domingo, 23 de octubre de 2016

Detalle de la pretemporada, apuntes y apuestas de la NBA 16-17

Por Jorge

La próxima semana comienza una nueva temporada NBA y es tiempo de analizar brevemente algunas particularidades que rodearán el próximo curso, comentando qué equipos estarán arriba, y quienes serán algunos de los jugadores a seguir durante esta nueva campaña.

Por supuesto además de la clásica porra de equipos que alcanzarán los playoffs, también repasaré a mis queridos (y muy seguidos aunque estén en horas bajas) Lakers. Con mucho de elucubración y vaticinio, el lector podrá reflejar sus propias apuestas en los comentarios.

- El detalle de la pretemporada

La NBA cuida muy mucho a su comunidad, y no me refiero a sus actividades caritativas que son muchas por supuesto y en lo que también es un ejemplo, sino en el recuerdo y valoración que hace de todos los jugadores y entrenadores que pasaron por su competición, más si cabe si se trata de leyendas del baloncesto. Así recuerda habitualmente efemérides e invita a exjugadores para todo tipo de actos promocionales, lo cual hace que el aficionado más veterano no les olvide, y los más jóvenes puedan conocer algo más de la historia de la liga.

Y lo anterior viene a cuento de un detalle que me llamó la atención durante la pretemporada, y es la cantidad de leyendas que fueron dando su propia visión del juego a los jóvenes jugadores de diferentes equipos. A continuación van algunos ejemplos.

John Stockton aleccionando a los bases (entre los que por cierto se cuenta Giannis Antetokounmpo) de los Milwaukee Bucks:


Kevin Garnett instruyendo a Blake Griffin a los pocos días de su retirada en un entrenamiento de los Clippers:


Y esto no es nuevo de nuestros días, pues aquí podemos ver a un joven Vlade Divac siendo enseñado por el máximo anotador de la historia de la NBA en su año rookie (1989):


Algo que volvió a hacer Jabbar esta pretemporada, aunque no se disponga como prueba más que el siguiente tuit de los Lakers en el que se ve que el joven Zubac tomo buena muestra de sus enseñanzas:


Curioso como algunos de estos legendarios jugadores instruyen no solo a jugadores de equipos en los que no jugaron, sino que incluso lo hacen con equipos rivales como pasa con Jerry West, que si bien sí jugó en los Lakers, actualmente ocupa un cargo en los Warriors, y sin embargo charló con los jugadores de su antiguo equipo, hoy adversario:


Difícil es extrapolar algunas ideas y formas de trabajar de la NBA al baloncesto europeo en general y al español (ACB principalmente) en particular, pero este aprendizaje y reconocimiento de la experiencia de leyendas de la competición tal vez sí sería una buena idea a aplicar algún día.

- Candidatos a MVP: Lillard y Harden

Lejos de los nombres que suenan para todos los aficionados: LeBron James, Russell Westbrook, Stephen Curry e incluso Kevin Durant que se querrá reivindicar como el nuevo “jefe” de los Warriors, seguramente sorprendan mis candidatos. Sin embargo acaparan galones y juego en sus equipos, y lucirán estadísticas generosas que siempre pueden llamar a las puertas de este premio.

Damian Lillard es un jugón de escándalo que a mi modo de ver está infravalorado, tal vez por jugar para un mercado pequeño como Portland, y porque su equipo parece lejos de pelear por algo más que clasificarse para los playoffs. Si no se despista con cuestiones ajenas al juego volverá a liderar a su equipo para ser otra vez “All Star”.


29 puntos, 6 rebotes y 7.5 asistencias fueron las estadísticas de James Harden el curso pasado. Y lo sorprendente es que no le sirvieran para ser MVP. Esta temporada jugará de base con Mike D´Antoni (ya ejercía como tal en muchas ocasiones el curso pasado), y un foco de atención estará en ver si es capaz de igualar la proeza que consiguió Nate Archibald en la temporada 1972-73 cuando jugando para los Kansas City-Omaha Kings consiguió ser el líder de la liga en anotación (34 puntos por partido) y asistencias (11.4). Sin duda un 30-10 está a su alcance por calidad ofensiva (facilidad para fabricarse sus tiros y sacar faltas) y porque jugando a colgar balones para sus interiores y sobre todo doblar para tiros abiertos conseguirá muchas asistencias gracias a la batería de tiradores de los Rockets. Y de conseguirlo, ¿quién podría negarle el premio al mejor jugador de la temporada aunque su equipo no pase de ser un equipo más de playoffs?


- Algunos jugadores a seguir

MVP aparte y más allá de las grandes estrellas y de que todos los equipos tienen varios jugadores interesantes, si tuviera que hacer una lista de otros jugadores a seguir estos serían mis once, entre los que destacan, como no podía ser de otra manera, los españoles.

