jueves, 26 de julio de 2012

Dream Team vs USA 2012

Por Jorge

Los Juegos Olímpicos de Londres están apunto de comenzar oficialmente y tras el reciente duelo USA/NBA-España cuasi conmemorativo de los Juegos de Barcelona´92, rescato la
polémica desatada por Kobe Bryant al decir que el actual equipo estadounidense ganaría al mítico “Dream Team”.

USA 2012
Vaya por delante que no pretendo hacer de abogado del diablo pero creo que algo de razón tiene Kobe siempre desde la dificultad que supone opinar en este tipo de casos de baloncesto ficción pues ese posible partido nunca se celebrará más que en nuestra imaginación.

Algunos miembros del legendario “Dream Team” alzaron su voz contra Bryant, entre ellos, “Magic” Johnson que posiblemente fue quien más hizo en su día por apoyar la formación de aquel equipo. La leyenda de los Lakers trató de poner alguna razón objetiva para justificar la victoria de su equipo frente a la selección estadounidense de 2012:

Tuit Magic Johnson
Repasando esos datos que demuestran los meritos de los jugadores del equipo olímpico de 1992 hay que decir que a día de celebrarse los Juegos de Barcelona no eran tan generosos. Los títulos que acumulaba aquel equipo en 1992 eran doce. Luego después sumaron otros once más la pareja Jordan-Pippen, Drexler, y Robinson (gracias a Tim Duncan mayormente).

El equipo actual de Estados Unidos sólo suma siete títulos NBA entre Chandler (con Dallas), LeBron (esta temporada), y los cinco de Kobe. Objetivamente gana el “Dream Team”, pero ¿quién dice que algunos de estos jugadores (James y Durant principalmente) no ganarán más anillos en el futuro? Y por supuesto que unos cuantos de ellos también ingresarán en el Hall of Fame.

Los miembros del “Dream Team”, y todos sus seguidores argumentan para justificar su hipotética victoria que aquel equipo consiguió ganar todos sus partidos (menos al parecer un amistoso frente a un combinado NCAA según se da a conocer en
un reciente documental conmemorativo) por diferencias escandalosas frente a todos su rivales. Este dato, desde luego también es objetivo, no hay más que acudir a las hemerotecas para comprobar los resultados. Ahora bien matizable:

Tuit Jacobo Rivero
Esto quiere decir que en 1992 los jugadores NBA eran considerados dioses mitológicos para el resto del baloncesto internacional, y seguro que si se rescatasen entrevistas y opiniones de jugadores de aquella época sobre el equipo norteamericano, la mayoría coincidía en su imposibilidad de ganarles por no hablar del excesivo respeto que se llego a tener por cuestiones que van incluso más allá de lo deportivo. Un par de ejemplos pueden ilustrar esto:

1) Después de los partidos del “Dream Team” todos los equipos se hacían una fotografía posterior como si hubiesen jugado contra poco menos que los Beatles del basket importando más bien poco el partido en sí.

2) Más allá todavía, durante los propios partidos se dedicaban los jugadores rivales a hacer fotografías de sus ídolos desde el banquillo. En concreto recuerdo ese detalle en las semifinales olímpicas a cargo de todo un equipo lituano que curiosamente era uno de los pocos equipos que podía ser competitivo frente a ellos.

Hoy en día, la NBA se ve de otro modo. Se conoce todo cuanto allí acontece, y los jugadores internacionales no sólo forman parte de esa liga, sino que son piezas importantes en muchos equipos. Esto hace que las reverencias que recibió el “Dream Team” no las reciba el equipo estadounidense ahora, y más después de las derrotas que sufrieron en otras competiciones internacionales después de aquellos juegos. Por no mencionar que cuando los jugadores internacionales son preguntados por el equipo USA, todos hablan con respeto pero también con la seguridad de que se les puede ganar, en un trato de tú a tú, que en otro tiempo no ocurrió.

Conclusión, las diferencias son menores, y a nadie extraña la posibilidad de una derrota yankee independientemente de que aún así sigan siendo favoritos por su alto nivel. Pero la competencia ahora es mayor de la que tuvo que aguantar el “Dream Team”.

