domingo, 2 de junio de 2013

Baloncesto en Cine y TV (16): Rebound: The Legend of Earl “The Goat” Manigault

Por Jorge

La historia del baloncesto callejero está llena de jugadores legendarios que despertaron la admiración en sus barrios pero que por circunstancias de la vida no pudieron hacer carrera en el baloncesto profesional.


Earl Manigault, considerado por Abdul-Jabbar como el mejor jugador que había visto nunca, sólo destacó en el streetball porque las drogas cortaron de raíz su prometedora carrera.

- La Película: “Rebound: The Legend of Earl The Goat Manigault” (1996)

Basada en hechos reales, este telefilm narra los inicios del protagonista en el baloncesto callejero, sus escarceos con el mundo de la droga, el intento por superar esos problemas a través del baloncesto escolar, para volver a descender a los infiernos de los que con el tiempo pudo acabar saliendo para convertirse en un referente para la gente de su barrio ayudando a los jóvenes a superar los problemas con las drogas.


En el apartado de anécdotas destacan los cameos de las por entonces jóvenes estrellas emergentes en la NBA, Joe Smith y Kevin Garnett, interpretando a Connie Hawkins y Wilt Chamberlain respectivamente durante la recreación de un torneo de streetball.

La película destaca por una buena banda sonora que recoge canciones de la música negra de la época como este “A place in the sun” de Stevie Wonder:

i

- El Protagonista: Earl Manigault


La fama de Manigault (interpretado por Don Cheadle) creció en las canchas de Harlem, en especial en el famoso Rucker Park, donde Holcombe Rucker (caracterizado por Forest Whitaker) organizó el primer torneo de baloncesto en 1946.

Su popularidad y buen hacer en el instituto se vieron truncados por sus problemas con las drogas que le llevarían a terminar su etapa escolar fuera de Nueva York, para volver y acabar aceptando una oferta de una universidad menor como Johnson C. University aunque tenía ofertas de grandes programas baloncestísticos como Duke o North Carolina pese a sus malas calificaciones académicas. Apenas aguantaría unos meses en la universidad para regresar al baloncesto callejero de Harlem.

Luego de pasar varias veces por la cárcel, finalmente superó sus problemas con las drogas, dedicándose a organizar torneos de baloncesto para ayudar a los jóvenes que caían en el mundo de la delincuencia y las drogas.

Quienes le vieron jugar citan como sus dos movimientos más espectaculares, el doble mate (machacar el aro con una mano para volver a coger el balón con la otra y repetir mate), y la posibilidad de tocar la parte superior del tablero (medía 1.85 m) de tal manera que colocaban dinero arriba apostándose que no sería capaz de cogerlo de un salto, cosa que luego hacía para ganar las apuestas.

Manigault murió a los 53 años debido a un ataque al corazón fruto de su débil salud a causa de las drogas.

4 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Leyenda viva, excelente recomendación.

Jorge dijo...

Tampoco creas que la película es gran cosa costalgaraldals, pero conocer la historia de Manigault es interesante.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Sí, la mejor definición es que es una película interesante.

Por cierto, me parece que en la escena del torneo con Garnett y Smith también aparecía Pooh Richardson en el papel de Big O.

Saludos.

Jorge dijo...

Repasando la película no recuerdo a Pooh, pero viendo os títulos de crédito, tienes razón Mo, aparece Jerome Richardson pero sin el apodo (Pooh), aunque no en el papel de Oscar Robertson pues no se le menciona en el film y no le veo en los créditos.

Otros jugadores NBA a los que se caracteriza aparte de los mencionados son Alcindor (Jabbar), Earl Monroe, y Billy Cunningham.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!