jueves, 16 de febrero de 2017

El lagunero opina… (58) Suns 137 Lakers 101, y segundo balance del curso angelino

Por Jorge


Parcial de 21-6 mediado el primer cuarto y a otra cosa mariposa. Ni dos tiempos muertos pedidos por Walton que mandó a todo el quinteto titular al banquillo (por cierto, cinco inicial número diecisiete distinto a lo largo del curso), consiguieron cambiar ya el sentido del partido.

41 puntos encajados en contraataque, pérdidas de balón que se convertían en canastas fáciles del rival, y con sólo Lou Williams viendo aro como siempre (21 puntos), mientras que el resto maquillaba un poco sus números sin mejorar el marcador, una vez alcanzada la treintena de ventaja para los Suns en el tercer cuarto.

Así se puede resumir un partido dominado por Phoenix con 21 puntos de Booker al descanso, y el triple doble final de Bledsoe con 25 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes.


Los Lakers se tomaron con un día de antelación las vacaciones con motivo del fin de semana de las estrellas, y al pobre porcentaje de acierto en el tiro (38% en tiros de campo) sumaron una sensación de hastío que se tradujo en una pobre imagen que esperemos que mejore en el resto de temporada.

- Balance con el parón del fin de semana de las estrellas

Comentaba en el anterior balance del curso, después de jugar la mitad de los partidos de la temporada, que el equipo estaba en una situación en la que sin quedar descartado para los playoffs, tampoco parecía atisbar la posibilidad de jugarlos por el juego demostrado, con lo que quizá se corría el peligro de dejarse llevar sin más objetivos que los de seguir haciendo crecer a sus jugadores jóvenes.

Diecisiete partidos después las posibilidades de jugar la postemporada se vieron reducidas con tan sólo cuatro victorias más, mientras que ese crecimiento de los jóvenes no se notó demasiado salvo por el aumento de protagonismo de Zubac. Ahora el peligro está en que un posible “dejarse llevar” equivalga a “tanquear”, es decir, dejarse perder en busca de una mejor posición en el draft… a cambio de ofrecer una imagen lamentable.

Como seguidor angelino me parece que el cupo de jóvenes en el equipo ya es grande, y aunque nunca viene mal añadir más talento, la opción sería jugar a ganar, porque ganando los jóvenes crecerán si son partícipes del juego, y siempre estará mejor visto a ojos de futuros fichajes en el mercado veraniego.

Por otro lado los aficionados aún estamos pendientes de la fecha de cierre de traspasos (23 de febrero a las 21 hora española), y si en su momento mencionaba a Calderón como posible moneda de cambio, quién dice ahora que no pudiera serlo Mozgov debido a su ostracismo (los minutos del penúltimo partido sólo fueron fruto de las faltas personales), además de por la pasta que cobra. Difícil pensar que alguien pique ese anzuelo…

A la espera de ver el rumbo que toma el equipo en la última parte de la temporada, de momento imagino que los jugadores tendrán vacaciones (aunque no estaría de más que entrenasen un poco después de la bochornosa imagen del último partido), mientras ahora toca disfrutar del fin de semana de las estrellas.

Los Lakers estarán representados en el “jolgorio” con Russell e Ingram en el partido de los jóvenes, y particularmente tengo interés por ver como se desenvuelve Nick Young en el concurso de triples, pues si bien parece más un tirador de partido que de “salón”, tal y como está anotando de fuera esta temporada, quien sabe si no da la sorpresa y da una alegría a la afición angelina que falta hace...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!