El “Dream Team” no fue el mejor equipo posible en 1992, pues faltaron jugadores de los Detroit Pistons como Thomas, Dumars y Rodman, y Shaquille O´Neal como jugador procedente del baloncesto NCAA en vez de un premiado Laettner. Pero sí fue el mejor equipo históricamente hablando, por lo que habían conseguido muchos de ellos, y por lo que después conseguirían otros. Ahora se les ve con mejores ojos por la perspectiva del paso del tiempo y por todo el compendio de sus trayectorias previas en unos casos, y posteriores en otros.

Así conviene aclarar que entonces “Magic” llevaba un año retirado fruto de su contagio del VIH, durante los juegos se perdió varios partidos por problemas en un rodilla, y sin duda no era el Johnson de las finales NBA de 1987. John Stockton también se perdió varios partidos por problemas físicos. Y tampoco era el mejor Stockton (igual que su compañero en los Jazz, Karl Malone) que se vería durante los playoffs y finales de 1997 y 1998. Larry Bird prácticamente no jugó por sus problemas de espalda, y aquellos juegos fueron su última competición oficial. Muy lejos sin duda del Larry de las finales de 1986. Jordan y Pippen siendo extraordinarios, no estarían al nivel excepcional que luego conseguirían en posteriores finales NBA.

Incluso aunque la comparación aquí sea entre los equipos de 1992 y 2012, diría que el equipo olímpico de 1996 era mejor ya que el de Barcelona, pues mantuvo jugadores como Pippen, Barkley, Stockton, Malone, y Robinson siendo mejores jugadores que en el 92, con el añadido de Hakeem Olajuwon, y sumando otros que sin estar a su mejor nivel todavía añadían gran potencial: Shaq, Penny, Payton, Grant Hill.

En todo caso si vemos este quimérico partido como un enfrentamiento entre el palmarés de unos y otros, sin duda la victoria sería del “Dream Team”. Ahora bien si analizamos juego y sobre todo condiciones físicas de entonces y de ahora, no sería imposible... y me inclino por la selección estadounidense actual, que por cierto no olvidemos que no es el mejor equipo posible tampoco hoy en día, pues Wade, Bosh y Howard serían fijos, y estos aparte de sumar otros tres títulos al dato objetivo añaden un nivel de juego y músculo muy notable.

Siempre digo, y sigo manteniendo, que los grandes jugadores de cualquier época podrían jugar ahora y siempre en la NBA debido a su conocimiento del juego, pero también sería de locos pensar que con el nivel físico que ha alcanzado el baloncesto mundial y que ha cambiado el estilo de juego (no hace falta más que repasar un partido de los 80 y otro de la NBA de hoy en día), no aguantarían el ritmo y pese a tener mejor técnica y mucho carisma, al final se impondría las condiciones atléticas actuales que además no están exentas de calidad en el juego. Y pensar lo contrario es anclarse a un pasado y a la mal manida frase a mi juicio de que tiempos pasados fueron mejores, y no creo que sea así.

La mítica, y las sensaciones para aquellos que vimos aquel baloncesto nos trae unos recuerdos fantásticos que los jugadores y equipos actuales no conseguirán borrar, y que además se ven acrecentados porque el paso del tiempo tiende a idealizarlos. Además sobre gustos ya se sabe, y si caen mejor o peor los jugadores de ahora o de entonces es otro tema. El caso es que los actuales jugadores nos aportaran otros recuerdos y sensaciones que no tendrán porqué ser necesariamente peores. Sólo distintos. Aquel fue un baloncesto, ahora se juega otro, y hoy en día vencería éste como en el futuro llegarán otros jugadores y equipos que superarán el baloncesto actual debido a la evolución natural y lógica de nuestro deporte.

El “Dream Team” fue un equipo legendario por ser el primer equipo de Estados Unidos formado por jugadores NBA, y encima de una categoría extraordinaria. Ya aprovecho también para expresar mi desacuerdo con todos esos chupatintas, después de que algún genio del marketing de la NBA utilizase aquello de “Dream Team”, que no paran de utilizar esos mismos términos para referirse al resto de equipos estadounidenses que disputan posteriores competiciones internacionales. Jamás habrá otro “Dream Team”. Aquello fue legendario. Otros equipos podrán superarles en juego, pero seguramente jamás en mítica.

