jueves, 23 de octubre de 2014

Previa NBA 2014-15: Apuesta por la W

Por Jorge

Algo menos de una semana para que comience la competición oficial en la NBA y mientras los equipos están todavía afinando su puesta a punto en este final de pretemporada todo el mundo realiza sus vaticinios, fáciles a juzgar por el pensamiento mayoritario que apunta a Spurs y Cavs como futuros finalistas allá por el mes de junio.

Mis pronósticos se saldrán de la norma y veo a la doble W en la final, pero además a mis breves reflexiones añado un pequeño repaso a aquellos jugadores a seguir durante esta temporada dado que aquel es un baloncesto de jugadores. Acepto replicas para aquellos que no coincidan conmigo y libres son de hacer sus comentarios al final de esta publicación.

Equipos de Playoffs

En el este apuesto por Cavs, Nets, Bulls, Pacers, Heat, Wizards, Knicks y Hawks. Y en el oeste por Spurs, Clippers, Thunder, Warriors, Rockets, Grizzlies, Suns, y Lakers.

Los Cavs tenían equipo el curso pasado para entrar fácil en playoffs y se la pegaron. Sólo la presencia de LeBron James garantiza playoffs y mucho más, si le sumamos a Love más Irving, Varejao, etc., poco menos que no ganar el título de conferencia sería un fracaso…


Bulls, y Wizards están a piori un escalón por debajo. Mientras los primeros dependen del ajuste de piezas notables (incluido Rose en su vuelta), los segundos sólo hicieron pequeños retoques (Blair y Humphries ayudaran en la intendencia y Pierce pondrá calidad y experiencia en el perímetro) pero mantienen la base que les llevó a unos estupendos playoffs el curso pasado.


Los Nets tienen equipo de sobra para ser candidatos a dar un susto a los teóricos favoritos y más ahora con el refuerzo de un entrenador veterano como Hollins que llevo a unos Grizzlies aparentemente con menos posibilidades hasta la final del oeste en 2013.

Miami Heat pueden ser los tapados, relativamente, claro. La salida de LeBron que podría suponer un descalabro para cualquier equipo no lo es tanto en el este y la llegada de Deng, Napier y otros refuerzos menores junto a lo que ya tenían les da para entrar en playoffs cómodamente si no es que les permite liársela a más de un equipo, Cavs incluidos.

Todos los años se repiten los tópicos, que si Bosh es blando, que si Wade está acabado, que si Spoelstra es un paquete que se benefició del big three… Temporada para que todos ellos se reivindiquen ahora que no está James. Seguro que esa será su motivación. Detrás de los Wizards ésta sería mi equipo para ganar mucha pasta en las casas de apuestas.

Indiana Pacers notará el palo de Paul George, y la salida de Stephenson, y después de los dos últimos cursos en los que parecieron tener al alcance la final NBA ahora se ven en una fase de relativa reconstrucción de la que podrían salir si Larry Bird se saca algún conejo de la chistera. En todo caso como mínimo deben estar en la pelea por el playoff.

Si los Knicks consiguen meterse en los playoffs, y no digamos si avanza rondas, se hablará de Phil Jackson como el salvador que realmente no es si tenemos en cuenta que lo sorprendente es que con las plantillas que siempre se juntan allí no fueran capaces ni de meterse en la postemporada el curso pasado.

Derek Fisher aunque novato en los banquillos goza de cierto reconocimiento como líder, pero tendrá que ser la presencia de Jackson y su aura lo que sirva para aplacar los incendios que se puedan plantear durante la temporada si no llegan las victorias.

Atlanta Hawks tiene plantilla para meterse en playoffs, sobre todo si recupera la mejor versión de Al Horford. Junto a Indiana y a los Raptors entre ellos estará la pelea por los dos últimos puestos que dan acceso a la postemporada.

En el oeste pensar que los Spurs son favoritos para alcanzar grandes cotas e incluso ganar otra vez el campeonato no tiene mucho mérito después de la exhibición de la última final. ¿Por qué no podría repetir la historia pese a la tan manida cuestión de la veteranía de este grupo? Pues eso, a seguir disfrutando de su juego coral lleno de virtudes.

Que los Clippers llegaran lejos tampoco debería sorprender por lo bien que lo hicieron el curso pasado, sólo parados por los campeones, y es que a lo que ya tenían se añaden refuerzos (Spencer Hawes y Jordan Farmar) que deben sumar, y de la mano de un Rivers en el que se confía bastante todo es posible.

Por lo visto en pretemporada, los Warriors mantienen la química pese a las dudas del novato Kerr en el banquillo, y están ante una oportunidad clara de asaltar el trono del oeste si comienzan con el ritmo que se le supone a su dúo de estrellas Curry-Thompson que vienen rodados tras su estupendo mundial.

