lunes, 11 de marzo de 2013

Los mejores números 42 de la historia de la NBA

Por Jorge

Ciento cincuenta y cinco jugadores han utilizado hasta la fecha el número 42 a lo largo de la historia de la ABA y la NBA. Actualmente parece que no es un número muy popular pues sólo seis jugadores lucen este dorsal en la liga.


A juzgar por quienes lucieron este número todo indica que es sinónimo de jugador de equipo, poco llamado a los focos de la popularidad y los éxitos, salvo por algunas excepciones... Curiosamente el mejor 42 tuvo que elegir ese número porque el que había utilizado durante su exitosa etapa universitaria (52) ya estaba cogido en el equipo con el que disputaría toda su carrera NBA.

10. Chris Ford

Jugó con este número para Detroit Pistons y los Boston Celtics en los 70 y principios de los 80. Tras su etapa en el parqué ocuparía los banquillos llegando a entrenar también al equipo de Boston.

Destacado por su tiro, coincidir con Larry Bird le relegó a un papel secundario, pero también le permitió ganar un título de la NBA con los Celtics en 1981.

Su nombre forma parte de los libros de la NBA por se el anotador de la primera canasta de tres punto de la historia de la liga en 1979.


9. Walt Williams

Probablemente el menos conocido de esta lista, jugó con el 42 en los Sacramento Kings, Miami Heat, Toronto Raptors, Portland Trail-Blazers, y Houston Rockets.

Jugador con clase, como atestigua su apodo “The Wizard”, capaz de manejar el balón para dar buenas asistencias, jugar abierto para enchufar triples, y entrar en la zona para culminar con un buen mate. Seguramente haber formando parte de equipos mediocres (sólo jugó 35 partidos de playoffs en su carrera) no le permitió alcanzar mejores cotas.


8. Jerry Stackhouse

Todavía en activo, sigue utilizando el número 42 ahora en los Brooklyn Nets. Su mejor época en la cancha fue en sus inicios en los Philadelphia 76ers junto a Allen Iverson, y luego en los Detroit Pistons junto a Grant Hill.

Un valor seguro procedente de la universidad de North Carolina, destacó por ser un anotador, con tiro de media distancia, y habilidad en las inmediaciones del aro gracias a sus buenas condiciones atléticas. Fue All Star en 2000 y 2001.


7. Kevin Willis

Destacado por sus cualidades defensivas y reboteadoras, jugó con el número 42 en Atlanta Hawks (en dos etapas), en Miami Heat, en Houston Rockets, en Toronto Raptors, y en San Antonio Spurs.

Su mejor etapa fue a mediados de los 80 y primeros 90 en los Hawks formando equipo con Dominique Wilkins. Precisamente jugaría un All Star Game en 1992 en sustitución de su compañero lesionado. Esa temporada, la mejor de su carrera, fue el segundo mejor reboteador de la liga, y formaría parte del tercer mejor quinteto de la competición. Ganó el título de la NBA en 2003 formando parte de la plantilla de los San Antonio Spurs aunque con una participación testimonial.

Como curiosidad, es uno de los jugadores más longevos de la historia de la liga, jugando ininterrumpidamente hasta los 42 años. Luego volvería a la liga para jugar cinco partidos en los Dallas Mavericks con 44 años.


6. Vin Baker

Ala-pivot versatil que podia rebotear y anotar con facilidad, jugó con el 42 en Milwaukee Bucks, Seattle Supersonics, Boston Celtics, New York Knicks, y Houston Rockets.

Sus mejores años fueron en los Bucks y los Sonics siendo All Star (cuatro veces) formando parte tanto de uno como otro equipo en la década de los 90. Fue seleccionado en el quinteto rookie de 1994, y en el tercer (1997) y segundo (1998) mejor quinteto de la liga.

Un detalle que habla de su calidad como jugador es que fue seleccionado para formar parte del equipo olímpico de Estados Unidos que ganó la medalla de oro en los Juegos de Sidney en 2000.


5. Elton Brand

Otro jugador que sigue en activo, ahora en los Dallas Mavericks, y que siempre ha jugado con el número 42 (Bulls, Clippers, Sixers).

Prototipo de jugador interior bajo (2.03 m) pero de gran corpulencia que siempre se desenvuelve bien en la zona, y desde fuera gracias a un tiro aceptable de media distancia.

Vivió sus mejores temporadas en los Bulls y los Clippers siendo un habitual de los dobles-dobles en puntos y rebotes. Ya en la cuesta abajo de su carrera trata de conseguir un título que enaltezca su palmarés.

Rookie del año (junto a Steve Francis) en 2000 y por tanto miembro del equipo ideal de rookies de aquel curso. Fue All Star en 2002 y 2006, y formó parte del segundo quinteto ideal de la liga en 2006.


4. Kevin Love

Actual jugador de los Minnesota Timberwolves, el parón que le ha supuesto las lesiones en la presente temporada no quita para que forme parte de esta lista en esta posición que bien pudiera mejorar al final de su carrera.


