domingo, 11 de diciembre de 2011

120 años de Baloncesto

Por Jorge

James Naismith fue el inventor del baloncesto. Este mes de diciembre se cumplen ciento veinte años de su creación, así que es un buen momento para repasar brevemente como fue la historia del alumbramiento de nuestro deporte, algo que curiosamente muy pocos aficionados conocen.

James Naismith
Naismith, profesor canadiense de educación física, recibió el encargo del director de la
YMCA (Young Men's Christian Asociation – Asociación Cristiana de Jóvenes) Training School de Springfield (Massachussets, Estados Unidos) para que crease un juego que pudiera entretener y formar a sus jóvenes estudiantes durante el invierno.

Analizando los deportes existentes en su época, Naismith intentó crear un juego que fuera una actividad completa que aplicara destreza y habilidad además de esfuerzo físico. Por supuesto también tuvo en cuenta que el nuevo deporte debía practicarse en recintos cerrados para hacer frente a los duros inviernos de Springfield.

Según algunos, el profesor se basó para la creación del baloncesto en un juego infantil practicado durante su infancia en su Canadá natal, el "duck on a rock" (pato en la roca), que consistía en intentar alcanzar un objeto colocado sobre una roca lanzándole una piedra.

En cualquier caso, el resultado de su estudio lo reflejó en las siguientes trece reglas originales del baloncesto:

13 reglas originales Baloncesto
1. El balón puede ser lanzado en cualquier dirección con una o ambas manos.
2. El balón puede ser golpeado en cualquier dirección con una o ambas manos, pero nunca con el puño.
3. Un jugador no puede correr con el balón, pero puede dar dos pasos como máximo. El jugador debe lanzarlo desde el lugar donde lo toma.
4. El balón debe ser sujetado con o entre las manos. Los brazos o el cuerpo no pueden usarse para sujetarlo.
5. No se permite cargar con el hombro, agarrar, empujar, golpear o zancadillear a un oponente. La primera infracción a esta norma por cualquier persona contara como una falta, la segunda lo descalificará hasta que se consiga una canasta, o, si hay una evidente intención de causar una lesión, durante el resto del partido. No se permitirá la sustitución del infractor.
6. Se considerará falta golpear el balón con el puño, las violaciones de las reglas 3 y 4, y lo descrito en la regla 5.
7. Si un equipo hace tres faltas consecutivas (sin que el oponente haya hecho ninguna en ese intervalo), se contará un punto para sus contrarios.
8. Los puntos se conseguirán cuando el balón es lanzado o golpeado desde la pista, cae dentro de la canasta y se queda allí. Si el balón se queda en el borde y un contrario mueve la cesta, contara como un punto.
9. Cuando el balón sale fuera de banda, será lanzado dentro del campo y jugado por la primera persona en tocarlo. En caso de duda, el árbitro lanzara el balón en línea recta hacia el campo. El que saca dispone de cinco segundos. Si tarda más, el balón pasa al oponente.
10. El árbitro auxiliar, "umpire", sancionará a los jugadores y anotará las faltas, avisará además al "referee"(árbitro principal, véase siguiente punto) cuando un equipo cometa tres faltas consecutivas. Tendrá poder para descalificar a los jugadores conforme a la regla 5.
11. El árbitro principal, "referee", juzgará el balón y decidirá cuándo está en juego, dentro del campo o fuera, a quién pertenece, y llevará el tiempo. Decidirá cuándo se consigue un punto, llevará el marcador y cualquier otra tarea propia de un árbitro.
12. El tiempo será de dos mitades de 15 minutos con un descanso de 5 minutos entre ambas.
13. El equipo que consiga más puntos será el ganador.

Escritas las reglas, el profesor pidió al encargado del gimnasio unas cajas de unos 50 centímetros de diámetro, pero sólo pudieron conseguir unas cestas de melocotones que se colocaron en las barandillas superiores que rodeaban la instalación, que estaban a 3,05 metros (altura a la que siguen estando los aros actuales). El balón que se utilizaría en los inicios sería uno de fútbol (europeo, no americano).

Creado el nuevo deporte, había que nombrarlo. Al principio se pensó en “Naismith-ball", pero el profesor se negó, y finalmente se llamó como lo conocemos hoy en día: BALONCESTO.

James Naismith, no sólo inventó nuestro juego, sino que además luego lo desarrolló como entrenador en la universidad de Kansas. Seguramente al principio no fue consciente de las cotas de popularidad y éxito que alcanzaría su “invento”, y sólo cuando asistió como invitado a los Juegos Olímpicos de Berlín (1936) pasando a ser deporte olímpico vería la repercusión que alcanzaría su creación que nació con el único objetivo de entretener y formar a los jóvenes de la YMCA.

Ha llovido mucho desde su nacimiento, y el juego se ha tenido que ir adaptando a las evoluciones (físicas, técnicas, etc.) que ha marcado el tiempo de tal manera que seguro que ahora poco se parece al deporte que practicaban esos jóvenes de Springfield, pero siempre tendrá la esencia que contenían las trece reglas originales redactadas en 1891.

Sirva este humilde artículo como homenaje y agradecimiento al inventor de nuestro deporte, como a todos aquellos pioneros que fueron practicando y desarrollando el juego en sus orígenes, y que con su esfuerzo y entusiasmo hicieron posible que llegara hasta nosotros hoy en día.

5 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Interesante y necesario este post. Jamás hay que olvidar los comienzos.

Saludos.

Jorge dijo...

Gracias Mo. Así me lo parecía. Pocas veces nos acordamos del origen de todo, y muchos hasta lo desconocen.

Saludos.

J.D Mora dijo...

Solo hay que dar las gracias a este señor por la creación de este maravilloso deporte. Gran post

Un saludo. Te espero en www.whereshowtimehappens.blogpost.com Entra, lee y comenta

Jorge dijo...

Dadas quedan, J.D Mora.

Saludos.

Anónimo dijo...

Que Bueno Q Hyan creado este deporte para divertirnos es muii divertido para todos las personas especialmente a las mujeres!

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!