sábado, 26 de noviembre de 2016

El lagunero opina… (17) Lakers 85 Warriors 109

Por Jorge


Sin tres titulares (Russell, Young y Randle) aunque la titularidad es algo más bien nominal en Lakers dado el protagonismo del banquillo, se aguantó al inicio para una vez ir al banquillo Calderón (2 arriba) aparecer el rodillo Warriors que sin hacer nada del otro mundo tomó el mando con un porcentaje por encima del 50% en tiros de campo en la primera parte con lo que eso supone en un equipo que abusa, con motivo, del triple.

Total 43-53 al descanso y a partir de ese momento, tercer cuarto horrible de Lakers con numerosas pérdidas de balón, para un parcial de 11-27 que finiquitó el partido.

5-22 en triples para Lakers que no metían una y subsistieron gracias a las segundas oportunidades consecuencia de sus 14 rebotes de ataque y a las también muchas pérdidas de balón de los Warriors, sobre todo en el último cuarto, y a los bajos porcentajes de Thompson-Curry.

El mejor del partido fue Durant que lo hace todo muy fácil (29 puntos) y que no sólo mete sino que también ayuda en la defensa y el rebote, y distribuyendo juego (9 asistencias).

En L.A. el mejor fue Nance con 11 puntos y 7 rebotes, y nuevamente el banquillo ganó en anotación al de los Warriors, punto que reafirma mi opinión de que éstos dependen en exceso de sus estrellas. Si a eso se le suma las lagunas por relajación que sufren muchas veces, no tendrán fácil no ya ganar el campeonato sino incluso aspirar a él.

Dos detalles en Lakers. Descorazonador es ver fallar una y otra vez a Ingram, sobre todo cuando va “a la guerra” saliendo muy mal parado en los choques por su debilidad física. Y en cuanto a Calderón, y la cordura que supone para el juego angelino, ya lo dije y me reafirmo en esto también, que debería jugar y poner serenidad, no digamos si se juega con equipos del ritmo de los Warriors con quienes jugar a correr es un suicidio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!