viernes, 23 de septiembre de 2011

Entrenadores: diferenciar entre aciertos y errores de decisión y de resultado

Por Jorge

Todavía me sorprendo cuando veo jugadores que llevan años jugando y todavía tienen dudas o ni siquiera saben distinguir cual es la diferencia entre aciertos y errores, en la toma de decisiones y en el resultado final.

Buenas decisiones en baloncesto
Los entrenadores tenemos que enseñar a los chavales desde muy temprana edad a saber diferenciar lo que es una equivocación a la hora de tomar una decisión, y el acierto que se pueda tener en el resultado de esa decisión. Y viceversa claro, cuando se toma una buena decisión pero el resultado no es el deseado.

Ejemplos sencillos que pueden aclarar esta cuestión:

Situación del juego en la que se circula bien el balón, y al final un jugador decide hacer un tiro desde una buena posición, sin forzar el lanzamiento, con buena mecánica, habiendo rebote, etc. Esto sería lo que comúnmente se llama en baloncesto una buena selección de tiro.

¿Qué puede suceder cuando se hace un tiro en esas circunstancias? Se puede anotar o se puede fallar.

Cuando se anota, estamos ante una acción perfecta. Buena decisión, buena ejecución, y acierto. Cuando se falla, se cumple las dos primeras cosas, buena decisión y ejecución, pero se yerra en la tercera.

Veamos el caso opuesto. Jugador que juega uno contra cinco, haciendo un tiro forzado con dos defensores encima y sin ningún tipo de criterio colectivo del juego. Al final se consigue anotar, y la reacción generalizada es de halago y alegría por parte de público y compañeros porque ha sido un canastón.

El entrenador debe hacer entender en el último ejemplo a ese jugador y al resto del equipo que esa ha sido una decisión equivocada y que no ha estado bien jugado.

Para que un equipo funcione todos tienen que tener claro que está bien jugado y que no lo está, es decir, cuales son las buenas decisiones que convienen al equipo y cuales no. Cuando los jugadores son jóvenes, muchas veces no saben distinguir una cosa de la otra, y hay que reforzar las decisiones acertadas aunque el resultado no sea el adecuado porque a la larga, si los jugadores toman buenas decisiones el resultado llegará.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso esta bien para jugadores en formacion como tu dices pero para perros viejos y chupones como yo. Y lo malo no es eso, sino que les ocurra cuando tu no estes y no puedas explicarles el error (y lo peor de todo que la metan) que le cojen gustillo... jeje

Jorge dijo...

Así es anónimo, aunque a veces la edad de algunos da para que se den cuenta sin necesidad de que se les explique el porqué de todo.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!