Ala-pivot moderno capaz de jugar en la pintura o abrirse para tirar de tres (ganó el concurso de la NBA en 2012), también destaca por su capacidad en el rebote (mejor reboteador de la liga en 2012). Seleccionado en el segundo quinteto rookie en 2009, fue elegido jugador de mayor progresión en 2011, All Star en 2011 y 2012, y en el segundo quinteto ideal de la liga en 2012.

Campeón del mundo (2010) y medalla de oro olímpica (Londres 2012) formando parte de la selección de Estados Unidos.


3. Nate Thurmond


15 puntos y 15 rebotes por partido a lo largo de su carrera pese al declive estadístico en sus años finales en Chicago y Cleveland.

Sus mayores virtudes estuvieron en el rebote, y en la defensa (tres veces elegido en el segundo mejor quinteto defensivo, y dos en el primero), hasta el punto que uno de los mejores jugadores de la historia, Kareem Abdul-Jabbar, le mencionó recientemente como el jugador que mejor le había defendido a lo largo de su dilatada carrera:
Thurmond fue siete veces All Star, y forma parte del Hall of Fame desde 1985. Como anécdota, tiene retirado su número en dos equipos: Golden State Warriors, y Cleveland Cavaliers (llama la atención en este caso pues no llegó a jugar ni 150 partidos con ellos).


2. Connie Hawkins

Miembro del Hall of Fame desde 1992, la vida de Hawkins daría para una buena película o documental. Destacado jugador en los playgrounds de New York, problemas por un préstamo y un lío de apuestas que le salpicó, jugador de los Harlem Globetrotters, juicios con la NBA para poder acceder a la liga al ser vetado por sus aquel lío de las apuestas y demás…

El caso es que Hawkins, precursor del juego dominando el balón con una mano, cuando pisó la cancha siempre demostró su clase ya fuera en las canchas callejeras, en la ABA, o en la NBA donde acabaría jugando siete temporadas en Phoenix Suns (número retirado allí), Lakers, y Atlanta Hawks.

Ganador del campeonato de la ABA en 1968 con los Pittsburgh Pipers (también MVP aquel año), luego sería cuatro veces All Star en la NBA, y formaría parte del mejor quinteto de la liga en 1970.


1. James Worthy

Probablemente uno de los jugadores más humildes de la historia de la NBA, que a buen seguro debe su sencillez a haber compartido pista durante toda su carrera con los legendarios Kareem Abdul-Jabbar, y “Magic” Johnson.


Sus estadísticas, analizadas fríamente no son llamativas, pero si acudimos a su apodo “Big Games” así como a su palmarés, entonces entenderemos porqué encabeza este ranking. El apodo se lo puso Chick Hearn, la voz de los Lakers, debido a que cuando más importante eran los partidos (playoffs), mejoraba su juego y sus números.

Su palmarés incluye un título universitario con North Carolina en 1982 (todo el mundo recuerda el último tiro de Jordan, pero el MVP del torneo fue Worthy), y tres anillos de campeón NBA.

Individualmente fue siete veces All Star, miembro del equipo rookie ideal de 1983, integrante del tercer mejor quinteto de la liga en 1990 y 1991, y MVP de las finales de 1988.


Martillo ejecutor del contraataque dirigido por “Magic” durante el showtime de Lakers en los 80 con su famoso mate de la estatua de la libertad, siempre destacó por su habilidad en el poste bajo gracias a un excelente juego de pies.

Elegido entre los 50 mejores jugadores de la historia con motivo del 50 aniversario de la NBA en 1997, es miembro del Hall of Fame desde 2003, y por supuesto su número 42 fue retirado por los Lakers. Actualmente ejerce de analista de los partidos del equipo angelino.

4 comentarios:

Mo Sweat dijo...

¡Que grande era James Worthy!... Aunque me atrevería a decir que posiblemente el mejor jugador de todos sea The Hawk, a pesar de que su carrera en la NBA no lo demostrara suficientemente... Debutó demasiado tarde en la mejor liga de baloncesto del mundo, le birlaron sus mejores años acusado de algo que no cometió y encima las lesiones se cebaron con él muy pronto. Fue una leyenda de los playgrounds, un globetrotter y el primer gran matador de la historia del baloncesto, aparte de un jugador muy completo, posiblemente uno de los primeros all-around players.

También me ha gustado siempre mucho Walt Williams, a pesar de que al final se quedar un poco en bluff... Fue de lo más parecido a Magic que se ha visto jamás, salvando ciertas distancias, pero algo hizo que no terminara de triunfar nunca.

Saludos.

Jorge dijo...

La verdad es que a Hawkins no recuerdo haberle visto jugar ningún partido, pero en los reportajes vistos, es espectacular, sobre todo con su juego a una mano.

Recuerdo la comparación de Walt Williams y Magic, y como siempre pasa en estos casos, no le ayudó. Aunque la verdad que por estatura, manejo de balón, y juego alegre cuando llegó a la liga, se le daba un aire.

Saludos Mo.

costalgaraldals dijo...

Yo pondría a Willis por encima de Baker.

Jorge dijo...

Willis más regular, Baker más jugon y divertido (para mí) de ver jugar. Ese es el motivo por el que le coloco delante en esta lista.

Saludos costalgaraldals.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!