viernes, 13 de febrero de 2009

Fin de semana de la estrellas NBA

Por Jorge

El fin de semana de las estrellas ya está aquí. Seguro que la NBA ha cuidado todos los detalles para engrandecer la imagen de la liga allí, y sobre todo allende de sus fronteras. Ahora sólo falta que los protagonistas den el do de pecho y hagan disfrutar a toda la parroquia.

Los protagonistas españoles del All Star de la NBA 2009.

Es buen momento éste para hacer alguna reflexión sobre uno de los fines de semana más importantes del baloncesto mundial, así como para hacer mi particular quiniela de ganadores a la que todos los lectores se pueden unir.

El partido de novatos no ha dejado de ser una carta de presentación de los jóvenes jugadores de la liga más interesados por hacer vuelos acrobáticos y tirarse hasta las zapatillas sin el más mínimo pudor. Tampoco hay que darle más vueltas, estos jovenzuelos son así, por eso jugadores como Marc Gasol, Rudy o Luís Scola tienen complicado despuntar entre tanto descerebrado y a un ritmo de videoclip de rap.Y me pregunto: para semejante pantomima ¿no sirve ya el partido de famosos (Celebrity Game que dicen ellos)?

Nunca se sabe, y cualquier año puede ser bueno para cambiar esa dinámica y que la gente sin dejar de brincar y tirar desde 8 metros, puedan dar también un juego lleno de detalles técnicos y de piques que acrecienten la diversión.

Viendo los equipos y siguiendo con la tradición esperemos al menos muchos puntos pues si el espectáculo no es muy allá al menos del mal el menos mal por favor, y mis preferencias como no podría ser de otro modo van hacia el equipo de “los españoles”. Así, ganando, el trofeo me gustaría que fuera para Eric Gordon. De lo poco que le he visto en los Clippers me ha gustado. Por supuesto esto es una apuesta arriesgada, así mi apuesta segura sería Beasley. En caso de ganar los sophomores (sería lo lógico como equipo “más veterano”) el premio podría recaer en un Kevin Durant que para no perder comba de lo que hace durante todo el año: tirarse hasta las zapatillas.

El sábado es el día de los concursos. En principio debería ser el día más lúdico de todos.

Concurso de habilidades. Me gusta. Se le da poco bombo pero quizá junto al concurso de triples, sea lo más serio del fin de semana. Ver a unas superestrellas demostrando su técnica individual botando, pasando y tirando a toda pastilla es divertido. Mi apuesta aquí es Derrick Rose. Es muy rápido y de todos los participantes puede ser el más motivado por querer hacerlo bien. Una curiosidad: ¿por qué no participa Deron Williams como campeón de la pasada edición?

Concurso de tiro por equipos mixtos: un jugador de la liga, una leyenda y una jugadora de la WNBA. También me gusta. Será porque soy tirador. Mi apuesta aquí esta clara: Lakers forever. Que le vamos a hacer, los colores tiran mucho, y ver a un clásico como Michael Cooper tirando hacen que se me salten las lágrimas. Sólo falta que la grada empiece a corearle el famoso ¡Cooop, cooop, cooop! del mítico Forum.

Concurso de mates. Este concurso nunca deja indiferentes a nadie. Unos quedan alucionados y otros lo consideran un pachangueo infumable. Seguramente sea lo que menos me interesa del finde por mucho que esté Rudy. No espero grandes cosas así que mientras no se dediquen a fallar y fallar intentos ya me vale. Mi favorito es Nate Robinson. Para los que no llegamos ni a la de minibasket, ver a un tipo de su tamaño volar (y si el si vuela) es alucinante. Otra curiosidad: ¿cómo es posible que para sustituir a Gay no acuda ninguno de los jugadores sobre los que se había votado (Alexander o Westbrook)?

Concurso de triples. Mi favorito. Insisto, soy tirador y he tenido la suerte de participar en muchos concursos menores. El evento más sobrio, efectivo y competitivo del fin de semana. Aquí sólo podemos desear acierto y acierto. Seguramente una de las razones de su éxito sea que aquí la concentración si es muy necesaria y habitual porque a nadie le gusta ser invitado y hacer el ridículo porque no mete una. Mi favorito con el corazón es Bibby porque se le aprecia pese a ser un duro rival de mis queridos Lakers durante su etapa en Sacramento y por su mecánica fácil. Con la cabeza el ganador debe ser Kapono aunque sorprende lo poco que está tirando esta temporada.

