martes, 14 de marzo de 2017

El lagunero opina… (67) Nuggets 129 Lakers 101

Por Jorge


Lakers compitió durante la mitad del primer cuarto y en una pequeña reacción (maquillaje) del tercero. Ese es el nivel del equipo a día de hoy. Muy pobre.

El partido comenzó con otro nuevo cambio en el quinteto titular dejando a Russell en el banco sustituido por Jordan Clarkson.

Las palabras de Walton se pueden traducir por: “no sé muy bien lo que hago pero algo tengo que decir para justificarme”. Así si los cambios en el partido anterior obedecían a su deseo de dar más oportunidades a los jóvenes, anoche jugó en el segundo cuarto (después de mucho tiempo sin hacerlo) Metta World Peace, sin hacerlo mal, que tampoco es cuestión de cargar contra él, pero sin tener mucho sentido si juega por delante de por ejemplo Nick Young.

Luego después de un primer cuarto más o menos competido, pero en el que nuevamente se encajan más de treinta puntos (35-23), la debacle en este caso vino en el segundo cuando los Nuggets llegaron a tener casi treinta de ventaja (61-33) y Walton explotó con una técnica por protestar, como si los árbitros tengan culpa de su desaguisado.

L.A. ganó el parcial del tercer cuarto (33-26) aprovechando que Denver bajaba su ritmo mientras Clarkson y Zubac continuaban sosteniendo el ataque angelino.

En el último cuarto todo volvió a la normalidad encajando otra vez los treinta y pico puntos de rigor, lo que hace muy difícil optar a victorias sin un mínimo de defensa.

Denver se dio un festín sin forzar la máquina, como la mayoría de los equipos que juegan contra Lakers, con cinco jugadores por encima de la decena de puntos, y dos más por encima de la veintena (22 de Barton y Murray).

En Lakers lo mejor estuvo en las ganas de Clarkson (19 puntos aunque con malos porcentajes), y sobre todo en la actuación de un Zubac (25 puntos y 11 rebotes) que juega menos de lo que debería, y que realmente demuestra que él tendría que ser la piedra sobre la que reconstruir el equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!