miércoles, 27 de agosto de 2008

Arbitraje Olímpico

Por Jorge

La indignación generalizada por el arbitraje recibido por la selección española durante la final de los Juegos Olímpicos obliga a un análisis más amplio del arbitraje durante el torneo.


Los yankees corrieron mucho, pero tuvieron otros meritos para ser campeones. (foto:acb.com)

Destacar las deportivas palabras del ya ex-seleccionador español reconociendo el mérito del equipo NBA, no queriendo justificar la derrota con el tema de los pasos pues bien sabe que fueron un factor muy importante (sobre todo por la igualdad en el marcador), pero que hubo otros muchos detalles que desequilibraron la balanza a favor de los estadounidenses por mucho que otros como el director de Marca vaya de víctima y justifique la derrota con la pataleta arbitral.

“Terminare la primera jornada masculina comentando el bochornoso arbitraje visto en el Estados Unidos-China. Mi habitual alabanza de los árbitros hace que en ocasiones quede con el culo al aire cuando se dan errores continuos que ve cualquier aficionado pero no digamos cualquier árbitro allí presente o que lo haya visto por televisión. Fácilmente hubo de quince a veinte salidas en pasos de los americanos sino más, y muchas de ellos propiciando muchos puntos fáciles.

¿Ningún jefe del estamento arbitral FIBA estaba presente en el campo? ¿Con que cara se queda un árbitro que haya pitado antes y que ve el partido en la grada? ¿Por qué nunca sale un árbitro, aunque sea fuera de este ámbito profesional, para denunciar tamaña cantidad de errores? Conste que los yankees no sacan ninguna ventaja intencionada que no sea habitual y legal en sus partidos de la NBA, pero recordemos que la competición se juega bajo reglas FIBA, con lo que o se adaptan o cambiamos el reglamento cada vez que juegue un equipo NBA una competición internacional.

Una de dos, o los árbitros sufren un repentino cambio de reglas durante un partido del equipo de Estados Unidos, o existen órdenes desde arriba para consentir algo que ve cualquier ciudadano de a pie, lo cual a mi modo de ver, es una adulteración de la competición. Todos los equipos tienen que jugar con el mismo reglamento y con el mismo criterio arbitral. Espero reacciones o tal vez como suele ocurrir, todos miraran para otro lado y el tema no pasara de ser algo anecdótico aunque para mi no lo sea tanto.”

No esta bien que me parafrasee a mi mismo, pero lo anterior pertenece al
artículo publicado el pasado lunes 11 de agosto después de jugarse la primera jornada del baloncesto masculino en los Juegos.


El árbitro español también se equivocó ¿a propósito? (foto: feb.es)

Esto demuestra que no soy sospechoso de justificar la derrota española por el tema arbitral pues ya lo denuncié antes de llegar a la posibilidad de que se enfrentasen estadounidenses y españoles en la final. Cosa que no ha ocurrido en otros muchos medios, pues mientras los pasos los hacían ante otros equipos, o no los veían (en este país interesa el baloncesto a los medios lo justito, así que nadie espere que la plata nos suponga páginas y páginas en los periódicos) o les reían la gracia a quienes se quejaban. Pero claro, ahora que nos los hacen a nosotros, esto es un complot, como es posible, etc. etc.

Un factor a considerar ante posibles diferencias de criterio en el arbitraje de una competición olímpica estriba en la participación de árbitros de diferentes continentes y por tanto con algunas diferencias en el reglamento. Una posible solución a esto son reuniones para aclarar conceptos y que todos apliquen el mismo reglamento. Durante los Juegos seguro que hubo alguna de esas reuniones y el criterio se igualo, pero a favor de los NBA, porque todos, incluidos los europeos dejaron de pitarlos siempre.

Confiaba que el árbitro español, Arteaga, de reconocido mérito en la ACB se dignara a pitarlos, pero me equivoque después de ver como un jugador australiano salía a la carrera en sus narices y mientras Pablo Prigioni le gritaba el ¡PASOS! característico, el juego siguió. Imposible que no los viera. Se apreció perfectamente por la tele. Menuda decepción.

Pero es que luego Arsenio Cañadas, de televisión española, comentó durante la retransmisión de la semifinal Estados Unidos-Australia que había hablado con el árbitro español a colación de los manidos pasos, y le explicó que no se pitan si el atacante no gana una ventaja. Chúpate esa, aquí paz y después gloria.


Miguelo Betancor, ex-árbitro y actual coordinador de árbitros de FIBA EUROPA (foto: feb.es)

Miguel Ángel Betancor decía en la web de la Federación Española que se sentía orgulloso de haber pitado la final olímpica entre Estados Unidos y Serbia en los Juegos de Atlanta de 1996. La tengo grabada, así que la volveré a ver para asegurarme, pero en su momento no recuerdo esa permisividad arbitral con los pasos, y eso que se jugaba en USA. Por cierto, no os perdáis sus palabras acerca de cuales eran sus objetivos ahora, porque menudo ejemplo educativo han dejado los árbitros internacionales para todos aquellos chavales que se inician hoy en día en el arbitraje.

