sábado, 2 de noviembre de 2013

Aprender hasta de los niños pequeños*

Por Jorge

La pasada semana hubo una pequeña polémica porque TVE habló de baloncesto para referirse al debut en liga femenina de Iris Junio, joven jugadora (14 años) del Club Baloncesto Islas Canarias. Luego en las redes sociales se corrigió la información indicando que la jugadora más joven en debutar fue Anna Montañana en 1994 cuando todavía tenía 13 años:


Ese detalle me sirve para introducir un breve apunte sobre unas palabras de Iris Junio leídas en una reciente entrevista en el periódico gratuito “20 minutos”. Como buen aficionado, procuro estar atento a cuantas entrevistas se hacen a las diferentes gentes del ámbito baloncestístico y aunque por lo general suelen estar llenas de tópicos, en buena medida debido a la falta de preguntas interesantes, a veces te topas con alguna sorpresa.

Siempre hago hincapié en las posibilidades que tienen los jugadores de aprender y mejorar viendo baloncesto (ver “La televisión puede hacerte mejor jugador de basket“) y por lo que veo la joven jugadora canaria me da la razón.

Preguntada por sus ídolos, la jugadora del C.B. Islas Canarias menciona a jugadores consagrados como Navarro y Bryant (siempre me pregunto ¿por qué las chicas no ven baloncesto femenino?) pero añade que también ve partidos de niños “y si me gusta algún movimiento, lo pillo y lo practico. Puedes aprender de todas partes.”

Ni que decir tiene que la base del aprendizaje de ésta jugadora no está en ver baloncesto, pero seguro que sí complementa las enseñanzas que recibió con el tiempo de sus diferentes entrenadores, y demuestra el espíritu formativo con el que todos los jugadores, sea cual sea su edad, deben ver el juego de los demás. ¡Aprende hasta viendo a niños pequeños!

Luego durante la entrevista no esconde aquellos apartados en los que puede mejorar (dominio de balón y defensa) pese a estar ya jugando con las mejores jugadoras españolas. Actitud que se puede considerar normal ahora que es tan joven, pero que si sigue manteniendo en el tiempo le llevarán a ir mejorando año a año. Y es que no hay mejor camino para crecer que abordar tus propias cualidades con espíritu crítico para seguir entrenando para mejorar.

Finalmente las preguntas se centran en la influencia tan rápida de su ascenso en el baloncesto frente a su vida cotidiana y aunque consciente de no poder pasar todo el tiempo que quisiera con sus amigas “lo paso tan bien jugando al baloncesto que lo llevo bien”, para terminar refiriéndose a los valores positivos que lleva implícito el baloncesto. Sin duda toda una muestra de madurez pese a su juventud que la lleva a entender el necesario tiempo que hay que invertir si se quiere conseguir algo sin dejar de disfrutarlo mientras se hace con gusto.

Iris Junio, ejemplo para los jóvenes jugadores/as que cada semana afrontan con ilusión sus entrenamientos y partidos con el ánimo de divertirse, aprender y mejorar, quien sabe si para llegar hasta… la elite del baloncesto.




*Este texto corresponde a una colaboración que se publicó el pasado 21 de octubre dentro de la sección "Reflexiones de un Entrenador" para la Web JordanyPippen.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!