viernes, 19 de noviembre de 2010

Tarea del Entrenador: sacar el mejor rendimiento de cada jugador

Por Jorge

Atinar con las teclas que consigan sacar lo mejor de cada jugador es el gran caballo de batalla de los entrenadores. Las exigencias físicas del baloncesto actual obligan a utilizar y conjuntar todas las piezas de un equipo para que todos puedan rendir en beneficio del colectivo.

Papadopoulos frente al Estudiantes

Papadopoulos haciendo estragos en la zona del Estu. (foto: eurocupbasketball.com)

Todo esto viene al hilo después de ver como Lazaros Papadopoulos dio toda una exhibición en la pintura en el partido que el otro día jugó su actual equipo, el Paok de Salónica frente al Estudiantes en la Eurocup. El pívot griego que pasó con más pena que gloría por el Madrid no parecía él, sino la mismísima reencarnación del excelso Hakeem Olajuwon.

Ya comenté en su momento que Lazaros hubiera sido un buen jugador para el Madrid si se hubiesen hecho los ajustes necesarios para sacar rendimiento de un jugador de su calidad. Y después de verle el otro día, me reafirmo.

Todo esto también me lleva a plantear un par de preguntas: ¿por qué unos jugadores de calidad contrastada cambian de equipo y no dan pie con bola?, y ¿por qué otros que van dando tumbos de equipo en equipo, de repente caen en un sitio y se convierten al menos en piezas importantes en la rotación de equipos campeones?

Supongo que si alguien fuese capaz de contestar a las anteriores preguntas con respuestas contundentes y claras, estaría cobrando una pasta porque ese es el santo grial que bien puede descifrar la química que tienen unos equipos y que otros no encuentran ni a tiros.

En el ejemplo de Papadopoulos y el Madrid, ya dije que me parecía lamentable que no se hubiesen hecho los ajustes necesarios por parte del entrenador, por aquel entonces Joan Plaza, para sacar rendimiento de este jugador, y sigo creyendo que tanto en ese caso como en otros muchos, la clave la tiene el “coach” que debe adaptar las características del juego de su equipo a las piezas de que dispone.

Otros pensaran que es el jugador el que se tiene que adaptar al equipo al que va, y que en su caso, antes de cambiar de barco, tiene que estudiar con detenimiento a donde va si no se la quiere pegar, aunque ya se sabe que actualmente el jugador suele tener la sartén por el mango y si se equivoca, llora un poquito, rescisión de contrato o traspaso (en Europa, en la NBA te aguantas, ¿verdad Rudy?).

En cualquier caso, supongo que no se puede ser tajante y en verdad se combina un poco de todo, entrenador que no da con la tecla necesaria para aprovechar al jugador, y que éste no se adapta a las circunstancias de su nuevo equipo (compañeros, entorno, competición, etc.).

Entre los entrenadores que suelen sacar buen rendimiento de sus jugadores destaca Phil Jackson. Así ahora, un jugador como Shannon Brown que parecía deambular por la NBA en sus primeros años ha encontrado su sitio, y se ha convertido en un jugador muy válido en la rotación de banquillo de los Lakers cuando todo hacía presagiar antes de su llegada a L.A. que sería jugador candidato para viajar por ligas europeas o mundiales con objeto de ganarse su jornal.

Igualmente el caso contrario se da también con jugadores que han pasado por las manos del tío Phil, y es que muchos de los que jugaron para él, cambian de equipo y ya no son los mismos, convirtiéndose en vulgares calienta banquillos sin que su rendimiento alcance las cotas que tuvieron con el señor de los anillos.

¿Confianza?, ¿roles? Seguro que esas son palabras claves para entender el rendimiento de esos jugadores. Saber adaptarse a un papel determinado bajo la confianza de su entrenador para aprovechar sus habilidades en beneficio del equipo. Si encima luego estas rodeado de superestrellas de las que poder aprender... y es que esta situación actual de los Lakers ya se vivió durante los Bulls del mismo Jackson.

Sea como fuere en esto de las adaptaciones, el aprovechamiento de los jugadores, y demás zarandajas, volvamos al principio porque en el fondo todo ha sido una excusa para colocar aquí un par de videos de cómo se debe jugar en la pintura que por desgracia es algo que se pierde con el tiempo, y como nos descuidemos no a muy tardar vamos a tener que recordar viejos tiempos acudiendo a youtube o a la videoteca particular.

Aquí está la demostración de buen juego en la zona de un Papadopoulos que abuso de unos colegiales que no tienen un pívot mínimamente decente para hacerle frente. Ay lo bien que ahora le vendría este tío al Madrid de Messina después de ver el ridículo europeo de éstos frente al Chaleroi:


Para aquellos que disfrutan con el juego de los pivots dejo otro video del probablemente mejor bailarín de la historia en el interior de la zona:


Sí, vale, después de ver a uno y otro lo confieso, se me ha ido la cabeza comparando a Lázaros con Hakeem, pero es que se ve a tan poquitos pivots jugando en la zona, que a poco que alguien se mueva un poco por allí me emociono…

11 comentarios:

Óscar dijo...