Un nuevo-viejo concurso asoma a este fin de semana del show. Y sí, añado lo de viejo porque al H-O-R-S-E que llaman los yankees y que aquí siempre hemos llamado B-U-R-R-O se lleva jugando desde tiempos inmemoriables, y para muestra un botón:


Imagino que los chavales de hoy en día lo jueguen en la consola y no en las pistas. Son otros tiempos, y probablemente eso haga que no sea tan aceptado por el público en su vuelta a los grandes focos de la NBA.

¿Quién sabe? A lo mejor los participantes se animan y nos ofrecen un espectáculo sin parangón. Gonzalo Vázquez en su blog en acb.com critica esta apuesta:

“…rescatado de las cavernas, es un concurso de ritmo lento y tono gris. O los jugadores se animan y apresuran aciertos, o se corre el riesgo de asistir a un desfile de tiros sin fundamento ni gracia.”.

De lo primero quede claro que ahora no estoy de acuerdo porque no me parece mal rescate, sobre su lentitud como bien dice dependerá de los concursantes. Y sobre esto último gravita todo lo que puede dar de si el fin de semana de las estrellas.

La alegría y diversión propios de un fin de semana de asueto (aunque algunos participantes preferirían estar en la playa) en la NBA no tienen porque ir reñidas con el buen hacer y la concentración necesaria para ofrecer un buen espectáculo. ¿Acaso es incompatible una sonrisa de oreja a oreja con la concentración necesaria para ejecutar un mate estudiado y preparado hasta alcanzar la perfección? A mí me parece que no, pero claro, todo depende de los protagonistas del show: los jugadores.

El partido de los mayores viene en general devaluado por la democracia que supone unas votaciones sin sentido. Alguno podría poner el grito en el cielo leyendo esto, pero no parece de recibo que por muy democrático que parezca siempre existen quejas por doquier acerca de los elegidos. Y yo me pregunto: si existen tantas voces críticas, ¿quiénes son los que votan? Por si no fuera poco, la propia liga (David Stern) elige a su antojo a sustituos de los que nose duda su valía pero que ni cuadran con el espectáculo (Vince Carter podría añadir más show), ni con la competitividad (sustituir a un ala-pivot por un base-escolta en un equipo de por sí escaso de pívots...).

Hace algunos años creo recordar que Billups, entonces jugando para los Pistons propuso que el ganador de este partido diera al finalista de su conferencia la ventaja de campo en las finales de la NBA. No es mala idea, pero claro, si para algunos tiene poco interés la liga regular, ¿qué interés tendría si la ventaja de campo la decide un único partido? Y me sigo preguntando: ¿a alguien le gusta perder?, ¿cuándo uno juega no quiere hacerlo lo mejor posible por el juego en sí o por su propia “reputación”?

Sea como fuera, mi apuesta como ganador es el equipo del Oeste. Y mis candidatos al MVP son tirándome a la piscina: entre los titulares Chris Paul, y entre los suplentes mi debilidad, un Shaq arropado por su público. De ganar el este, mis candidatos serían: entre los titulares, Iverson (errando bocas), y entre los suplentes, Joe Johnson.

Recuerdo All Stars de épocas pretéritas en los que la alegría no estaba reñida con la competitividad y el buen hacer. Quizás sea que las nuevas generaciones no están por la labor y les resbala hacerlo bien, mal o regular. La maldita motivación. La poca necesidad de querer hacerlo bien porque en muchos casos son niños mimados por el dinero que acumulan a mansalva. Quizás sea la necesidad de descanso después de duros meses de competición como si acaso no vivieran a cuerpo de rey el día a día (hoteles de lujo, aviones privados, dietas, etc.), aunque ya se sabe que todos queremos más y cuando uno se acostumbra a lo bueno sin esfuerzo…

Demasiadas interrogantes que no sé si se resolverán este fin de semana. Al menos prometo ponerme delante de la tele sin ningún prejuicio ya expuesto aquí y con el único ánimo de divertirme. Ojalá los jugadores acompañen este deseo de los aficionados y nos hagan disfrutar a todos.

1 comentario:

Fran dijo...

"Martin? Who Martin?, Ricky Martin?" Te va a gustar este enlace de la retransmisión americana cuando Rudy hace su primer mate. Esto es a lo que tu llamas conocimientos de baloncesto.

http://www.youtube.com/watch?v=ESkC3qvlKPM

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!