domingo, 11 de julio de 2010

El trío de los Heat y repaso de otros cambios NBA

Por Jorge

Movimientos importantes de jugadores que se han desatado en el poco tiempo que ha transcurrido desde que se pueden renovar y fichar agentes libres (desde el 1 de julio). Aunque todos han quedado eclipsados por la unión del trío Wade, James y Bosh en Miami.

Lebron James con su nueva camiseta de los Heat
Lebron intentará ganar el anillo con la ayuda de Wade y Bosh en los Heat. (foto: nba.com)

Ahora sin embargo queda el turno para esos agentes libres y veteranos que no tienen tanto nombre pero que en realidad son el pegamento que pueden unir las piezas y hacer que un equipo consiga la química que les permita pasar de ser un simple candidato al playoff a ser aspirante con muchas opciones de ganar el campeonato.

Lebron se decidió. Antes de comentar que puede suponer la unión del trío Wade-Lebron-Bosh, dejar claro que considero que James se equivoca. Si realmente es la superestrella que se le supone, debería de haber sido capaz de llevar a su equipo (los Cavs) a conquistar el campeonato y por tanto tendría que haber sido fiel al equipo de su casa. Y para que conste que no tengo nada en contra de Lebron, parecida opinión tuve y tengo de jugadores en caso similares. Así lamentaba la excelsa consideración, sobre todo por parte de los medios españoles, de Pau Gasol en su época de Memphis. Si realmente era tan bueno, tenía que haber llevado más lejos a los Grizzlies, ojo, que no digo que tuviera mérito su aportación, pero está claro que también estuvo sesteando hasta que fue traspasado a los Lakers para acabar demostrando su categoría rodeado de mejores jugadores.

Y para terminar de redondear el asunto de la fidelidad y de la calidad de los jugadores, Kobe si ha demostrado mayor paciencia y categoría, pues tras haber sido el escudero de Shaq en sus primeros anillos, luego ha sabido, con sus dimes y diretes como suele tener este jugador que es querido y odiado a partes iguales, conseguir anillos siendo la máxima estrella de su equipo soportando toda la presión... aunque haya tenido gran ayuda de jugadores como el mencionado Gasol... tal y como la tuvo Shaq del propio Bryant.

Fidelidades y categoría de James aparte, me parece lamentable que se haya montado tal paripé, transmisión televisiva a nivel nacional de su decisión, cuando hay que ser más humilde y sobre todo natural a la hora de tomar las decisiones. Es verdad que en parte seguro que la culpa la tiene la gente que le rodea, pero eso demuestra que el muchacho no anda sobrado de luces, o que se toma todo por el pito del sereno. Así muy diferente ha sido la decisión y también las maneras de otra superestrella como Kevin Durant, que ha demostrado más cordura renovando con su equipo, los Oklahoma City Thunder, y que sólo ha necesitado un comunicado y poco más para hacer pública la noticia. Espero que podamos disfrutar de su juego en el próximo Mundobasket de Turquía.

Ahora ya desde el punto de vista deportivo, a priori y sin haberse puesto el balón en juego, no olvidemos que gustos aparte adquieren al doble MVP consecutivo de la liga, Miami junta a un trío estelar que les debería llevar al anillo, aunque ahora también se plantean las dudas de cómo congeniaran este trío de estrellas y si no necesitarán más de un balón para saciar sus egos.

La relación entre los tres parece muy buena a raíz de su convivencia en los Juegos Olímpicos de Pekín, y de allí parte la esperanza que debe acompañar a los seguidores de los Heat. Si son capaces de jugar a la manera solidaria que demostró aquel equipo de los Estados Unidos que gano el oro olímpico, y a poco que rindan el resto de piezas de reparto, tienen muchas papeletas para ganar el título.

Ahora bien como las cosas se tuerzan un poco habrá que ver como se las gastan Wade y Lebron, jugadores acostumbrados a amasar la bola en cada ataque con un notable afán de protagonismo. El caso de Bosh parece aparte dado su carácter más tímido, y más abierto hacía el juego colectivo merced a su “experiencia europea” en Toronto con numerosos jugadores del viejo continente.

Otro debate se plantea a la hora de saber si un entrenador joven como Erik Spoelstra sería capaz de controlar esos egos en el caso de que vengan mal dadas. Hasta ahora pese a su bisoñez no lo ha hecho mal en el banquillo del equipo de Florida, pero seguramente esa experiencia a la hora de controlar jugadores de ese calibre es lo que ha desatado el rumor de la vuelta de Pat Riley al banquillo.

Por cierto, de momento y a expensas de los dividendos deportivos que dé la operación, excelente movimiento en los despachos por parte de un Riley que además se ha desecho de un apático Beasley (traspasado a los Wolves para hacer hueco económico), ha redondeado su trabajo con la adquisición de un alero tirador de notable valía como Mike Miller, y ahora se rumorea la posibilidad del fichaje de Dererk Fisher como otra pieza importante para redondear el reparto de secundarios.

