miércoles, 23 de mayo de 2012

Rutinas, rituales, y tiro

Por Jorge

La técnica individual tiene mucho de rutina (costumbre o hábito de hacer las cosas de forma mecánica y sin razonar). Para dominar el bote, tiro, paradas, pivotes, etc., primero hay que aprender como realizar los gestos y movimientos correctamente para después repetirlos una y otra vez, añadiendo velocidad a su ejecución.

Ray Allen
Cuando los más jóvenes están aprendiendo no terminan de entender porque se insiste en la práctica repetitiva de los gestos técnicos para que luego se hagan con acierto durante el juego. Por ejemplo en el caso del tiro.

Para muchos parece que el acierto en el tiro es casi fruto del azar, cuando en verdad, entre otros muchos factores por supuesto, está la repetición constante, es decir, la práctica que hace que al final existan más probabilidades de encestar.

Ray Allen es un jugador técnicamente notable que destaca por su habilidad para el tiro (máximo anotador de triples de la historia de la NBA) fruto de su trabajo cotidiano, incluso todavía ahora pese a tener una trayectoria y un dominio de los gestos técnicos en el tiro que no ofrece dudas.

Para aquellos que quieren mejorar su técnica, además de su acierto, a veces se preguntan que se necesita, y la respuesta es sencilla, tiempo, paciencia, y constancia. Tener una buena rutina de práctica permitirá mecanizar movimientos que luego se aplicaran al juego:



En el anterior video se ve la rutina que tiene Allen antes de un partido. Además de las virtudes que pueda tener para la mejora técnica y física, en este caso, esta rutina también tiene mucho de ritual que ayuda al jugador a mejora su concentración, además de ayudarle también a mejorar en confianza y seguridad antes de afrontar un partido.

Otro ejemplo de ritual en el baloncesto lo tenemos en el tiro libre. Misma distancia y condiciones similares siempre. Desarrollar siempre el mismo ritual durante su ejecución procura confianza y concentración al tirador. Factores notables para conseguir acierto si además ya se dispone de la mecánica de tiro adecuada.

Las rutinas de tiro o de otros gestos técnicos no son exclusivas de la preparación prepartido, también se pueden considerar en el entrenamiento individual, es decir, aquel jugador que quiera mejorar su técnica sólo necesita una canasta, un balón, y autoimponerse una serie de ejercicios con un determinado número de repeticiones. Por ejemplo, anotar/tirar x tiros en una posición de 45º a tablero, anotar/tirar x triples, hacer x recorridos de fondo a fondo realizando cambios de mano entre las piernas, etc.

Aquellos que juegan en un equipo suelen tener una serie de días de entrenamiento, pero nunca es suficiente, entre otras cosas porque son multitud los detalles a entrenar, y en los equipos además de la técnica, también se tiene que trabajar la preparación física, y la táctica individual, y colectiva. Y si bien tampoco hay que realizar sobreesfuerzos porque tan importante es la actividad como el descanso, buena parte de la mejora en la técnica vendrá determinada por el entrenamiento individual que cada cual esté dispuesto a realiza independientemente del objetivo final que se tenga: jugar en la elite o disfrutar del juego sin más.

Para aquellos que decidan crear y realizar sus propias rutinas para mejorar su técnica y su acierto, recomendarles paciencia pues la mejora en la ejecución técnica se producirá poco a poco. No se tendrá un bote o un tiro técnicamente bueno de la noche a la mañana, ni tampoco se conseguirá anotar con facilidad en un santiamén.

Una vez que el gesto sea bueno, habrá que añadir velocidad a la ejecución, y sobre todo que esa ejecución sea similar a las situaciones de juego que luego nos vamos a encontrar en los partidos. Esto es algo que tampoco entienden los más jóvenes. El juego sin defensa en 1x0 nunca es efectivo si quien ataca no imagina defensa. ¿Por qué tengo que hacer una salida abierta después de finta, bien flexionado y con velocidad si no tengo a nadie delante? ¿Por qué tengo que dar un bote fuerte para que el balón suba rápido para que el gesto de tiro sea a su vez más rápido y efectivo si no tengo defensa? Muy sencillo. Porque si no se practica a la velocidad y en las condiciones que luego se tendrá con defensa, cuando se tenga esa defensa en un partido será poco probable que se alcance un alto nivel de acierto.

Las pulsaciones durante los ejercicios de tiro también son un factor importante que determina el acierto en los partidos. Que quiere decir esto, pues que si un jugador está acostumbrado a tirar y anotar a ochenta pulsaciones, será un buen tirador de “salón”, pero cuando llegue la hora de un partido en el que la agitación del juego le lleve a estar por encima de las ciento sesenta pulsaciones de media, su nivel de acierto bajará notablemente. No es lo mismo tirar “fresco” que “cansado”. Así de sencillo. Otra cosa es que primero haya que practicar a ritmo bajo para coger técnica y confianza para después ir aumentando ese ritmo asemejándolo al que se vivirá durante los partidos.

Si en la práctica sin defensa se puede conseguir una ejecución técnica lo más parecida a la que luego se vaya a aplicar en un partido, y se consigue realizar una ejecución fluida y anotar, luego habrá mayores niveles de acierto por la confianza que el entrenamiento aporta al jugador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!