viernes, 19 de marzo de 2010

Errores de los Medios (5): La "maldición" de Dantley

Por Jorge

La sección estaba parada desde “hace siglos” más por dejadez que por falta de motivos. En unos casos por lapsus, como el que se va a presentar aquí, en otros por falta de conocimiento, los medios suelen meter la pata en sus informaciones sobre baloncesto.

Dantley-Aguirre

Dantley-Aguirre: vidas cruzadas.

Recientemente, una metedura de pata muy sonada, y difundida por "El Rincón de Pirrimarzon", es aquella que daba por perdido el último partido de Euroliga del Baskonia, adelantándose a unos hechos que finalmente no se habían consumado, pues el Caja Laboral acabó dándole la vuelta a la tortilla para conseguir el resultado que necesitaba para pasar a cuartos.

Quiero creer que en ese caso, tal y como comenta el “compañero”, todo fue fruto de un intento por adelantarse informativamente hablando a la competencia. O quizás simplemente el redactor o responsable de contenidos pulsó a la tecla antes de lo debido.

En el ejemplo de hoy que seguramente pasará desapercibido por ser menor, tiene como protagonista a Adrian Dantley. O mejor dicho a su “bestia negra”: Mark Aguirre.

Como sabrán los buenos aficionados a la NBA, George Karl, entrenador de los actuales Denver Nuggets, se está sometiendo a las operaciones y tratamientos necesarios fruto de un cáncer de garganta. Por tal motivo, su puesto como entrenador jefe tiene que ser ocupado por alguno de sus ayudantes.

El elegido ha sido Dantley, pero a Xesús Serrano, informador de acb.com en su crónica diaria acerca de lo que ha sucedido esta madrugada en la NBA, ha tenido un lapsus, y ha colocado a Mark Aguirre de ayudante de Karl.

Dato erróneo en acb.com
Para los aficionados más jóvenes, aclarar, que tanto Dantley como Aguirre han sido jugadores de excelente nivel en la NBA del pasado, y los dos estuvieron involucrados en un traspaso que llevó a la gloria a uno, y al “ocaso” al otro.

Aguirre pasó a mediados de la temporada 1988-89 de unos buenos Mavs a los Pistons finalistas de la NBA un año antes, y Dantley hizo el viaje de vuelta del equipo de los Bab Boys hacia unos Mavericks que habían tocado su techo, hasta entonces, jugando el año anterior la final de conferencia contra los Lakers.

Hasta aquí, la cosa no dejaría de ser un traspaso más a mediados de temporada, pero los seguidores de uno y otro, y ellos mismos no pensarán igual desde entonces, pues Aguirre “engancharía” los dos títulos consecutivos del equipo de Detroit, y Dantley que había contribuido a la formación de ese excelente equipo, dejaría de saborear las mieles del triunfo. Algo que dolió y sigue doliendo a muchos aficionados de la época.

La mayoría de los aficionados que se molestaron por el traspaso argumentaron que la aportación de Aguirre no era ni iba a ser mejor que la de Dantley, en todo caso eso quedará para el basket-ficción. Si bien no es consuelo, ya que Aguirre tiene los anillos, Dantley ha sido reconocido individualmente por encima de Aguirre al ser incluido antes en el Hall of Fame.

Total, que seguramente la memoria ha jugado una mala pasada en acb.com, y el error se ha producido por quedar ligados ambos nombres-jugadores a partir de aquel traspaso, y como una especie de maldición para Dantley, Aguirre ha aparecido para “robarle” los éxitos que está cosechando ahora en el banquillo de Denver durante su sustitución de Karl.

Al menos desde aquí, subsano el error, y le doy al bueno de Adrian Dantley lo que merece en justicia, y quien sabe si no conseguirá ahora alcanzar el triunfo final formando parte del cuerpo técnico de unos excelentes Nuggets. Sus opciones tiene.

6 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Celebro este detalle, Jorge, ya se le han jugado bastantes malas paadas a Adrian, que se ponga cada uno en su sitio... respecto a lo de la calidad de ambos en aquella época, es cierto que los dos eran grandísimos jugadores, pero yo me quedo con Dantley y si Aguirre fue a parar a los Bad Boys para conseguir los anillos con ellos sólo fue porque era un gran amigo de Isiah, no porque fuera superior a Adrian.

Saludos.

Jorge dijo...

Hola, Mo.

Bueno, quien sabe, pero la química en un equipo es muy importante, y si tienes a la estrella del equipo (Isiah) contenta, es un plus. Iba a comentarlo en el post, pero no quería echar más mierda sobre un Thomas que me encantaba como jugador pero que según las malas lenguas es una buena pieza.

Respecto de mejor/peor jugador, la verdad es que tanto Dantley como Aguirre tenían similares características, "pequeñitos" capaces de postear y con buena mano (quizás Aguirre con un mayor rango de tiro). Si bien, yo también me quedo con Adrian porque me maravilló en las finales del 88 contra mis queridos Lakers, y no me podía creer que un tipo de su estatura le hiciera un traje a los pivots angelinos, incluido Kareem.

Xesús dijo...

Hola, soy el de la errata -corregida con un día de retraso, ejem-. Qué buen detalle la entrada aprovechando el fallo -vaya ida de pinza la mía. Y podía haber sido aún peor, que suelo acompañar con alguna foto-, yo nunca he sabido con cuál quedarme entre Dantley y Aguirre, a pesar de que me gustase más el juego de Mark. Ambos dos grandes de la época. Sí recuerdo que me llamó la atención en su momento que con la llegada de Aguirre los Pistons juntaban a las dos primeras elecciones del draft del '81, además de a dos amigos de la infancia. Saludos

Jorge dijo...

Un honor que el autor de la noticia escriba en este humilde espacio de baloncesto.

Como habrás visto, no he hecho leña del árbol caído, porque un error lo puede cometer cualquiera, y porque en este caso estaba claro que era un lapsus por guardar relación un jugador con otro a raíz de aquel traspaso. Por cierto, tengo perdida la pista de Aguirre, pero también ha sido entrenador asistente.

Tienes razón sobre la amistad de Aguirre y Thomas, y probablemente en su día facilitó aquel traspaso. Seguramente ese aprecio se gestó en las pachangas celebradas en el Chicago natal de ambos.

Un saludo Xesús, y gracias por el esfuerzo de estar pendiente, desde bien temprano, para informarnos de lo que ha ocurrido en la madrugada NBA.

General Espartero dijo...

Una lástima que Aguirre bajara tanto su rendimiento en Detroit, en Dallas era una superestrella pero fue llegar a los Pistons y acabar siendo suplente de Rodman.

Un saludo!

Jorge dijo...

Si hubiera mantenido su nivel de Dallas, alguien hubiera sobrado en ese equipo de los Pistons.

Es lo que tenía llegar a un equipo ya hecho y con roles muy definidos. Lo que reafirma más si cabe, que llegó simple y llanamente para tener contento a Isiah.

Saludos, General Espartero.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!