viernes, 2 de julio de 2010

Baloncesto en Cine y TV (4): “Ganar de cualquier manera”

Por Jorge

“Blue chips” título original que aquí se tradujo como “Ganar de cualquier manera”, es una película de baloncesto que pese al reparto mediático que tiene suele pasar desapercibida entre los aficionados.

Nolte y Shaq
El argumento central de la película es el reclutamiento ilegal de jugadores de instituto a cargo de una universidad que viene de una temporada perdedora. Shaq y Penny son los principales reclamos deportivos de la cinta.

- Los protagonistas: Shaquille O´Neal y Penny Hardaway

Shaquille O´Neal y Anfreerne “Penny” Hardaway interpretan a los dos principales jugadores reclutados para formar parte del equipo de la Western University.

Shaq y Penny ya se conocían antes de la filmación de esta película, pues eran compañeros en la NBA formando parte de los Orlando Magic. Juntos alcanzarían la final de la NBA en 1995 perdiendo frente a los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon. También formarían parte de la selección de Estados Unidos que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996.

Después de la derrota de Orlando en la final de conferencia este de 1996 frente a los Bulls, Shaq y Penny separaron sus caminos. El pívot se fue a los Lakers donde haría crecer su palmarés hasta convertirle en lo que es hoy, uno de los mejores jugadores de la historia. Por otro lado, Hardaway comenzó su particular calvario de lesiones que le hicieron salir y entrar de escena en varias ocasiones viendo truncada una más que prometedora carrera profesional. Pese a ese infortunio en forma de lesiones, Penny dejó grandes muestras de su talento alcanzando un palmarés que ya quisieran muchos:

- Elegido en el quinteto ideal de rookies en 1994.

- Elegido en el quinteto ideal de la NBA en 1995 y 1996, y en el tercer quinteto en 1997.

- Jugador All Star en cuatro ocasiones (1995, 1996, 1997, 1998).

- Finalista de la NBA en 1995.

- Campeón olímpico con los Estados Unidos en 1996.


El reparto deportivo de la película lo completan otros jugadores profesionales que participan jugando para las universidades a las que se enfrenta el equipo protagonista (Rodney Rogers, Allan Houston, Calbert Cheaney, Bobby Hurley, Rick Fox, Chris Mills, George Lynch, etc.), entrenadores universitarios haciendo de sí mismos (Bobby Knight, Rick Pitino, Jerry Tarkanian, Jim Boeheim, etc.), y otros profesionales del baloncesto e históricos como Bob Cousy, Larry Bird, Gary Vitti (trainer de los Lakers), etc.

La anécdota la protagoniza el tercer jugador que es reclutado en la película, Matt Nover, que procedente de la universidad de Indiana no tuvo fuera de la pantalla el éxito deportivo que se le auguraba, y que llegó a
jugar en la ACB con el equipo de Murcia.

- La película: “Blue Chips” (1994)

Nick Nolte interpreta al entrenador de baloncesto universitario (tomo como referencia para preparar su papel a Bobby Knight) que después de una temporada perdedora decide reclutar a los mejores jugadores de instituto para volver a tener opciones de ganar el campeonato.

Nolte tiene como interpretaciones más reconocidas de su carrera sus papeles en “Aflicción” (1997) y “El Príncipe de las Mareas” (1991) que le valieron sendas nominaciones a los Oscar. También es reconocido por el público en películas comerciales como “Límite 48 horas” (1982) y “El Cabo del Miedo” (1991). Las últimas películas de cierto nivel en las que ha participado aunque con papeles menores fueron “La Delgada Línea Roja” (1998) y “Hotel Rwanda” (2004).

El reparto profesional lo completan J. T. Walsh, interpretando al jefe del programa que se encarga de hacer favores a los jugadores reclutados, Mary McDonnell, que interpreta a la mujer del entrenador, y Ed O'Neill, famoso en España por ser el protagonista de la serie “Matrimonio con hijos”, y que interpreta al periodista “tocapelotas” que trata de cabrear y sonsacar cuanto puede al entrenador.

El director de la película es
William Friedkin, que comenzó su carrera en 1962 haciendo trabajos para televisión con algunos capítulos para la serie “Alfred Hitchcock presenta”. Su mayor reconocimiento llegó al ganar el Oscar a la mejor dirección por “The French Connection” (1971), y recibir otra candidatura por “El Exorcista” (1973).

La película plantea la paradoja del baloncesto universitario en el que se mueven ingentes cantidades de dinero que suponen notables beneficios económicos para las universidades gracias al reclamo de los jóvenes deportistas, y sin embargo éstos no reciben ninguna compensación económica a cambio. Si bien hay que reconocer que gracias a sus capacidades deportivas tienen acceso a una educación universitaria.

Una de las peculiaridades de esta película es que las escenas de baloncesto del partido final son tan reales hasta el punto de que fueron grabadas en dos partidos de juego real, es decir, jugados como cualquier otro partido con el ambiente habitual (público, animadoras, etc.). En ambos casos el resultado real fue distinto del finalmente emitido.

2 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Gran post, Jorge. Una buena película, que sin embargo me dejó un tanto frio en su momento, ya que era una época donde tenía muy recientes en la retina films como Heaven is a playground o Los blancos no saben meterla y es que el listón estaba muy alto... de todos modos es una película muy interesante.

Saludos.

Jorge dijo...

No te falta razón Mo, aunque las películas que comentas no tienen la misma temática. Esas hacen referencia al baloncesto de la calle, nada que ver con el baloncesto organizado.

La verdad es que con el plantel de actores y con los medios utilizados quizás se podía haber sacado más jugo a la historia.

Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!