domingo, 16 de enero de 2011

Frases de Baloncesto (8): Phil Jackson

Por Jorge

El baloncesto es un deporte de equipo aunque los highlights de los partidos que se ofrecen por Internet o televisión puedan llevar a pensar lo contrario. Sólo aquellos que han formado parte de un E-Q-U-I-P-O independientemente de su nivel de juego, de la edad de sus integrantes, y de la competición en la que participan saben del esfuerzo y la concentración que se necesita para que se llegue a formar realmente un equipo en el que cada pieza sea importante.

Phil Jackson con Kobe Bryant
El entrenador de los Lakers, Phil Jackson, anunció a principios de temporada que está sería su última campaña en los banquillos, y no es de recibo que esta sección no incluya antes de su retirada alguna de las muchas frases que deja este tipo para la posteridad del baloncesto.


“Los buenos equipos se convierten en grandes equipos cuando sus integrantes confían tanto en sus compañeros como para que prevalezca el “nosotros” sobre el “yo””.

Phil Jackson

¿Qué ejemplos demuestran que se es un E-Q-U-I-P-O?

Cuando un jugador cae al suelo después de un lance del juego y van varios compañeros a ayudarle a levantarse.

Cuando un periodista elogia la actuación individual de un jugador y éste indica que lo importante es el trabajo de todo el equipo.

Cuando un jugador se lesiona o esta lesionado, y todos sus compañeros le dedican la victoria.

Cuando un jugador prefiere pasar al compañero para que este consiga una canasta pese a que él también podía haberla anotado.

Cuando un jugador está dispuesto a tirarse al suelo para recuperar un balón pese a que la gloria luego se la lleven otros.

Cuando todos los jugadores se encargan de hacer actividades de grupo a fin de conseguir la mejor relación que permita una excelente química a la hora de entrenar y jugar.

Cuando un jugador está dispuesto a hacer horas extras de entrenamiento para mejorar o para recuperarse de alguna lesión para así poder ayudar a sus compañeros.

Cuando un jugador a pesar de no jugar ni un minuto en vez de despotricar en contra del entrenador o de sus compañeros se dedica a entrenar duro para hacer mejores a sus compañeros, así como a animar durante los partidos para que el rendimiento del equipo no baje.

Estos son solo algunos detalles que ejemplifican lo que es un E-Q-U-I-P-O. Seguro que muchos de vosotros podríais aportar muchos ejemplos más que hayáis vivido al respecto, y que para los que nos encanta nuestro juego no harían sino que emocionarnos porque de verdad sabemos lo que significa formar parte de un E-Q-U-I-P-O.

10 comentarios:

Óscar Gaspar dijo...

Cuándo se lesionó Gasol contra Argentina se vió el equipo. Los compañeros sacándolo.
En la final se pusieron una camiseta en el calentamiento apoyándolo. Luego le dedicaron la victoria dirigiéndose hacia él.

Son bonitos gestos que suman y hacen piña.

"Cuando un jugador anota sobre la bocina un tiro que gana un partido y se quita importancia para dársela a los compañeros que le hicieron llehar el balón y atrayaeron a la defensa para poder jugarse el 1x1.

Saludos.

Jorge dijo...

Dos excelentes ejemplos Óscar.

El primero sin duda más emotivo. Todos los aficionados españoles recordamos aquel gesto de los jugadores de la selección española en el mundial de Japón en 2006.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Gran post y grandes verdades, que desgraciadamente no siempre son aplicadas.

La frase de Phil da en el clavo.

Saludos.

Jorge dijo...

Tienes razón, Mo, igual que podemos poner ejemplos a favor, todos conocemos detalles (y si los profesionales hablaran para sacar algo de mierda a la luz...) de jugadores egoístas que crean mal ambiente en los equipos y que destruyen cualquier posibilidad de crear la química necesaria, no ya para ganar un campeonato, sino simplemente para poder disfrutar del baloncesto.

Un saludo.

General Espartero dijo...

No sé si sigues entrenando pero bien podría ser este un post dedicado a algún jugador que entrenases con una idea distraida de lo que es ser importante para el equipo. Te lo digo porque cuando lo he leido he pensado en algún jugador de mi equipo que no trabaja para el grupo, critica a los compañeros y encima se permite dar lecciones. A veces lo que se ve del baloncesto de alto nivel es sólo la punta del iceberg, obviando todo lo que hay por debajo.

Un saludo!

Jorge dijo...

Sigo entrenando General Espartero, y este texto no está escrito por ninguno de los chavales que entreno aunque les "obligo" a que traten de leer lo que escribo por si les puede ser útil.

Como bien dices, todos tenemos a algunos chavales que son egoistas y que no se acuerdan de los demás. Aunque también tengo que reconocer que soy afortunado por tener a otros que se esfuerzan por sí mismos y por los demás, y eso reconforta.

Un abrazo General. Cuídate.

Anónimo dijo...

Ey gente! El E-Q-U-I-P-O es fundamental, pero si tienes a Penny Hardaway en tu equipo mejor.

Jorge dijo...

Anónimo no es tan anónimo. Paquete, Penny ya pasó a la historia. Si hubiera formado parte de un auténtico E-Q-U-I-P-O ahora luciría algunos anillos.

Paz ;-)

santiago ecuador dijo...

dentro de esto me gustaria escuchar ejemplos practico de como unir al equipo, de como mejorar esa convivencia y el trabajo en E-Q-U-I-P-O

santiago ecuador dijo...

ejemplos muy claros del trabajo pero me gustaria escuchar comentarios de ejercicios o actividades para lograr tener un verdadero E-Q-U-I-P-O

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!