martes, 5 de octubre de 2010

Frases de Baloncesto (7): Kareem Abdul-Jabbar

Por Jorge

Todo el mundo asocia el deporte con su componente físico. El esfuerzo, la musculatura, la capacidad de salto, la velocidad, la fuerza física… pero pocos reconocen que el componente mental es tan importante si no más, e incluso me atrevería a decir que es la diferencia que separa a los mejores deportistas de los extraordinarios.

Skyhook de Kareem
¿Cuántos deportistas entrenan para mejorar su fortaleza mental tal y como lo hacen con sus cuerpos? Afortunadamente con el tiempo son cada vez más, pero todavía queda mucho por recorrer a tenor del comportamiento de muchos de ellos.

Kareem Abdul-Jabbar ya desde sus inicios deportivos destacó por su capacidad de concentración para abstraerse de todo lo que rodea el deporte profesional para poder rendir a pleno rendimiento en cada partido. Y demostró, y demuestra que un atleta profesional no está reñido con la cultura y el conocimiento.

Bendecido con una capacidad atlética envidiable en sus años mozos, pudo extender su dominio durante tanto tiempo (20 años en la élite) gracias a que supo suplir las carencias físicas que el paso del tiempo provocan en cualquier deportista con una fortaleza mental que le permitió rendir por encima de jugadores más físicos y jóvenes que él.


“Puedo hacer algo más aparte de meter el balón en el aro. El mayor recurso que poseo es mi mente.”

Kareem Abdul-Jabbar


Creo que no hace falta que cite aquí los logros deportivos tanto individuales como colectivos de este excepcional jugador de baloncesto, pero si mencionaré tres actividades que seguro que le sirvieron (y que todavía cultivará) fortaleciendo su mente para ayudarle a llegar a ser tan excelso deportista: la meditación, saber escuchar y aprender de los demás (el tuvo la suerte de tener excelentes entrenadores y compañeros a lo largo de su carrera), y la lectura.

Actualmente el deporte español y sus aficionados gozamos de la habilidad deportiva, pero también mental de uno de los mejores deportistas españoles de la historia: Rafa Nadal.

Rafa Nadal concentrado
Este tenista destaca por sus notables capacidades tenísticas y físicas, pero en muchos casos gana sus partidos gracias a que en los momentos de adversidad está mentalmente muy por encima de sus rivales.

En ocasiones viendo su mirada parece imposible que pueda perder tal fortaleza mental durante ni siquiera un segundo, llevándole a uno a pensar que si cayese una bomba en mitad de su partido ni se enteraría dado su nivel de concentración. Sus rituales le ayudan a la hora de ganar en atención y concentración, y cuando otros desfallecen, el mantiene su nivel mental para jugar todos sus puntos al cien por cien.

Kareem y Nadal: dos buenos ejemplos del deporte del pasado y del presente para que los jóvenes tomen nota de la importancia de la fortaleza mental tanto para sus actividades deportivas como en cualquier otro orden de la vida.

2 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Que cierto es lo de la fortaleza mental... que se lo cuenten a Jordan.

Kareem ha sido grande en todos los aspectos, como jugador, como intelectual, como activista, como gran entendido y aficionado al Jazz... tal vez su personalidad es la que más admiro de toda la historia de la NBA... incluso me cae bien su carácter introvertido (a algunos no), ya que yo también he sido siempre un poco así.

Un mito entre los mitos.

Saludos.

Jorge dijo...

Tienes razón Mo respecto de su caracter introvertido sobre todo en su etapa como jugador. Eso podía llevar al error de pensar que era arrogante o soberbio creyéndose por encima de los demás al estar un poco en "su mundo".

Ahora ha cambiado llegando a utilizar internet (su blog y su twitter), y sus libros para dar a conocer sus inquietudes.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!