lunes, 31 de mayo de 2010

Final NBA 2010: Lakers-Celtics

Por Jorge

La deseada final para la NBA (después del batacazo de Lebron y sus Cavs), y para muchos aficionados nostálgicos, ya está aquí: Lakers-Celtics. Y este es mi particular análisis.


"Magic" y Bird: La rivalidad nunca muere.

Con motivo de la encuesta que aparecía en este blog acerca de la futura final ya anuncié mi querencia porque se repitiese la final ochentera por excelencia. Final que por cierto ya se jugó hace dos temporadas, y en aquella ocasión supuso que el equipo de Boston reverdeciese viejos laureles.

Si bien los equipos en sus ingredientes básicos siguen siendo los mismos respecto a la final del 2008, se dan algunos retoques por bando que podrán afectar decisivamente al resultado final.

Estos son los protagonistas y factores que influirán en el resultado de las finales, y a mi juicio, el resultado que a priori se da antes de que se de el salto inicial:

- Derek Fisher-Rajon Rondo: ventaja para los Celtics

La veteranía es un grado, y Fisher sin ser un director de juego, las enchufa cuando tiene que enchufarlas. La mayoría de los analistas crítica los problemas defensivos que tiene con sus rivales más jóvenes, pero no dicen nada de las dificultades que tienen sus rivales para frenar sus tiros.

Rondo ha mejorado en dirección de juego, y tiene piernas muy frescas en comparación con el base angelino. Su lunar es el tiro exterior, pero su velocidad hará que Fish viva una situación similar a la pasada contra Westbrook en primera ronda.

Probablemente los emparejamientos defensivos cambien, y se cojan mutuamente Kobe y Rondo, y Allen y Fisher. Aunque tampoco es que vea al base de los Lakers persiguiendo a Allen cuando hace sus clásicos carretones por línea de fondo.

- Kobe Bryant-Ray Allen: ventaja para los Lakers

Bryant está a un nivel excepcional mejorando sus estadísticas según han avanzado las eliminatorias de playoffs. Además ha sido decisivo cuando tiene que serlo, anotando tiros muy difíciles en las necesarias victorias fuera de campo como demostró frente a Thunder, Jazz, y Suns. Alvin Gentry, el entrenador de Phoenix, le comparó con Jordan. No hace falta decir más.

Allen parece un chaval por el que no pasan los años. Corre en defensa y en ataque como pocos en la liga, y probablemente sea la mejor mano del campeonato. Da gusto verle tirar.

Quienes quieran disfrutar de la estética del baloncesto tendrán que dirigir sus ojos a estos dos tipos.

- Ron Artest-Paul Pierce: ventaja para los Celtics

Pierce en las finales de la NBA de 2008
Pierce en el decisivo cuarto partido de las finales de 2008. (foto: nba.com)

Pierce ha estado irregular en los playoffs. Su serie frente a los Cavs fue mala aunque tenía la excusa del desgaste en la defensa de Lebron. Ahora ha resurgido haciendo grandes partidos anotando los tiros importantes de su equipo.

Artest ha recibido muchos palos durante la temporada. En ocasiones por errores o bajo rendimiento como si tuviera que salvar al equipo, cuando su papel es secundario. Y en otras por la comparación con Ariza. He visto todos los partidos de los Lakers, y teniendo en cuenta el rol que ha tenido que desempeñar en el equipo, lo ha hecho bien. Es más, que no se le haya ido la pinza desestabilizando al equipo ya es bastante. En cuanto al tema Ariza, comparando los playoffs de uno este año, y del otro el año pasado, números muy similares, eso sí, con mejores porcentajes de tiro para el actual jugador de los Rockets.

Quizás este sea el emparejamiento más importante de la eliminatoria. Artest ya desestabilizó un poco a Pierce en el enfrentamiento de regular en Boston. Si consigue limitar la producción del alero de los Celtics, sobre todo cuando su equipo más lo necesiteaen situaciones de igualdad, Los Angeles tendrán mucho ganado.

- Pau Gasol-Kevin Garnett: empate

Gasol ha jugado unos playoffs muy buenos pero después del 2-0 con los Suns ha bajado un poco su nivel. Desde la famosa jugada cuando uno estaba en los Grizzlies y el otro en los Wolves parece existir un pique especial que generalmente siempre le hace ganar la partida al de Boston.

Ahora Garnett no está todo lo fresco físicamente que le gustaría, pero ya han llegado al momento final en el que no dejará de dar todo lo que tenga. Salió de su “reino” en Minnesota para vivir este tipo de situaciones. Ya sacó rédito a su cambio de aires ganando el anillo del 2008, y volverá a intentarlo ahora.

