lunes, 7 de mayo de 2012

No fue un domingo cualquiera para Estudiantes

Por Jorge

Menudo día se vivió ayer en el Palacio de los Deportes de Madrid. El desenlace del descenso entre Estudiantes y Murcia por un lado, y la despedida de Carlos Jiménez por el otro. Al final lo primero tuvo el resultado más probable, el Estu se cae a la división de plata del baloncesto español, y tendrá que hacer un buen ejercicio de autocrítica y reflexión para no volver a cometer los mismos errores en el futuro.


Ambiente previo del último partido de Carlos Jiménez con Estudiantes.

Sin embargo para mi la noticia más importante es que Carlos Jiménez, su capitán (y durante muchos años de la selección española) jugó su último partido y eso en un club como Estudiantes incluso está por encima de resultados, y merece estas breves palabras.

Podría mencionar aquí las estadísticas que acumuló, los éxitos que cosechó, pero nada reflejará el sentimiento que su juego y su forma de ser significó para sus rivales y compañeros. Ayer se retiró un histórico de nuestro baloncesto, y se le echará de menos en todas las canchas, e incluso por parte de sus rivales, pues para ellos siempre fue un placer deportivo jugar frente a un caballero del baloncesto.

En los tiempos que corren, tener el cariño y la admiración de los aficionados en cualquier deporte no es fácil si no sales todos los días por la tele ofreciendo espectáculo (circense en algunos casos), pero Carlos Jiménez lo consiguió por su honestidad con el juego.

Si James Naismith, inventor del baloncesto, levantara la cabeza, y tuviera que ejemplificar que es un jugador de baloncesto, seguro que elegiría a Carlos Jiménez por reunir aquellos valores que pretendía desarrollar cuando creó este deporte: compañerismo, esfuerzo solidario, inteligencia, liderazgo desde el saber hacer, deportividad, y humildad.

He leído que quizás debería de haberse hecho algo especial para su despedida, y a buen seguro que se hará cuando toque mejor ocasión, pero llama la atención que durante todo el día, previo al desenlace del partido ni acb.com, ni feb.es, y apenas clubestudiantes.com hacían mención a la retirada del gran capitán. La misma discreción que siempre le acompañó.

Después de ver a Jiménez hablando para televisión española acerca del final de su carrera deportiva, entiendo que hasta él preferiría esta despedida sencilla, pues con palabras entrecortadas, daba las gracias humildemente y visiblemente emocionado. Para los tímidos no siempre es fácil poder expresar lo que sentimos delante de los demás.

No conozco personalmente a Carlos, pero para mi el baloncesto no es sólo un deporte, es una forma de vida, y el comportamiento que se tiene sobre una pista de baloncesto es para mi reflejo de lo que se es fuera de ella, y siendo así no tengo dudas de que es una buena persona como tantas que abundan en nuestro deporte. Y no me queda más que agradecerle su generosidad con el baloncesto.

Ya sin Carlos sobre la pista, Estudiantes tendrá que reflexionar y aprender de los errores, y sea en la categoría que sea jamás dejará de ser un grande siempre que mantenga sus mayores activos que son su afición y su cantera. Pero el deporte profesional es otra cosa, y no se puede vivir de romanticismos así que tendrá que coger el toro por los cuernos, y conseguir un organigrama que tenga a personas de categoría a la hora de tomar decisiones. Y si bien es verdad que la pela es la pela, y los dineros determinan muchas de ellas, si otros equipos hacen juegos malabares con los números es que se puede hacer mejor.

Este día estará marcado en la historia del baloncesto colegial, por un descenso de categoría, que habrá que ver si se hace efectivo con los problemas de dinero de los clubes que ascienden, y por la despedida de uno de los mejores jugadores de su historia (y del baloncesto español). Pese a todo, gracias Estudiantes por hacernos disfrutar (y a veces sufrir) con el baloncesto, y repito, muchas gracias Carlos por habernos dado tantas alegrías a los aficionados en todo este tiempo.

4 comentarios:

Fran dijo...

Muy bueno, Jorge. Te felicito por el post. A ver si alguien puede hacerle llegar tu columna al propio Carlos...

Jorge dijo...

¿Estás de broma?

Tampoco es que diga nada que no sepa el propio Carlos y todos los aficionados respecto de él. En cualquier caso, tú que entiendes más de esto que yo, veré si le llega entre todas las muestras de afecto que seguro que estará recibiendo en estos días.

Agradecido por tu comentario. Un fuerte abrazo Fran.

Jacobo Rivero dijo...

Se intentará. Carlos Jiménez es el mejor jugador español de todos los tiempos. No tengo ninguna duda.

Un abrazo.

Jorge dijo...

Muchas gracias Jacobo.

Entendido como jugador que encarna los valores del baloncesto, sin duda.

Estudiantes siempre será un grande gracias a su gente. Mucho ánimo.

Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!