Devin Booker (Suns)

Viniendo de una buena temporada rookie (en el quinteto ideal de novatos) la pretemporada demostró que tendrá galones en los Suns, y si bien no parece que éstos vayan a ninguna parte, él tiene pinta de que se va a salir, y si no fuera por la competencia entre los “pequeños” del oeste hasta quien sabe si no acabaría en el “all star”.


Serge Ibaka (Magic)

Orlando tiene mejores mimbres que Phoenix y en el este tendrá opciones de playoffs entre otras cosas si Ibaka da el salto de calidad que se presupone una vez liberado de los acaparadores de balón que aguantó en Oklahoma. Por lo visto en pretemporada se agradece que juegue algo más en el poste bajo, y si es regular en su juego también tendrá opciones de ser “all star”.


Giannis Antetokounmpo (Bucks)

Otro que sumar a la lista de futuribles “all star”. Lo tiene todo para hacer de esta su temporada de consagración: físico, la confianza del entrenador que le cederá el mando del equipo desde el base, y el aprendizaje acelerado de varias temporadas. ¿Cuál es su límite?


Andrew Wiggins (Wolves)

Que los focos estén ahora con Karl-Anthony Towns puede que le ayude a liberarse de cierta presión que tuvo que soportar por tener que liderar el proyecto de los Wolves. Notables cualidades atléticas y ofensivas (muy buena técnica individual) deben impulsarle para ser candidato a jugar el partido “All Star” si su equipo pelea el playoff y supera esa frialdad que a veces se ve en su juego.

Anthony Davis (Pelicans)

La pasada temporada fue “decepcionante” teniendo en cuenta que la anterior había sido muy buena y se esperaba su eclosión ¿definitiva? Sin duda las lesiones y un equipo a la deriva no ayudaron, por eso sano quien sabe si ahora es la explosión definitiva de un jugador que no olvidemos que puede seguir mejorando por mucho tiempo pues tan sólo tiene 23 años.


Jamal Murray (Nuggets)

Los rookies son una incógnita siempre y más ahora que dan el salto tan pronto con sólo una temporada universitaria a sus espaldas, así que veremos quien nos sorprende, pero de momento apunten este nombre del que seguro que no oyeron mucho pese a ser número 7 del último draft para Denver Nuggets.

Siguiendo a Juancho Hernangómez vi a Murray en liga de verano y pretemporada, y se le ve valiente, con hechuras (tira de fuera, se atreve a ir al aro…) y apariencia de mayor veteranía pese a sus 19 años. Me gusta, ahora bien, otra cosa será la temporada y los minutos de que goce en Denver con bastantes chupones en el perímetro.

Los Hernangómez (Knicks/Nuggets), Álex Abrines (Thunder), Nikola Mirotic (Bulls) y Sergio Rodríguez (Sixers)

La colonia española en la NBA crece, y veteranos aparte e Ibaka que ya le mencioné, habrá que seguir de cerca a todos estos por diferentes motivos.

“Willy” Hernangómez no parece que vaya a tener mucha competencia más allá de Noah que se presupone básico para los Knicks y de quien puede aprender, esperemos que no su locura, en su primer año. Ir de la mano de su amigo más “veterano” Porzingis seguro que también le ayuda. La duda estará en como se adapta al nivel físico y como aguantará un estilo de juego, como es tendencia, que girando en torno al perímetro le dejará migajas para lucirse en los minutos de que disponga.

Su hermano Juancho, físicamente más explosivo no parece que vaya a tener problemas por ahí, y ya cosechó elogios de su entrenador, algo muy común al principio, pero que luego veremos si se traduce en minutos, y sobre todo en minutos de calidad. Una curiosidad, a diferencia de su hermano, en su camiseta si aparece su apellido con acento.

Abrines también se llevó en su caso elogios de sus compañeros por su tiro, y lejos de la exageración, sin duda su lanzamiento será su mejor baza en unos Thunder que no destacan precisamente por el tiro exterior. No sé si tendrá tantos minutos como los hermanos pero en su caso al menos serán en un equipo con ciertas aspiraciones.

Mirotic está ante una temporada decisiva si el paraguas protector de Pau Gasol. Frío como es, debería dar un golpe en la mesa para hacerse respetar, porque calidad ofensiva tiene a raudales.

Finalmente, en un equipo sin que se sepa hacia donde va, el Chacho debería jugar y mucho. Ya no es el chaval ansioso que llegó a la liga en su primera etapa, y frente al miedo al error que antaño le llevaba al banquillo, ahora tendrá que tener muy buena cabeza para aguantar derrota tras derrota en un equipo mediocre después de venir de ganarlo todo en Europa.