Bueno, bueno, dar una lección... Con Asselin defendiéndome, hasta yo podría parecer Abdul-Jabbar :D

Estoy de acuerdo en lo esencial de tu equipo, pero vamos, que la defensa del Estu es como para hacer internacional a cualquier pachanguero mostoleño.

Hicks dijo...

Que Plaza no sacó lo mejor de Lazaros está claro, pero que este no ha dado nunca lo mejor en equipos grandes también. Si ves su historial verás que en el Panatinaikos fue testimonial, en la selección griega tampoco cuaja buenos partidos y en el Madrid ya lo sabemos... el resto de su carrera en equipos medios, e incluso medio bajos, jugando para él y teniendo 35 minutos por partido

Jorge dijo...

@ Óscar:

Sí, sí ya lo digo, el Estu no tiene un pivot que le pare ni a Papadopoulos... ni a ti, por supuesto :)

Oye, que el Estu le dejo al Unicaja en 53 puntos el otro día. No subestimes su defensa.

@ Hicks:

Conste que soy plazista por si acaso te ofendi.

No puedo hablar del paso de Papadopoulos por equipos de club (estadísticas aparte) porque no le he visto jugar nunca en uno (salvo en el Madrid) sin contar el partido del otro día. Pero en la selección griega creo que si le he visto hacer buenos partidos sin que sea fácil destacar allí teniendo en cuenta que son otros muchos los que asumen el protagonismo.

Quizás ningún entrenador supo sacar lo mejor de él. Soy entrenador de formación pero siempre defenderé a los jugadores.

Un saludo para los dos y gracias por comentar.

Jacobo Rivero dijo...

Cierto que Asselin estuvo lamentable en la defensa de Lázaros, pero lo que impresiona es la visión del juego que tiene el pivot griego. Listo en la cancha y buen pasador, lo que en un pivot es un auténtivo privilegio. Recordad Sabonis y sus asistencias. Me gustaría preguntarle algún día a Plaza que es lo que pasó con él, porque su etapa madridista fue penosa. ¿Culpa del entrenador? No lo sé.

Jorge dijo...

Esta claro Jacobo que si un jugador no esta por la labor, ya puedes tener al mejor entrenador que no habrá manera de sacarle rendimiento, pero si éste es el máximo responsable del equipo...

Hay tantas preguntas que hacerles a muchos entrenadores acerca de sus decisiones... pero lo curioso es que muy pocos se mojan, y lo que es peor, muy pocos hacen las preguntas pertinentes.

Un saludo.

alezflute dijo...

Por cierto, y sin venir muy a cuento pero no me podia aguantar... como se parecen algunos movimientos de Olajuwon a los que hace un cierto ala-pivot que se sale, si, uno con barbas y pelo rizado, como se llama, humm, eso, Pau Gasol!

Jorge dijo...

Si viene a cuento alezflute, que ya ves que cualquier excusa es buena para "hablar" de lo que sea, y sí, a su estilo pero Pau se mueve allí abajo como los ángeles, nunca mejor dicho.

Saludos.

Mo Sweat dijo...

Gran tema tocáis, el de los movimientos de pívot... sin duda Pau es el mejor de la actualidad, con permiso de Scola.

Yo también recuerdo haber visto grandes partidos de Lazaros con la selección, no recuerdo si fue en los JJ.OO. de Atenas. Por lo demás, estoy de acuerdo en que ha sido un jugador desaprovechado por algunos entrenadores... tal vez hay algo más, falta de compromiso, carácter complicado, pero es evidente que el talento está ahí.

Sobre Olajuwon sobran las palabras... los mejores movimientos de la historia... y punto.

Saludos.

Jorge dijo...

Buenas Mo. Muy bien nombrado Scola porque lo de ese tipo es para quitarse el sombrero.

Ya sabes que en general opinamos igual sobre este tema de los pivots, hasta el punto que no tendría que quitar o poner ni una coma a tu comentario para hacerlo mío.

Saludos.

sraly dijo...

Es un tema muy amplio para tratar, pero en el caso de Lázaros supongo que hubo un inflamación de las expectativas (y de salario) y luego una presión para que saliera del equipo. Su calidad es contrastada, pero su carácter o debe ser fácil.

En general, creo que pueden ser varias las circunstancias que alteren la adaptación de un jugador para bueno y para malo, pero el tema mental es crucial, aunque hay otros términos que son difíciles de controlar. En los clubs suele faltar paciencia y los jugadores saben que siempre habrá una salida en el mercado si la cosa no anda bien.

Jorge dijo...

El tema salarial desde luego que afectó a Lázaros en el Madrid porque su bajo rendimiento o aprovechamiento suponía la constante comparación con el salario de Reyes que por aquel entonces creo que estaba pendiente de renovar.

Por lo demás comparto tu idea sraly de que la paciencia no es una virtud que abunde en los equipos profesionales que quieren que la adaptación de los nuevos sea rápida y buena.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!