Otro emparejamiento clave…

- Andrew Bynum-Kedrick Perkins: empate

Bynum no estuvo por lesión en el enfrentamiento de 2008. Algunos medios lo dan como un factor diferenciador. Desde luego es una novedad respecto de entonces, pero este Bynum no esta al 100%. La rodilla le tiene frito y va arrastrándose por el campo. Así su capacidad de intimidación y desplazamiento se ve muy mermada. En el último partido contra los Suns su aportación fue notable para las circunstancias que le rodean, y me imagino que los Lakers se conformarían con al menos ese rendimiento frente a los Celtics. Si este parón de 5 días para descansar le permite mejorar su condición, también podría ser clave.

Afortunadamente para Bynum, su par Perkins, tampoco está para tirar cohetes, y su aportación ofensiva es muy limitada. Bloqueos, rebotes ofensivos, algún balón que otro… quizás aprovechando las limitaciones de Bynum, Rivers decida que le den más balones. Veremos.

- Phil Jackson-Doc Rivers: ventaja para los Lakers

10 anillos y 12 finales para Jackson. Las ha visto de todos los colores. Pero eso no quita para que también se pueda equivocar. Todos recordamos la dirección un tanto errática del cuarto partido de 2008 en el que Boston dilapido una clara ventaja de Lakers en la segunda parte. Partido fundamental que puso a Boston 3-1 y con medio título en el bolsillo. Entonces las críticas arreciaron, más por estos lares que por allí, pero quizás sirva como punto de motivación para un entrenador de tal palmarés.

Rivers parecía abocado a salir de Boston después de una temporada regular mala, aunque influida por las lesiones y los Cavs, pero los playoffs le han devuelto la confianza… aunque no está claro que vaya a seguir. Más inexperto que Jackson, como la mayoría claro, pero sabiendo ya lo que es ganar el anillo y enfrentarse a situaciones de máxima tensión, le pondrá difícil las cosasl Señor de los Anillos.

- Banquillos: empate

Wallace, Tony Allen, Big Baby, y ahora parece que Nate Robinson. Esta es la aportación del banquillo en Boston.

Farmar, Brown, y Odom. Walton o Vujacic participan a veces. Esta es la aportación del banquillo en Lakers.

Wallace apenas pisa la pintura, y su porcentaje de tiro es lamentable, pero con una buena racha puede finiquitar cualquier partido. Tony Allen aporta algo de frescura y decisión a través de penetraciones y contraataques. Big Baby seguramente sea el más consistente desde el banquillo: buen tiro de media distancia, también puede anotar por dentro pese a sus limitaciones en altura, gracias a su buena técnica individual. Robinson como microondas revulsivo puede ser útil como demostró en el último partido frente a Orlando. Hasta entonces su participación había sido testimonial.

La participación del banquillo de los Lakers se ha visto reducida respecto de la temporada regular. Parece que Jackson no se fía. Sólo Odom mantiene sus minutos, o incluso los incrementa por los problemas físicos de Bynum.

En general, la mayoría responde teniendo en cuenta los minutos que juega, pero es un riesgo la poca confianza que se les da, porque cuando haga falta su aportación se volverá a pedir peras al olmo, y ya se sabe que el tiro puede salir por la culata.

Odom se ha mostrado irregular, pero quien sabe, el año pasado jugó unas muy buenas finales pese a tener un papel secundario por detrás de Kobe y Gasol. ¿Repetirá actuación?

- Otros factores a tener en cuenta

Jack Nicholson en el Boston Garden en las finales de 1985

¿Volverá Jack Nicholson al Garden? (foto: nba.com)

Hace dos años la ventaja campo era para los Celtics y eso les daba un plus en sus posibilidades dado que ganar en el “infierno” del Garden es muy complicado. Este año esa “ventaja” es para los Lakers, pero sí, pongo comillas, porque si los Celtics son capaces de “robar” un partido en el Staples, el formato de las finales 2-3-2 casi se volvería en contra del equipo de Los Angeles, y habría que ver como se las apañarían los angelinos en el campo de los Celtics.

Es tremendo el ambiente que se vive en Boston, siendo de lo más parecido a lo que se ve en el baloncesto europeo en Grecia por ejemplo. Como decía un amigo, jugar en Boston debe ser como lo que se vivía en el Palau cuando jugaba el Madrid contra el Barça en los 80, y superar ese ambiente no es fácil.

