domingo, 21 de junio de 2009

Brillante bronce del baloncesto femenino español

Por Jorge

Francia ganó la medalla de oro en el Eurobasket femenino. España ha conseguido un extraordinario bronce, ampliando a cinco las medallas consecutivas en europeos. “Sabe a poco” según Nuria Martínez en teledeporte. Veremos como sabe cuando los resultados no acompañen.


Brillante bronce para el baloncesto femenino español. (foto: feb.es)

Lástima que Rusia jugara su mejor partido del campeonato para ganar a las españolas en semifinales, dándose la curiosidad de que la plata se ha ganado con dos derrotas, una más que el bronce de España. Analicemos algunos detalles de este campeonato.

Ya lo dije en otras ocasiones, pero por diversas circunstancias no puedo ver todo el baloncesto femenino que me gustaría, así que aprovecho este tipo de campeonatos y el seguimiento que hace televisión española para fijarme con atención, especialmente del equipo español, destacando algunos detalles:

- Lagunas técnicas con la mano izquierda o al menos sus limitaciones (me refiero lógicamente para las jugadoras diestras). Apenas si he visto en las españolas tiros después de bote con la izquierda y apenas alguna penetración. A destacar para bien, algunos tiros cortos en la lucha por el bronce, de Cindy Lima y Alba Torrens. Un ejemplo de las limitaciones es Elisa Aguilar, que se mantiene en la elite sólo con un brazo. Apenas utiliza la izquierda para acompañar un poco el bote o en bandejas de 1x0. Pero más llamativo es que siendo muy conocida en el plano internacional y con las mejoras en el scouting ninguna defensa le haya apretado en ese sentido. Esto en la elite masculina sería impensable.

- Nulo juego interior. Solemos quejarnos de la “poca” estatura de las españolas, pero es que las pocas veces que tenemos ventaja no la aprovechamos, y en todo caso para jugar dentro-fuera tampoco hay que ser muy altas. Pues no recuerdo haber visto este recurso en ataque. Quizás porque también habrá que mejorar en el pase.

- Bastantes errores en los tiros cortos debajo de canasta. A mi modo de ver por la falta de confianza y el nulo uso de las fintas de tiro con brazos, hombro y cabeza. En el peor de los casos así se pueden asegurar los dos tiros libres.

- Táctica disciplinada. La verdad es que una de las ventajas de ver baloncesto femenino para los entrenadores de formación consiste en observar sistemas sencillos y fáciles de ver debido a lo disciplinadas de las jugadoras. Pocas se salen del guión. Y esto es una constante en todos los equipos.

- Seguramente una de las ventajas de la selección española sea que algunas de esas pocas que se saltan los sistemas, están dentro de su equipo. Las en ocasiones “locuras” de Valdemoro, los contraataques y tiros abiertos (en verdad, esto está muy preparado) de Montañana, el excelente 1x1 en bote de Palau (aunque se haya visto poco en este campeonato), o incluso los tiros de siete metros de Aguilar para desatascar, son una buena muestra. La buena noticia es que las más jóvenes, Torrens o Cruz, también tienen ese desparpajo que se sale de lo común y que en situaciones de colapso en ataque son muy útiles.

Alba Torrens, española elegida en el draft de la WNBA ,demostrando su excelente técnica individual.

- Rotaciones un poco confusas. En la semifinal frente a Rusia no juegan ni un minuto: Isa Sánchez, Tamara Abalde, y Silvia Domínguez. En la lucha por el tercer puesto juegan las tres, las dos primeras muy poco, la segunda medio partido. Rotar no es fácil para ningún entrenador pero soy defensor acérrimo del “todos juegan” aunque sea para circunstancias puntuales (una defensa de final de cuarto, un breve descanso, etc.) de muy corta duración. Y más cuando las energías no sobran.

- Dentro de esas rotaciones, y del mencionado nulo juego interior, llamativa es la poca participación de Abalde en todo el campeonato. Algo que ya pasó en los Juegos Olímpicos. No entiendo el porqué. No nos sobran las jugadoras de 1,93 con buena mano, y diría incluso que con destellos de buen juego de espaldas por lo que la he podido ver en el Rivas Ecópolis en la última temporada.

- Defensa en zona. No recuerdo que se haya puesto en marcha en ningún momento del campeonato, con la pérdida de opciones que esa defensa supone no ya cuando el resultado es favorable sino por el cambio que pueda producir en situaciones en contra como cuando se perdía contra Rusia. Una Rusia por cierto que teóricamente es superior físicamente en los emparejamientos y que por tanto desaconseja la individual.

- Seguramente si no se ha utilizado la zona sea porque la defensa individual ha sido excelente, todo hay que decirlo. Provocando muchas pérdidas en los rivales, atacando desde la defensa sobre todo frente a las jugadoras exteriores. Me encanta la intensidad de Laia Palau que no cesa en el uso de los brazos para tapar líneas de pase, molestar en el bote, o hacer fintas defensivas que “asustan” a las atacantes.

- Notable mérito ha tenido el resultado conseguido pese a la carga física que arrastraban las jugadoras. Si el campeonato dura un poco más, alguna no lo aguanta. Terminó la liga, breve descanso, concentración y amistosos, más el campeonato. Así se entienden las habituales tiras adhesivas para prevenir y aliviar los problemas musculares de las chicas.

Otros detalles del campeonato

- Becky Hammon ha jugado con Rusia. En los Juegos Olímpicos de Pekín, tuvo que aguantar o al menos tuvimos que hacerlo aquellos que no dejamos de oírlo o leerlo, que estaba allí por decreto, y simple y llanamente para conseguir al menos una participación olímpica. Pues no tuvo suficiente con el bronce ganado, sino que además ha sacrificado incluso parte de la temporada WNBA (de la que es una de sus estrellas y a la que supongo que se incorporará en marcha) para jugar el europeo y ganar otra medalla, en este caso de plata. No me extrañaría que volviera para el mundial del año que viene en busca del metal que la falta: el oro.

- ¿Por qué no ha terminado el campeonato el domingo? Lo ideal habría sido dejar el sábado de margen para el descanso tras las semifinales y acabar el domingo, o haber jugado todos los partidos importantes sábado y domingo. Cuando menos curioso calendario.

- Mientras que en el baloncesto masculino, raro es el base que no se pasa el balón entre las piernas al menos una vez por cada ataque, entre las chicas casi es un milagro. En cierto modo me alegro, pues ¿cuántos cambios innecesarios hacen los chicos sin ver con ello las ventajas que generan los compañeros? Entre las chicas eso no pasará.

Hecho este breve análisis, aclarar, que a posteriori es muy fácil detectar errores o poner pegas a decisiones tomadas por el cuerpo técnico con Evaristo Pérez a la cabeza. Y digo esto porque es muy habitual en el baloncesto en particular, en el deporte en general, como la prensa o las aficiones despotrican de las medidas que toman los entrenadores o jugadores, cuando lo difícil es acertar y no equivocarse cuando más calienta el sol. ¿Cuántos nos equivocaríamos a la hora de la verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!