jueves, 29 de abril de 2010

Frases de Baloncesto (5): Carlos Jiménez

Por Jorge

El entusiasta aficionado al baloncesto sólo tiene ojos para el espectáculo de las jugadas bonitas: el
alley-oop, el tapón estratosférico, el tiro imposible desde el medio campo… pero en este juego convergen multitud de detalles que son necesarios cumplir para conseguir la victoria.

Carlos Jiménez en defensa
Carlos Jiménez ejemplifica al jugador que se compromete y sacrifica por el equipo anteponiendo la eficacia a la espectacularidad. Jiménez hará cualquier cosa que sea necesaria para que su equipo tenga opciones de ganar.

“No es lo mismo cometer un fallo dándolo todo que fallar
por no haber trabajado bien previamente. La clave está en dar siempre el
máximo y de esta forma poder tener la conciencia tranquila”.

“(…) te motivas con pequeñas cosas que te sirven de
recompensa. Una buena defensa, una buena ayuda, un buen rebote… la sensación del trabajo bien hecho es la mejor motivación”.


Capacidad de sacrificio, motivación, compromiso, trabajo en equipo, esfuerzo, humildad… virtudes que adornar el juego de ex–capitán de la selección española:



Su palmarés corrobora estas palabras pronunciadas tras su retirada del equipo nacional:

"Estoy muy satisfecho, me han ido muy bien las cosas y he formado parte de un grupo fantástico y el trabajo de muchos años se ve recompensado cuando echas la mirada atrás y vas viendo que el esfuerzo del día a día tiene su recompensa".

Una imagen que siempre me llama la atención, es su respeto y deportividad en cada lance del juego. No le recuerdo protestando a los árbitros, y siempre levanta el brazo reconociendo las faltas. Ese era un detalle que el reglamento exigía allá por los 80, y no pocas veces se veía a los árbitros reclamar a los jugadores que levantaran el brazo para reconocer una falta bajo la amenaza de una falta técnica. Ahora se ve poco, y Carlos Jiménez es un ejemplo para los jóvenes jugadores, porque cuando un árbitro pita, ya no hay marcha atrás, y es mejor ayudar al arbitraje, y seguir concentrado en el juego:



El actual jugador de Unicaja Málaga, además de saber aceptar las decisiones de los árbitros, como buen competidor, sabe reconocer los méritos de sus rivales como demostró después de jugar la final olímpica en Pekín 2008:

"Hemos competido, hemos luchado durante todo el partido, ha sido complicado porque la dinámica del arbitraje ha sido muy contraria. Aún así le hemos mantenido siempre la cara al partido, pero Estados Unidos también ha hecho un gran partido. En general hemos visto un partido de los más bonitos que se pueden recordar en la historia de este deporte".

Los jugadores en edad de formación bien harían en ver partidos en los que juegue Jiménez para aprender como se puede ayudar aportando en esos pequeños detalles que son vitales para un equipo, y como se puede hacer desde el respeto y la deportividad frente a rivales y árbitros.

Una frase que suele ir asociada al juego de Carlos Jiménez es aquella que dice que es el jugador que todo entrenador desearía tener en su equipo. ¿Qué mejor elogio puede desear un jugador?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!