miércoles, 23 de noviembre de 2016

El lagunero opina… (15) Lakers 111 Thunder 109

Por Jorge

Nick Young dio la victoria a los Lakers con un tiro de tres que… ¡no era para él!


La primera canasta del partido para Oklahoma auguraba otro día de defensa casi inexistente: transición rápida culminada por un mate de ¡su pívot! Steven Adams, mientras varios lakers eran incapaces de darle un estacazo que evitasen esos puntos fáciles.

Sin embargo OKC estuvo errático en el tiro fallando los siete triples que intentó en el primer cuarto mientras los Lakers anotaron un estupendo 5 de 7 desde la línea para conseguir una cómoda renta en el marcador (29-16).

Calderón volvió a ser titular en sustitución de Russell, ausente por sus molestias de rodilla, y si bien con él en pista la dirección del equipo no fue muy buena al inicio (5 pérdidas de balón), luego se resarció con un par de buenos triples en un segundo cuarto que fue un paseo ofensivo del rival (32 puntos de Thunder) con 9 puntos de Jerami Grant, hijo del exNBA Harvey Grant y sobrino del histórico Horace Grant (4 veces campeón, una de ellas con Lakers), que es un alero con muy buena pinta.

A pesar de todo la primera parte acabó con un triple sobre la bocina de Young para dar la delantera a L.A. al descanso (49-48) presagiando lo que pasaría al final.

En el tercer cuarto esta vez sí con un mejor Calderón que jugó casi todo el tiempo y sumó otro par de triples, se mantuvo la ventaja en el marcador, y en el último los Lakers llegaron a tener una renta de 11 puntos (104-93) con menos de 5 minutos por jugar, pero que a punto estuvieron de dilapidar frente a un extraordinario Westbrook autor de 17 puntos también en este cuarto.

El final no podía ser otro que acabar con la canasta de Young que sumar al excelente acierto desde el triple durante todo el partido (14 de 27) y el posterior fallo también desde la línea de tres de un Westbrook que había anotado cuatro seguidos antes para meter el miedo en el cuerpo al equipo angelino.

Gran actuación del banquillo que anotó 28 puntos en un último cuarto que no tuvo en pista en ningún momento a dos de sus titulares (tres si descontamos los últimos 5 segundos jugados por Deng), y que demuestra que Walton quiere que los Lakers sean un Equipo, dando confianza a todos sus jugadores.

Anoche además de la victoria, los aficionados angelinos vivimos el reconocimiento a una leyenda del equipo, Kareem Abdul-Jabbar, que junto a otro insigne de la canasta: Michael Jordan, recibió el más alto reconocimiento civil que se otorga en Estados Unidos, la medalla de la libertad, de manos del presidente Barack Obama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!