Bombazo de Miami aparte, otros equipos han empezado pronto a hacer sus deberes de cara a la próxima temporada. Entre los candidatos al título, Boston ha renovado a Ray Allen y Paul Pierce para asegurarse su “Big Three” que seguirá siendo dirigido por “Doc” Rivers desde el banquillo.Los Lakers se han hecho con el base Steve Blake, con lo que las renovaciones de Farmar y Fisher quedan un tanto en el aire, y sobre todo, han asegurado la continuidad de Phil Jackson un temporada más en el banquillo angelino.

Stoudamire, Joe Johnson, Nowitzki, y Boozer, otras piezas importantes del mercado también han sido rápidos a la hora de tomar sus decisiones.

Amare´ Stoudamire sale de Phoenix (ahora veremos cuan influyente ha sido Nash en su juego... ¿y viceversa?), para volver a juntarse con Mike D´Antoni en unos Knicks que así sustituyen en su puesto a David Lee que ha sido traspasado a los Warriors a cambio de Turiaf, Anthony Randolph y Azubuike. Con estos movimientos los de Nueva York tratan de sobreponerse a la decepción de no poder contar con su gran esperanza que era Lebron James.

Joe Johnson ha decidido renovar con los Hawks volviendo quizás a demostrar su mayor apego por la pasta (em su día se fue de unos Suns con aspiraciones deportivas por lo mismo) frente a la posibilidad de recalar en un equipo con verdaderas opciones de conquistar el campeonato.

Dirk Nowitzki que parecía harto de sus fracasos con Dallas, asusto a los seguidores de los Mavs al salirse de su contrato (como hizo también Pierce), pero todo quedo en una estratagema para ampliar años (y pasta) de contrato con el equipo tejano.

Carlos Boozer ha firmado por los Bulls, otro que va dando tumbos de equipo en equipo con la idea de forrarse sin asentarse en ninguna parte, y allí le seguirá su hasta ahora compañero en Utah, Kyle Korver.

Por otro lado, Kevin Durant ha extendido su contrato con los emergentes Oklahoma City Thunder con lo que éstos se garantizan la presencia de la estrella joven más importante de la liga para muchos años… traspasos aparte.

Dos ex-jugadores de Kansas, Kirk Hinrich y Drew Gooden se van a los Bucks, que han renovado a John Salmons, y que antes se hicieron con Corey Maggette (a cambio de Charlie Bell y Gadzuric). Estos movimientos y las buenas sensaciones que dejó Milwaukee la pasada temporada quizás les permita un salto de calidad para optar a mejores cotas el próximo curso.

Y por último Rudy Gay ha renovado por Memphis, y los Wolves, que no se sabe hacía donde van, se han desecho de Ryan Gomes y Randy Foe que han sido traspasados a los Clippers, y se rumorea que se van a desprender de su mejor jugador, Al Jefferson.

Ahora habrá que esperar a ver que hacen otros agentes libres que pueden redondear algunas plantillas de equipos aspirantes al título: Shaquille O´Neal (rumores con Boston, Spurs… aunque sigo soñado con su vuelta y retirada en mis queridos Lakers), Brad Miller, Ilgauskas, Raymond Felton (parece hecho con los Knicks), Luis Scola, Derek Fisher, Josh Howard, Al Harrington, Luke Ridnour, etc.

4 comentarios:

Mo Sweat dijo...

La verdad es que el mercado está que arde...

Yo también soy de los que no quieren dar por hecho el anillo para los Heat; primero hay que demostrarlo y si no cambian algunas cosas, los mismos Celtics aun les podrían dar algunas interesantes lecciones de baloncesto y de juego en equipo.

Eso sí, si Riley se decide a volver al banquillo me darían mucho más miedo, es de esos pocos entrenadores capaces de poner orden y sacar lo mejor de cada situación.

De ser así, serían los claros favoritos... salvo, si los Lakers se espabilan y consiguen algún refuerzo interesante, que lo necesitan... con ese banquillo tan limitado no se van a salir siempre con la suya... les faltará apoyo de verdad desde el banquillo.

Saludos.

Jorge dijo...

Tenemos opinión semejante, Mo.

Los Celtics mantienen a su big three y a Rivers, y aunque sean un año mayores, conocimiento del juego tienen a raudales.

Igualmente, como buen seguidor clásico de los Lakers que tiene a Riley en los altares, si éste decide volver, los Heat ganarían muchos enteros.

Veremos que sucede, y cuales son los próximos movimientos del mercado.

Saludos.

Anónimo dijo...

Los laker solo necesitan mejorar su banca en el caso de los que sustituyen.

Jorge dijo...

Tienes razón anónimo, un buen banquillo es fundamental...

...siempre que tengas un entrenador que confie en él.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!