jugará un segundo partido contra Estados Unidos en la final olímpica con la medalla de plata asegurada.

Deseamos que esa historia sólo se repita hasta ahí, y que el resultado pueda ser otro distinto, aunque por lo visto se antoja difícil, pero no imposible. Ya lo dijo Pau Gasol antes de jugar la semifinal, ahora hay que pensar en Lituania, pero no hay nada imposible.

La alegría española tiene que seguir en la final. (foto:acb.com)

Ganar a los estadounidenses es muy difícil, pero ¿alguien duda de que España pueda jugar mejor de lo que lo hizo en su primer enfrentamiento?

Desde luego que por lo visto hasta aquí, muy fallones tendrían que estar los yankees, y muy acertados los nuestros. Lo primero puede darse, sobre todo en el tiro exterior (hoy contra Agentina x-x en triples). Lo segundo se antoja más complicado. Cambiar la dinámica de ataque de un partido para otro es muy difícil, no digamos si esa dinámica se ha mantenido durante todo un campeonato.

La defensa española es la mejor del campeonato, y eso unido a rachas muy cortas de acierto en ataque, mayormente de Pau, Rudy y Felipe (con alguna aportación esporádica de otro) es nuestro bagaje. ¿Da esto para sorprender a USA?

Mi receta defensiva:

- Me la jugaría a alternar defensas zonales aunque metan algún tiro exterior.

- Garrotazos abajo para evitar canastas fáciles y que tengan que ir al tiro libre (me parece que son el peor porcentaje del torneo).

- Atención al balance defensivo para evitar sus puntos fáciles.

Mi receta ofensiva:

- Juego alegre. No tenemos nada que perder. A ellos también les cuesta bajar. Correr para evitar que formen su defensa y nos asfixien sin poder mover la bola.

- No dudar en los tiros abiertos claros que se den. Se haya fallado lo que se haya fallado.

- Jugar balones interiores con Pau, y por Dios que no duerma la bola. Aclarado, recibir y a jugar.

Eso sí, el primer trabajo del cuerpo técnico del equipo español para la final pasa por mentalizar a los jugadores que el trabajo no se ha completado, y exigirles un último esfuerzo. Nunca hay que salir derrotados de antemano ni pensar que no se puede ganar a nadie, se tenga enfrente a quien se tenga.

Llegados a este punto conformarse con la plata sería un error. Si al final Estados Unidos te gana jugando mejor: chapeau y a disfrutar de la plata. Hasta entonces, a jugar.

3 comentarios:

Óscar dijo...

Totalmente de acuerdo con tus recetas para la final. Sobre tu reflexión de por qué España no corre, yo creo que el esfuerzo defensivo que exige Aíto es tan grande que no quedan energías. Sinceramente, yo en algunos partidos de la primera fase no he entendido algunas presiones toda la pista tras tiro libre convertido yendo catorce arriba.
Aparte de que tampoco estamos reboteando bien (en sentido de juego, no estadístico) para darle el balón rápido al base y ponernos a correr. También nos perjudica que los dos jugadores más rápidos de la selección, que son Calderón y Navarro, están físicamente bajos, sin ritmo de competición. Aquí me temo que los desaires Pepu-Sáez han pasado factura y estos dos, que llevan sin jugar desde abril, no han hecho la preparación física adecuada para llegar a tope a los Juegos, aunque ya no tiene remedio.

En cualquier caso, a disfrutar de la final. A mí me viene el horario de puta madre: sábado noche a las 12:20, a verlo de copas con los amigos. Pero a vosotros os jode la pachanguita del domingo, a ver cómo lo solucionáis :D

Un abrazo

Fran dijo...

Si, vista la diferencia de ritmo, veo muy jodido lo de ganar a los yankis. Aunque hoy Argentina ha sido capaz de buenos parciales (2º cuarto) y de secarles en ataque aplicando la zona, a pesar de que han cometido muchos errores cerrando el rebote.
De acuerdo con la receta: juego interior, donde son vulnerables -hoy Scola parecía un globetrotter-, intensidad defensiva y ataque alegre (aunque no sé como combinar esto con no perder balones teniendo en cuenta su rapidez de manos). Hoy Argentina ha podido mantener el tipo e igualar los parciales en las fases en que ha defendido mejor y no ha perdido balones en ataque.
De todas formas, esta selección USA no es inferior a la de Barcelona, o no tan inferior como se quiere ver. A pesar de que los rivales han mejorado desde entonces, cuando se ponen al 100% son una apisonadora.
Soy pesimista, aunque los nuestros, uno por uno del quinteto más fuerte (Gasol, Reyes, Rudy, Jiménez, Calderón y alguno más -a Garbajosa le he visto hoy más entonado-), tampoco están tan lejos como para no poderles dar un buen susto.

Veremos,

Jorge dijo...

Para Óscar: tienes razón en el tema físico de los jugadores, pero no sólo Calde y Navarro. Creo que salvo Jiménez, Rudy y Felipe, el resto no esta para muchos trotes.
A la pachanga le daran por el saco. Ya habra otras, esperemos que con una medallita de oro, que soñar no cuesta nada.

Para Fran: lo de Scola no tiene nombre. Más que un globettroter, eso parecía mira quien baila o mejor dicho, mira como les baila.

No seas pesimista. Es muy difícil, pero como han dicho los españoles después de la semifinal, si tienen un 5% de posibilidades, las apuraran. Lo normal es que gane USA, pero si España se ha metido en la final jugando muy por debajo de su nivel (sólo se ha jugado bien contra Grecia, un cuarto y prórroga con China, y contra Croacia y Lituania; eso si, sin llegar nunca a más de 5 minutos buenos en ataque en ningún partido), ¿por qué no les pueden ganar a los NBA?

Que nos despierten del sueño los yankees, de momento a disfrutar, que antes de empezar también somor oro.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!