lunes, 2 de mayo de 2016

Frases de BA-LON-CES-TO (30): John Wooden

Por Jorge

Entrenadores del mundo, ¿cuántas veces en una conversación informal con otros colegas hemos despotricado o escuchado despotricar sobre otro entrenador al hilo de lo que le vemos hacer en algún entrenamiento o partido?

Pondré varios ejemplos de frases que seguramente habéis dicho o escuchado de otro entrenador, con algún que otro matiz, cuando éste no estaba presente:

- Pues a ese chaval (pensad en cualquier chico/a al que veis potencial) le haría hacer esto o lo otro…

- No sé porqué defienden en zona, yo les haría jugar en individual siempre extremando la defensa de la línea de pase…

- Veo a ese equipo muy flojo físicamente, les estaría haciendo entrenamientos con una carga física más grande para ponerlos en mejor forma…

- Que poco juega fulanito, no entiendo porqué le cambió, conmigo jugaría de pívot y no de alero, todo el partido…

- Vaya ejercicio les pone a hacer, yo cambiaría la rotación y añadiría tal o cual cosa…

En fin, podéis poner cuantos ejemplos se os ocurran. ¿A qué os suena esto? Desde fuera más bien a crítica, no muy constructiva desde luego, si no es que se le comentan esos detalles al entrenador en cuestión con el ánimo de debatir el porqué de cada cuestión para poder entender una y otra postura.

La siguiente frase de una leyenda de los banquillos tal vez nos aclare un poco en qué se debe centrar un entrenador:

"Necesito tanto tiempo para mejorar yo mismo que no tengo ninguno para criticar a los demás." John Wooden

Seguro que todos los entrenadores que tienen interés por mejorar han leído en otras ocasiones palabras del maestro Wooden, y es que se podría hacer un libro sólo con sus frases para hacernos reflexionar en el arte del entrenamiento y la dirección de un equipo.

Muchas veces los entrenadores nos olvidamos que nuestro objetivo es centrarnos en nuestros equipos, y sólo debemos observar a otros entrenadores en sus entrenamientos y partidos con el ánimo de aprender y debatir sobre aquellos detalles que tal vez nos puedan ayudar a mejorar a nuestros jugadores.

No sé bien donde, pero leí o escuché decir a otro entrenador al hilo de esa crítica perenne sobre el quehacer de los demás entrenadores, que todos somos el mejor entrenador del equipo que no entrenamos. Y es que es muy fácil criticar y ver soluciones en aquellos equipos de los que desconocemos casi todo lo que les rodea, por no decir todo (estados de ánimo, de forma física, horas de entrenamiento, planificaciones, y demás circunstancias que están a su alrededor), cuando en verdad deberíamos preocuparnos más de nuestro propio equipo.

Sigamos el ejemplo de John Wooden, trabajemos para ser mejores entrenadores del equipo que entrenamos, y miremos al resto de entrenadores y equipos con el ánimo de ver otros puntos de vista y aprender para ser mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!