viernes, 11 de febrero de 2011

Malas artes en los banquillos de la NBA

Por Jorge

La picardía en el deporte es una virtud. Los pillos suelen sacar ventajas que el reglamento permite. Pero cuando esa pillería encierra cierta falta de respeto o cuando es provocada desde fuera de la cancha, a mi juicio se convierte en falta de deportividad.

En la NBA está permitido que jugadores o entrenadores que están en el banquillo, puedan gritar a un tirador para que la posible distracción permita el error en el lanzamiento.

En el siguiente video se aprecian dos casos:



Para mi gusto, esa actitud es más propia del baloncesto callejero, y no se debería permitir en el baloncesto profesional. Afortunadamente, en el baloncesto FIBA estas situaciones no son posibles porque llevarían aparejadas faltas técnicas para quienes cometiesen ese tipo de acciones.

Las
interpretaciones del reglamento FIBA 2010 especifican en el apartado de faltas técnicas:

“Mientras un jugador esté en acción de tiro, los adversarios no podrán desconcertarlo mediante acciones tales como agitar las manos para impedir su visión, gritar en voz alta, pisar fuertemente con los pies en el suelo o aplaudir cerca del lanzador. Tales acciones pueden acarrear una falta técnica si se pone al lanzador en desventaja o un aviso en caso contrario.”

Para distraer o abuchear a los jugadores rivales ya esta el público que es libre para demostrar su apoyo o falta del mismo sobre equipos o jugadores concretos. Pero los integrantes de un banquillo bastante tienen con apoyar a sus compañeros y estar pendientes de lo que sucede en la cancha para luego hacerlo bien cuando salten a ella.

¿Os parecen a vosotros que esas actitudes son deportivas?

2 comentarios:

Mo Sweat dijo...

No, realmente pienso que no.

Aunque la NBA siempre ha sido diferente en muchas de estas cosas.

Saludos.

Jorge dijo...

Desde luego que sí, Mo, la NBA es diferente, y en el reglamento se aprecia. Lo que aquí sería técnica allí, nada de nada.

¿Para cuándo el mismo reglamento para todo el mundo?

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!