jueves, 1 de diciembre de 2016

El lagunero opina… (20) Bulls 90 Lakers 96

Por Jorge


Lakers ganó un partido de los que suman al final de temporada camino quien sabe si de playoffs. Mal juego de ambos equipos en un partido caracterizado por los pobres porcentajes de tiro y la multitud de pérdidas de balón, especialmente sangrante en el equipo de Luke Walton (23).

El titular son los 20 rebotes de Randle, encomiable su labor bajo los aros, pero con 4 de 13 en tiros fallando multitud de ellos dentro de la zona, atascado entre fintas y contactos con los adversarios. El curso pasado el legendario James Worthy se dedicó a aleccionar a los jóvenes jugadores interiores de L.A., pero éste no aprendió mucho o no lo pone en práctica, pues esos fallos en la pintura no son algo nuevo.

¿Por qué Calderón apenas dirige al equipo y cede buena parte de ese protagonismo al propio Randle y a Ingram (hoy titular por las lesiones)? En la NBA cualquiera puede subir la bola, pero amigo, dirigir es otra cosa, y en este una vez me toca a mí otra vez te toca a ti, me parece que Calderón se contagia y le lleva a cometer más errores de los que sería habitual en él. Incluso me atrevería a decir que tampoco es todo lo agresivo que podría en ataque con el balón para aprovechar su buena mano, y es que cuando se pone puede sumar, como hizo anoche en el inicio de la segunda parte atacando a Rondo.

Volviendo al tema del manejo de balón, nadie duda de que es aceptable en los casos de Ingram y Randle, pero darle el balón, sobre todo a este último, para que dirija el ataque es poco menos que una lotería, y sólo en transición le concedo opciones por la velocidad que le permite ganar ventaja de sus pares.

Por último, dar un palito a los jugadores o a quienes les hacen el scouting porque no entiendo como no se flotaba más a Butler, Wade y Rondo (aunque este estuvo sorprendentemente acertado con 2 de 3 en triples) cuando sabido es que no meten una en una piscina (para prueba el 1 de 6 de Butler con un “air ball” en el tiro que buscaba el empate al final del partido). Y sí, ya sabemos que en la NBA cualquiera la puede enchufar, pero dado que no se puede defender todo, y que éstos son muy peligrosos de camino al aro, ¿cómo es posible que se salga a todos sus tiros e incluso se pique en sus fintas de tiro? Por cierto, tengo para todos, lo de los Bulls es de locos. No juegan a nada y en esas circunstancias no entiendo como no juega más Mirotic.

Más allá de estos detalles, otra vez el banquillo le salvó la papeleta a los titulares, y es que debe ser frustrante para jugadores como Nance y Williams que tengan que salir con el marcador abajo (28-17 al final del primer cuarto) para meter al equipo en el partido (47-47 al descanso), para que nuevamente los titulares la caguen y tengan que volver a arreglarlo otra vez.

Anoche nuevamente Nance fue el empuje defensivo (12 puntos y 11 rebotes) que complementó el ofensivo de Williams (18 puntos), y que remató Clarkson con varias canastas muy importantes en el último cuarto para certificar esta importante victoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!