Oklahoma cae a categoría de candidato y no de máximo favorito en mi opinión por la baja de Kevin Durant pues aunque momentánea puede ser fundamental al inicio de la temporada teniendo en cuenta que luego tendrá que hacer la pretemporada durante la misma y el oeste es muy duro para dejarse por el camino casi un par de meses de competición.

Los Rockets que a priori deberían aprender del batacazo de la pasada temporada frente a unos increíbles Blazers está en las mismas, McHale arrastra las dudas de los especialistas y a eso se le suma el particular carácter de Howard. Pero en verdad tienen equipo para liarla parda en el oeste… si todo cuadrase.

Los Grizzlies pasaron las de Caín para meterse el curso pasado en playoffs de manera un tanto sorprendente aunque ya dude de sus posibilidades después de la salida de Hollins de su banquillo. Eso demostró la influencia que tuvo en los éxitos del equipo. Esta temporada deberían de haber aprendido la lección y su equilibrio dentro y fuera unido a la experiencia que van acumulando les tiene que dar para alcanzar la postemporada.

Colocar a los Suns en posición de playoffs no significa sino que agradezco la diversión de su juego ofensivo y alegre de pequeños que mereció alcanzar la segunda fase el curso pasado y que dependerá para repetir de la adaptación de otro enano loco del ataque como Isaiah Thomas. Si no lo consiguen me conformaré con seguir disfrutando de su juego.

Lo sé, esa última plaza que asigno a Lakers a día de hoy requiere poco menos que de un milagro, pero que le vamos a hacer, la locura y los colores me invaden y habrá que encomendarse al santo Kobe, más si cabe después de ver la pretemporada.


Total, que si tengo que poner mi pasta para decidir ahora quienes serán los finalistas de la temporada 2014-15 y sabiendo que me salgo de la corriente general, apostaría por los Wizards y los Warriors, con ánimo de divertirme… y de ganar mucha pasta… si de verdad me la jugase.

Jugadores a seguir

La veteranía es un grado y según pasa el tiempo mientras ellos exprimen su talento, nosotros debemos disfrutarlos todo lo que podamos para no lamentarlo después. En esa categoría a seguir entrarían legendarios como Kobe Bryant, al que se le ve físicamente mejor que en su reaparición del curso pasado, Tim Duncan, Kevin Garnett, e incluso Dirk Nowitzki y Manu Ginobili.

Que todos los ojos apunten a LeBron James en su vuelta a Cleveland no es ninguna novedad. Años llevamos pendiente de su juego y éste no será una excepción, aunque en este caso despierta interés ver como se repartirán el balón entre él y otras dos estrellas de calado en la liga como Kyrie Irving y Kevin Love acostumbrados a que muchos balones pasen por sus manos. Seguramente ese equilibrio será el mayor desafío para el entrenador novato David Blatt, que también se llevará buena parte de las miradas en su adaptación al baloncesto NBA (para sí quisiera cualquiera debutar con el colchón que supone la figura de James).


Carmelo Anthony es el otro peso pesado del este. No sé si el famoso triángulo ofensivo limitará su protagonismo anotador, pero sea como fuere, siempre será un placer ver sus exhibiciones de anotación desde todos los lados de la cancha, en especial su tiro de media distancia. ¿Alcanzará por fin el mérito de ser incluido en el mejor quinteto de la liga?

Derrick Rose va dando señales de volver a ser quien fue pero parece inseguro y desde luego irregular. Sus problemas en el tiro de media y larga distancia pueden ser una losa si no es capaz de alcanzar su plenitud física. Si bien en situación similar estuvo Wade desde varios años atrás, y no dejo de insistir que para mí quisiera tales problemas físicos porque o me equivoco o a mi no me parece tan acabado como todo el mundo le da. Tal vez deba ser espejo para Rose si no le queda a éste más remedio.

Ni que decir tiene que en Chicago el otro foco estará puesto en Pau Gasol y en ver como se adaptar a un baloncesto más defensivo que caracteriza al este ahora que parece que empieza su declive físico. No le auguro mucho éxito pero espero que con el talento que tiene a raudales me cierre la boca.

A Lance Stephenson parece que le falta un tornillo o como decía un comentarista, debe ser que a veces sopla demasiado viento por su azotea, y sólo por las locuras que pueda cometer y como lidie con él Michael Jordan, su jefe, merecerá la pena estar pendiente de sus andanzas.

Otro de esos jugadores en los que pocos reparan pero que me encanta ver jugar es Andre Miller. Otro veterano del que disfrutar mientras da descanso al jugón de John Wall que espero que siga protagonizando duelos estelares con otro base como Kyrie Irving si el protagonismo de LeBron no lo impide. Me encanta el buen tino que tienen estos dos, Wall e Irving en el tiro de media distancia (notable mejoría de Wall en ese apartado) porque son modelo de juego para muchos jovenzuelos, y ya está bien de que todo se ceda a las capacidades físicas por encima de las técnicas.