Para terminar con el tema de los pasos, ¿algún plumilla ha intentado recabar opiniones arbitrales al respecto? ¿Por qué ninguna autoridad arbitral da una explicación a lo sucedido?

Otros detalles arbitrales

El arbitraje olímpico no ha estado a la altura no solo por los pasos. En el caso estadounidense en particular los mamporros (que manera de quitarse rivales de encima el bueno de Howard) y la línea marcada en el tema de los manotazos han variado de un partido a otro. Así no era de extrañar la cara de rareza que les quedaba a los NBA cuando unas veces les pitaban falta y otras no.

Por cierto, totalmente de acuerdo con la opinión del comentarista de televisión española acerca de lo raro que se hace ver defender a los NBA cuando allí apenas se defiende con esa intensidad (salvo en playoffs y no todos), tal y como
ya dije (lo siento otra vez, pero es que salvo éste, ningún sesudo analista ha dicho nada al respecto; probablemente porque se ve menos NBA de lo que se cree):

"(…) lo primero que llama la atención es la defensa asfixiante y las presiones sobre el balón para conseguir robos y canastas fáciles. (…) Se hace raro ver en estas situaciones a los jugadores NBA. De hecho es inusual ver una presión defensiva en la NBA del nivel que se esta ejerciendo en la preparación olímpica. "

¿Y el tema de las simulaciones de los jugadores? Recuerdo por ejemplo como en la final, Chris Bosh salió despedido como si le hubieran pegado poco menos que un tiro en un contacto con Marc Gasol, y ni la más mínima advertencia de los árbitros.

Más. La insistencia de que los jugadores de banquillo estuvieran sentados no siempre fue aplicada con el mismo criterio. Así recuerdo una técnica pitada al banquillo español por levantarse a protestar una violación de 5 segundos en un saque de fondo chino mientras que en otros partidos, pese a las advertencias, los jugadores estaban todo el rato de pie.

Y otro detalle ha sido ver como en varias faltas en el poste bajo, luego se sacaban de banda y no de fondo que es lo normal. Al menos esto le ocurrió en dos ocasiones en partidos distintos (y por tanto con distintos árbitros) en faltas recibidas por los hermanos Gasol.

Los árbitros también se pueden equivocar si no lo hacen a propósito. (foto: feb.es)

Los pasos han sido el error más habitual pero no el único. Seguro que con un análisis más exhaustivo se sacarían más, pero no es plan de buscar la perfección, y nadie duda que siempre los árbitros se vayan a equivocar por muy buenos que sean los arbitrajes. Ellos no son menos que los jugadores y entrenadores que también se equivocan, y no se monta tanto escándalo.

Arbitrar es muy difícil, lo que no lo es tanto es tener un mismo criterio.. En octubre se va a aplicar una serie de
novedades en el reglamento FIBA, y también se aprobaron recientemente modificaciones que serán aplicadas en futuros años. Todo lo que sea mejorar el juego bienvenido. Pero ¿por qué no se hace un reglamento unificado para todas las competiciones? Así ganarían los jugadores y espectadores que no se volverían locos al pasar de una competición FIBA a otra NBA o ACB, y viceversa.

Y desde luego, si se van a aplicar modificaciones durante un torneo, por favor, que pasen una circular antes a aficionados y equipos para que todos jueguen con las mismas reglas y estemos enterados, que si no nos vuelven locos.

Para terminar, ¿os imagináis la reacción de Navarro cuando alguno de los árbitros europeos de la final (Brazauskas o Jungebrand) le pite pasos en un partido de Euroliga la próxima temporada? Sería curioso ver esa imagen.

2 comentarios:

fran dijo...

Pues para mi, en la final, no fue tan clara la ventaja arbitral que recibieron los americanos. Me llamo la atencion algunas zonas muy claras y algunos pasos de salida, pero la propia dinamica del juego, a tumba abierta, casi me hacia agradecer que el ritmo no parara. Y creo que los jugadores espagnoles aceptaron el reto (excepto en momentos puntuales, donde si protestaron).
Tambien me puede influir que lo vi desde USA, donde son muy raros los comentarios sobre las decisiones arbitrales. Realmente los arbitros son muy respetados aqui, como los entrenadores, y casi nunca se comentan sus decisiones, como no sea para alabarles. Durante el partido los comentaristas apenas se referian a ellos, como si no existiesen.
Cuando lei la prensa espagnola y vi los blogs, me sorprendio tanta candela a los arbitros, la verdad.
Me estare volviendo gringo?

Jorge dijo...

Buen Fran;
Ellos no comentan nada del arbitraje porque esos pasos no son tales alli;
Insistir en lo que ya escribi: 9 pasos no pitados=15 puntos.
En un marcador igualado si puede ser vital.
En cuanto al respeto arbitral, ya los tiempos no son como antes; cada vez se vuelven más europeos; antigüamente no les daban la candela que ahora les dan en la NBA. Y encima con el tema de las apuestas del árbitro ese que pillaron...
De todos modos, dejar claro, que la derrota no fue por los pasos, aunque fueran un factor importante.
De todos modos, con la censura que vivis por allí y los retardos televisivos y demás, ¿no será que viste otro partido?

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!