sábado, 16 de marzo de 2013

Mejora tu juego (3): Faltas intencionadas

Por Jorge

Muchas veces en los finales de cuarto o de partido vemos como los equipos que tienen faltas para dar sin que se transformen en tiros libres para el equipo adversario, apuran los ataques rivales para después forzar su defensa sin importarles hacer esa falta.


Estas faltas a veces se intentan pero no se consiguen por habilidad-velocidad del ataque, pero también a veces por despiste o torpeza a la hora de saber hacerlas.

La mejor manera de hacer este tipo de faltas sin que pasen a ser consideradas antideportivas por el árbitro, con la consiguiente sanción de dos tiros libres y saque de banda para el equipo contrario, consiste en “cuerpear” al jugador que maneja el balón o tratar de ir fuerte con brazos a tratar de robar sin eludir el contacto mientras está botando el atacante.

En el siguiente video vemos una falta intencionada hecha a destiempo que supone tres tiros libres para el rival, y otra bien hecha que no da lugar a dudas y que limita el tiempo del que dispondrá después el ataque para hacer un tiro:


El reglamento tiene sus fisuras como en este caso pues particularmente no me gustan este tipo de faltas que “afean” el juego, pero mientras el arbitraje y lasl reglas las permitan, saber hacerlas y utilizarlas en momentos determinados podrán beneficiar a nuestro juego y a nuestro equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!