También habrá que estar pendiente en el este de la dupla que puedan formar Antetokounmpo y Jabari Parker, claro favorito éste último al premio de rookie del año por mayor madurez física y mental respecto a sus compañeros de promoción y porque gozará de un minutaje y protagonismo que quizá el resto no tenga. En cuanto al griego, tiene tales condiciones que igual que Parker deberá aprovechar toda la cancha que se le dé que pinta que será mucha.

Rondo también se llevará muchas miradas por su juego y sobre todo por ver que es de su futuro teniendo como tiene muchas papeletas para ser traspasado en su último año de contrato: equipo aspirante que dé un salto de calidad con él, o simple equipo en reconstrucción que ponga las miras en un jugador que pueda ser clave en su futuro.

Como decía el añorado Andrés Montes, no hemos venido a este mundo a sufrir… sino todo lo contrario, y aquellos que sólo puedan o quieran seguir un equipo para pasárselo pipa que se abonen a los Golden State Warriors. Stephen Curry y Klay Thompson, más el resto de acompañantes que no son mancos, deberían ser garantía de diversión. La Copa del Mundo no ha hecho sino asentar el status de estrella del primero y sobre todo la subida a los altares del segundo que deberá confirmar esta temporada. Ya apunto aquí que le veo en el próximo All Star Game con lo difícil que está ocupar una plaza entre los doce del oeste.


Decir que Kevin Durant debe ser centro de interés de cualquier aficionado no tiene mucho mérito. Actual MVP tendrá la dura misión una vez más de intentar llevar a su equipo a lo más alto, el anillo, con el agravante de empezar el curso lesionado y el lastre que eso puede suponer para el resto de la temporada. Sin embargo, mayor atención si cabe tendrá para mí ver como evoluciona Ibaka, siempre creciendo, y del que espero que una vez por todas que aporte más en la pintura… aunque supongo que pido un imposible si hacemos caso de su tendencia a salirse más a tirar de fuera como hizo con España en el último mundial.

Ricky Rubio se ha quedado como supuesto pilar de los Wolves tras la salida de Kevin Love, pero no parece que aquel sea un paraje de su agrado ni de posibles refuerzos para el futuro a juzgar por su rechazo a las últimas intenciones de extensión de contrato mostradas por Minnesota. Su juego siempre es seguido por sus espectaculares asistencias, pero eso no parece suficiente para alcanzar el máximo contrato que parece querer. Será cuestión de seguir si realmente suma y mucho en la anotación de su equipo. El tema del tiro, no por recurrente dejará de ser habitual para bien o para mal esta temporada.

Demarcus Cousins es otro del club del cable pelado, junto al mencionado Stephenson, pero tiene calidad para dar y tomar, y en los Kings puede ser de lo poco que merezca la pena ver. Otro que siempre coloco en mi lista de All Star pero que entre su carácter y la franquicia a la que pertenece hace que lo tenga chungo.

Habrá que seguir las evoluciones de Marc Gasol para ver si por fin da alcance al hermano mayor y se convierte ya en el mejor de los Gasol. Muchas papeletas para que sea así si no es que lo es ya.

Kawhi Leonard era el secreto mejor guardado de los Spurs hasta que recibió el premio al MVP de las pasadas finales. Ahora a la luz de los focos y pese a la atención que genera el big three de San Antonio (Duncan, Parker, Ginobili) habrá que ver si da un paso al frente y le dejan, que esa es otra con Popovich, para alcanzar el status de All Star. Dudo que lo consiga pero habrá que seguirlo por si acaso.

Máximo interés en seguir las evoluciones de Anthony Davis, que si bien no coloco a los Pelicans en playoffs, él sería capaz por si solo de hacer la machada si recibe algo de ayuda de sus compañeros. Y también que es del rookie Dante Exum que tiene maneras de jugón y que si Utah no carbura de inicio haría bien en darle la manija del equipo a Burke y él para crecer de cara al futuro.

Ya que menciono a un rookie, el resto de novatos que llamarán mi atención serán entre otros a Randle, al que por ahora le veo demasiado verde y alocado pero con energía como para poder ayudar en L.A. Mirotic del que estaremos atentos a ver si dilucida esas dudas que sobre él existen acerca de su velocidad y adaptación a aquel juego. También Bogdavonic está en una situación similar a la del exjugador del Madrid pero de quien al esperarse menos quizá salga beneficiado. Y finalmente habrá que seguir con atención a Nerlens Noel que también dispondrá de muchos minutos y protagonismo en Philly al igual que Parker en los Bucks y seguramente entre ellos esté la carrera por el rookie del año pues no parece que inmaduro Wiggins esté para entrar en esa pelea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!