domingo, 16 de febrero de 2014

Hemeroteca (11): All Star Weekend NBA 1988/1989

Por Jorge

La próxima madrugada se disputa el plato fuerte del “All Star Weekend” de la NBA: el partido de las estrellas. El primer partido “All Star” del que tengo memoria es el de 1987 por las imágenes que pude ver en su día en la sección de deportes de un informativo de televisión. Sin embargo el primer fin de semana de las estrellas que realmente disfrute, en la medida en la que por entonces se tenía acceso a información sobre este espectáculo, fue el que se celebró en Chicago en 1988.

Recuerdo el resumen del concurso de mates visto en la segunda cadena de TVE, la final del concurso de triples, y el partido, ojo, visto meses después (en una redifusión veraniega) pues ni recordé que lo dieran en directo ni desde luego que me hubieran dejado en casa quedarme a verlo de madrugada. Y por supuesto inolvidable es la información que de aquel show trajo la revista “Gigantes”, que siempre incluía espectaculares imágenes.



Aquel fin de semana supuso el asentamiento definitivo de Michael Jordan en la élite de la NBA pues a la victoria, no sin cierta polémica, en el concurso de mates añadió el premio de MVP tras vencer la conferencia este en el partido de las estrellas.

Siempre se habla de la mala relación que tuvieron Michael Jordan e Isiah Thomas desde el "boicot" del "All Star de 1985, pero a juzgar por esta imagen de 1988 no parece que se llevaran tan mal.

Muchos detalles deportivos rodean siempre este tipo de evento. Aquel año, debutaron en su única participación en este tipo de partidos jugadores que actualmente siguen desarrollando su carrera NBA en otras facetas: “Doc” Rivers, actual entrenador de los Clippers, y Danny Ainge, ahora responsable de fichajes en los Celtics. También destacar el récord como máximo anotador total en estos partidos que consiguió Kareem Abdul-Jabbar.

Jabbar estirando en el vesturario del Oeste durante la charla previa al partido.

Pero también se producen curiosidades extradeportivas alrededor de este acontecimiento como lo fue entonces, tal y como contó el enviado especial de televisión española a Chicago, Pedro Barthe, la boda de otro debutante como “All Star”, Mark Aguirre, nativo de Chicago, que aprovechó el día previo al partido para casarse en su ciudad natal.

La revista “Gigantes” añadió a su análisis de este evento la opinión de la que por entonces era una estrella en el baloncesto europeo, Bob McAdoo (ganaría aquel año la Copa de Europa con Milán) que curiosamente a la hora de mencionar sus méritos NBA, no hacía referencia a su premio de MVP de la NBA obtenido en 1975.



En 1989, con un despliegue televisivo más completo gracias al éxito del programa semanal “Cerca de las Estrellas”, el “All Star Weekend” se estableció definitivamente dentro de nuestra cultura deportiva.


Pagina interior de "Gigantes" con el resultado del "All Star Game" de 1989 donde se ve una fotografía del actual entrenador de los Warriors, Mark Jackson, en su única aparición en un partido de las estrellas, defendiendo a John Stockton.

El "All Star" de Houston contó con una participación estelar en la figura del tirador lituano (soviético por entonces) Rimas Kurtinaitis, que después de ser uno de los verdugos de la selección estadounidense en la semifinal olímpica (Seúl, 1988), fue invitado a participar en el concurso de triples. “Gigantes” le haría una breve entrevista acerca de tal experiencia:


Una curiosidad que descubrí de este tipo de partidos gracias a la “Gigantes” es que el jugador que es designado como MVP del partido, cede su camiseta para que forme parte del “Hall of Fame”.


La cantinela habitual entre algunos aficionados cuando llega este fin de semana es que no se molestarán en verlo porque “eso no es baloncesto”. Y siempre digo lo mismo, quien quiera ver baloncesto competitivo, salvo que los jugadores pongan de su parte que alguna vez lo hacen, tendrá que dejarlo para los partidos de la temporada regular y sobre todo de playoffs.

Espectacular “vuelo” de Michael Jordan en el partido de 1989.

El “All Star Weekend” es la fiesta del baloncesto NBA. La liga y alrededores (fecha clave para las marcas de zapatillas) aprovechan para vender el producto, y los jugadores para relajarse y salir de la rutina habitual de sus equipos (como comentaba ya McAdoo en 1988), con el único objetivo de pasárselo bien. Así que tomemos ejemplo y disfrutemos esta noche, y las que estén por llegar, de ese “otro baloncesto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!