Por último, y aparte del citado Booker, se debe seguir la evolución de todos los rookies del curso pasado, pues la mayoría como ya se dijo saltan demasiado jóvenes al profesionalismo y tienen mucho recorrido por delante, y más allá de los que ya destacaron (Towns, Okafor, Porzingis), estaré pendiente de Frank Kaminsky, jugador “a la europea” que estando más hecho que el resto de su camada (completó el ciclo universitario), gozó de menos confianza de la que esperaba (21 minutos por partido), y tal vez esté ante la temporada que marque su futuro inmediato en el baloncesto NBA.

- Equipos de Playoffs

El este salvo por el dominio que se espera del actual campeón (a quien dos tercios de los manager dan como campeones otra vez), parece más abierto que nunca o al menos con más equipos peleando por los últimos puestos de postemporada. Mi bola de cristal me dice que al final se clasificarán: Cavaliers, Celtics, Wizards, Bulls, Raptors, Bucks, Magic y Hornets.

En el oeste el nivel es más alto por arriba pero con notables diferencias con el esperado pelotón de aquellos que pelearán por no ser el peor equipo de la temporada. Warriors, Spurs, Clippers, Thunder, Blazers, Rockets, Jazz y… soñando y mucho, Lakers (lo siento, se me ve el plumero). Sin embargo siendo realista esa octava plaza debería ser de una vez para los Wolves de Ricky Rubio.

Diez equipos estrenan entrenador esta temporada: Nets, Wolves, Rockets, Lakers, Grizzlies, Knicks, Magic, Pacers, Kings y Wizards. Veremos si cumplen sus objetivos a medida que avanza el curso porque de no ser así… ¿cuál tendrá menos paciencia?

- Los Angeles Lakers

Los jóvenes seguirán creciendo mientras se tenga paciencia. D´Angelo Russell está lejos del nivel de un número dos del draft, pero de vez en cuando se ven detalles (su tiro de media distancia tras bloqueo, alguna racha de tiro de tres, y saber aprovechar su ventaja al poste bajo) de lo que quizá pueda acabar siendo.

Julius Randle, más fuerte físicamente, tendrá que mejorar esa cabeza algo floja a la hora de tomar decisiones, que le lleva a alternar buenas acciones con otras en las que se mueve como elefante en cacharrería. Llamativo la excesiva confianza que tiene en su físico que le lleva a “ir a la guerra” como si nadie pudiera pararle cuando en la NBA un poco de maña en forma de fintas podría en ocasiones ser más efectivo. Sus virtudes estarán al menos en el rebote, y en la transición en campo abierto.


Jordan Clarkson parece que salvo por necesidades puntuales del equipo verá acotado su papel a la posición de escolta para aprovechar su tiro y velocidad en ataque.

Larry Nance jr. tendrá que seguir definiendo su puesto a través de su juego pareciendo apuntar que tenderá al puesto de cuatro, mientras que Anthony Brown, el más sobrio de todos, no parece que vaya a disfrutar de muchos minutos.

En cuanto a los rookies de esta temporada, no espero grandes cosas del jovencísimo y poco hecho Brandon Ingram, la distancia del triple NBA se le queda lejos para su tiro exterior, y quienes le comparan con Kevin Durant por su físico fino y alargado, está bien que sueñen (todos los seguidores lo hacemos), pero de momento está, no lejos, sino a años luz, y si alguno tiene dudas, que vea alguno de los Warriors-Lakers de pretemporada. No sólo por juego sino que físicamente se pueden sacar varios Ingram del cuerpo de Durant.

Y por último a Zubac parece que le tocará el papel de aprendiz que apenas va a jugar cuando tiene corpachón para ponerse a prueba, y falta que le hace pues por lo visto no parece muy duro aunque apunte maneras.

La plantilla parece mejor confeccionada que en el pasado o al menos los veteranos tienen mejor pinta que entonces. Timofey Mozgov, criticado por su lucrativo contrato, aportará algo más de intimidación interior que sus predecesores (Hibbert y Sacre), Calderón y Huertas se repartirán en la dirección los minutos que deje Russell, y no podrá tener mejores maestros para aprender en que consiste llevar la manija de un equipo. Y Luol Deng aportará sobriedad y cordura desde el alero para equilibrar la locura del perímetro con Lou Williams y Nick Young. Por cierto, por lo visto en pretemporada, Luke Walton ha sido capaz de hacer que éste último pase y defienda como no le vi jamás. A ver si dura.

La pasada fue la peor temporada de la larga y exitosa historia de los Lakers (17 victorias) así pues no parece que se pueda hacer peor, mejorarán, aunque solo un milagro permitiría que alcanzasen puestos de honor en una dura conferencia oeste. Un juego alegre y divertido que recuerde a la esencia del contraataque y que aprendan lo jóvenes deben ser los objetivos.

¿Cuáles son vuestras apuestas y vaticinios para esta temporada 2016-17 en la NBA?

A la espera de que llegue la madrugada del próximo martes a miércoles (horario español) para volver a disfrutar del mejor baloncesto, recreémonos con las mejores jugadas de la pasada temporada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!