viernes, 3 de julio de 2009

Cambio de rumbo en los Lakers y en la Selección Española

Por Jorge

No me gusta enterarme de que los Lakers dan la patada a Trevor Ariza y probablemente a Odom, y abren las puertas al problemático Ron Artest.

Artest contándole a Bryant sus deseos de jugar en los Lakers. (foto: latimes.com)

No me gusta que Pau Gasol condicione su “si quiero” al Eurobasket a cambio de incorporarse más tarde a la concentración de preparación para el campeonato.

Según Artest, que esa es otra, pues con la cabecita que tiene como para hacer mucho caso de lo que diga, jugará en Los Angeles después de haberse reunido ya con el propietario y el entrenador del equipo.

Leemos que los Lakers sólo ofrecían a Trevor Ariza 5,6 millones de dólares por temporada cuando parece que Artest se va a llevar 6. Curiosa manera de incentivar una temporada magnifica del alero californiano, y de rebajar la cuenta de salarios. Más allá de los números de Ariza, su juego solidario acoplándose a las necesidades del equipo ha sido básico para conseguir el anillo. Por no hablar de sus robos y tiros de tres que fueron decisivos en algunos momentos de bajón californiano.

Los aficionados de los Lakers nos las prometíamos muy felices ante unas posibles renovaciones de Ariza (al alza) y Odom (a la baja, más que nada porque ya venía de cobrar 14 millones de dólares), más algún ajuste, y ¡bingo!, otra vez contendientes al título.

Nuestro gozo en un pozo… salvo que todo haya sido un bulo de Artest… salvo que haya otros movimientos de fichas… si no fuera porque parece que Ariza no se ha dormido y ya está atado con los Houston Rockets.

Artest, cabeza aparte, es mejor jugador que lo que su comportamiento indica, pero otra cosa será su adaptación a un equipo campeón con un sistema determinado, con un jugador que asume mucho protagonismo (Bryant) y otro que casi también (Gasol). Y todos sabemos que si algo le gusta a Ron Ron es precisamente eso, el protagonismo. Ser el centro de los focos. Llamar la atención. Como dice irónicamente uno de los comentaristas del plus, ser el niño en la comunión, el bebe en los bautizos, el novio de las bodas o el muerto de los entierros.

Esperemos que con él no se entierren las opciones del equipo angelino, pero es que además, visto lo visto, el camino hace prever que Odom tampoco renovará. El ala-pivot parece que se desmarca exigiendo 10 millones de dólares por temporada, algo que no cuadra con las cuentas si no se quiere sobrepasar en mucho el límite salarial. Me parece correcto que pida el oro y el moro, pero nunca entenderé como un jugador sabiéndose participante de un equipo con aspiraciones, en un rol importante en un equipo con buena dinámica, habiendo ganado dinero a espuertas a lo largo de su carrera…no es capaz de dejar a un lado exigencias económicas, eso si, sin bajarse los pantalones.

Ojo, que en la misma situación se encuentra Kobe Bryant. Este año no sale al mercado, pero según “Los Angeles Times”, quiere negociar este verano para conseguir una extensión de tres años más en su contrato por un pastón (86-91 millones de dolares). Todavía recuerdo como en 1990 “Magic” Johnson bajó su sueldo (o al menos eso dijo entonces) para permitir la contratación de Terry Teagle, un jugador de complemento, pero que podía ayudar al equipo. Si Magic ya destacaba por su generosidad en la pista, aquí también la demostró fuera de ella. Lástima de ejemplo que no toman otros.

Pau Gasol y la selección

Leemos en “Marca” que las conversaciones, cual fichaje de verano, entre los agentes de Pau Gasol y la federación pueden llegar a buen puerto, de tal manera que jugaría el Eurobasket a cambio de incorporarse más tarde a la concentración. Pero que muy bien tendrán que explicar esto, porque leído así, suena a privilegio que ha sigo ganado, pero que también merecen todos los demás componentes del equipo nacional.

Mal asunto. Ahora tenemos también en el baloncesto, jugadores de primera o de segunda. No solo el equipo se hace a su gusto, con sus “amigos”, sino que jugará cuando le apetezca. Evidentemente esto es algo que ya hacía antes, al menos últimamente. Todos recordamos sus “paseos” por la pista en partidos de preparación e incluso de los mismos Juegos de Pekín a las órdenes de Aíto. Al cual no le temblaba el pulso a la hora de llamarle al orden e incluso sentarle en el banquillo…aunque supongo que con el suficiente tacto como para disponer de él en los “momentos de la verdad”. Y hablando de verdad, como me gustaría conocer con pelos y señales los detalles de la convivencia en esos Juegos, de la que se especuló en su momento, pero que quedo en agua de borrajas después del éxito deportivo. Así, también recuerdo a Orenga, ayudante de Aíto, “infiltrado” entre los jugadores en el banquillo. Algo nunca visto por mi y nada habitual, sobre lo que también se especuló si estaba ahí para “controlar el gallinero” y estar al tanto de lo que comentaban sobre el entrenador o el juego. Seguramente fuera paranoias de periodistas metidos a destapar “watergates deportivos”.

Después de esta digresión, volviendo al caso Gasol, ¿nadie recuerda que los males y caída en picado de selecciones como la Serbia se produjeron a partir de las exigencias de algunas estrellas a la hora de incorporarse más tarde a sus concentraciones?

Quizás se esté poniendo la primera piedra a una caída en picado que puede que no afecte deportivamente, pero si al ambiente que se pueda acabar viviendo en el equipo nacional. Quizás alguien debería de recordar que cuando un deportista acude a la selección lo hace para ponerse a sus servicios y no al revés. Nadie, ni siquiera el excelso Pau Gasol está por encima del colectivo. Aquí entraría aquella famosa frase de no preguntes que pueden hacer por ti, sino pregúntate que puedes tu hacer por ellos.

Veremos como acaba todo esto. Desde luego, el éxito deportivo volvería a tapar cualquier privilegio que algunos tengan, pero eso no quita para dejar una sensación de que no es oro todo lo que reluce en la federación, y que se asienta un precedente que puede ser muy perjudicial para el futuro.

3 comentarios:

Álvaro Martínez dijo...

Me gusta tu idea de blog, tus reflexiones y que trates de buscar cosas novedosas. Lo seguiré con atención. Gracias pro pasarte por "En el basket como en la vida..."

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

No conocía tu blog pero ahora lo he incluido en mi lista de blogs recomendados.

Sobre lo que comentas, hoy en día ya no existen estrellas capaces de reducir sueldo a cambio de que su equipo pueda reforzarse; tal vez salvo Duncan y algún eslabón perdido.

Jorge dijo...

Agradecido por vuestros comentarios, y por vuestra atención.

También soy seguidor de vuestros blogs que recomiendo de visita "casi obligada" para los amantes de nuestro deporte.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!