Kobe está diciendo que aprendieron de la derrota de hace dos años. Veremos si es verdad. Lo cierto es que también puede servir de motivación en los Lakers vengar aquella derrota.

¿Cuál será el nivel del arbitraje? Recuerdo que en los 80 apenas se mencionaba los arbitrajes o al menos no llegaba a nosotros ningún tipo de queja. Ahora es habitual los lamentos de entrenadores y jugadores por lo que consideran errores arbitrales. Veremos como les va, pero se seguirán a los señores del silbato con lupa.

En cualquier caso estamos de enhorabuena porque se reedita una de las mayores rivalidades de la historia del deporte. Como si no se puede entender que mientras su último partido contra Orlando no estaba terminado (aunque con la victoria casi asegurada) e incluso sin que tampoco estuviera claro que los Lakers (aunque entonces iba 3-2 a su favor la eliminatoria contra los Suns) fueran a eliminar a los Suns, el público del Garden comenzó a gritar el famoso “Beat L.A.” (Vencer a Los Angeles). Yendo más allá, tras conseguir su pase a la final, Paul Pierce, angelino de nacimiento y que seguro que despotricó de los Celtics de Bird en su niñez, voceaba, toalla al aire, ese mismo cántico en el vestuario de los Celtics:



- Veredicto: final muy igualada

Final apasionante que espero, lo siento pero mis colores son el púrpura y dorado de Los Angeles, que ganen los Lakers cumpliendo una merecida venganza después del varapalo de 2008. Sería bonito que la sentencia se pusiera en Boston en el quinto partido, pero eso sería demasiado, y visto lo visto, me inclino porque se tendrá que decidir en el sexto o séptimo partido porque el enfrentamiento se preve muy igualado. Sea como fuere: ¡a disfrutar!

5 comentarios:

General Espartero dijo...

Yo hubiera augurado una Cavs-Lakers, pero tengo que reconocer que Lakers-Celtics es insuperable.

Coincido con tu análisis,

Artest-Pierce: das en el clavo, si Artest desestabiliza a Pierce (que es capaz de desestabilizar a cualquiera) los Celtics pueden tener problemas

Pau-KG: empate aunque la dureza mental de KG quizás sea determinante. Por cierto, este está siendo uno de los duelos personales de la década.

Jackson-Rivers: antes del playoff también hubiera apostado por Jackson, después de las exhibiciones célticas no lo tengo tan claro

Un saludo!

Óscar dijo...

Coincido en casi todo tu análisis salvo, naturalmente, el final: os ganaremos uno en el Staples Center y no saldréis vivos de Boston.
En caso de que las cosas se pongan difíciles, ya le diremos a Rondo o a Allen que insulten a Vujacic :-)

Un abrazo y a disfrutar de la final

Jorge dijo...

@ General Espartero:

Desde luego que según transcurría la regular, un Cavs-Lakers habría sido lo lógico, pero es lo que tiene una temporada tan larga, que fallas en el momento más inoportuno, o llegan unos Celtics que parecían estar más muertos que vivos... y resucitan en el momento justo.

Coincido en lo que comentas de la dureza mental de Garnett. Impactan esas imágenes en las que aparece con tal grado de concentración que nada ni nadie parece que vaya a sacarle de sus casillas.

@ Óscar:

No esperaba menos de un seguidor céltico.

Afortunadamente, Vujacic jugará muy poquito ;-)

Muchas gracias a los dos por comentar, y disfrutar del espectáculo.

Mo Sweat dijo...

Saludos, Jorge.

¡¡Como disfrutaremos con estas finales!!.

Por cierto, a día de hoy yo doy ventaja de Pau sobre Garnett, Kevin ya no es el de sus mejores tiempos y Pau está en un gran momento de forma. Sobre lo de su bajón en los últimos partidos contra los Suns, pienso que se debe a la defensa zonal que limitó mucho más a los interiores de los Lakers y los angelinos no siempre la supieron atacar bien. Pero él, en un uno contra uno, a día de hoy es superior a Kevin.

Jorge dijo...

Hola Mo.

Puede que la defensa zonal tuviera influencia en el bajón de Pau, aunque los interiores no pueden defender en zona tal y como lo entendemos en el baloncesto FIBA.

Creo que ese bajón también tiene que ver con el tema físico. El tío Phil exprime demasiado a sus titulares durante los playoffs, y con las pilas menos cargadas Garnett puede ser más peligroso. Veremos, y lo disfrutaremos, claro.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!