Remato esta polémica, que no llega muy lejos debido insisto a que es baloncesto ficción, con unas palabras divertidas de Larry Bird después de ser preguntado por la opinión de Kobe acerca de la posible derrota del “Dream Team”:

“They probably could (beat us). I haven´t playerd in 20 years and we´re all old now.” Un crack Larry Legend


Este es el último texto de la temporada. Espero volver para después de los juegos de Londres que disfrutaré como todos los aficionados al deporte, especialmente de las competiciones de baloncesto, claro. Aprovecho que ahora es momento de predicciones previas para decir que apuesto por veintitrés medallas para la delegación española. Iluso. Tal vez. Quiero pensar que optimista. Si se piensa que no se va a hacer bien, lo normal es que se haga mal. Siempre pensamiento positivo. ¡Buenos Juegos para todos!

13 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Yo también voy a colgar pronto el cartelito de cerrado por vacaciones... Hay que disfrutar de los juegos y descansar un poco para poder volver con fuerzas renovadas.

Yo, a pesar de que entiendo perfectamente tus argumentos sobre la evolución física y todo eso, sigo apostando por el Dream Team de BCN... Incluso hablando de igualdad en otros aspectos del juego, por lo que respecta al juego interior (Ewing, Robinson, Barkley, Malone) la selección de BCN masacraría por dentro a esta de Londres.

Yo también reivindico la de Atlanta'96, puesto que no le tenía nada que envidiar a la de BCN y parece olvidada en el tiempo. Incluso a nivel de pívots era superior.

Saludos y buenos juegos.

Jorge dijo...

Bueno Mo, sin duda el juego interior era muy bueno en el Dream Team. Y según todo el mundo, a USA 2012 la machaca cualquier selección del mundo por dentro, aunque luego te llegan un tal LeBron y un tal Carmelo y se ponen a jugar dentro y al menos en defensa aguantan lo suyo, precisamente por la dimensión física de la que hablo.

Buenas vacaciones y buenos Juegos.

Daniel dijo...

No hay duda que el equipo de Barcelona tenía más carisma y despertaba más simpatías que la selección estadounidense actual. El contraste entre la sonrisa de Magic y la mirada altiva de LeBron condiciona muchas de las opiniones favorables al "Dream Team".

Es innegable que el equipo actual supera con creces al de entonces en la versatilidad de movimientos que cada jugador tiene en el uno contra uno y, sobre todo, en el aspecto físico, lo cual incrementa el rendimiento en todas las facetas del juego, especialmente en la defensa.

Sin embargo, el Dream Team, a pesar de tenerlo más fácil, porque el baloncesto europeo todavía no había despegado, fue un equipo único en el juego de equipo, algo que la NBA parece haber perdido hoy en día, quizá porque los contratos de los equipos y las empresas publicitarias premian las estadísticas individuales por encima de las aportaciones al equipo. Algunos de los partidos amistosos del equipo actual mostraban las carencias en el juego colectivo, la circulación de balón en el ataque estático resulta en ocasiones tosca y poco fluida. Mucho bote y poco pase. A veces que parece que los jugadores sólo sueltan el balón para dar el pase final para que les cuente como asistencia.

Por estas razones me decanto por una hipotética victoria el Dream Team, un equipo con actitud, ilusión y ambición de hacer historia, que, aunque ya empezaba a mostrar actitudes individualistas, todavía conservaba la esencia del juego colectivo tradicional, lo que para mí es la faceta más importante del baloncesto.

Jorge dijo...

No te quito la razón Dani acerca de que el juego en equipo es la base del baloncesto, y si bien esa es la diferencia fundamental entre el baloncesto FIBA y el NBA, también se tiende a la exageración.

Si viste la victoria yankee frente a España el otro día, hubo casi tanto juego en equipo por su parte que por la española. Otra cosa es que en situaciones de colapso y atasco en ataque, la calidad individual elimine de un plumazo todos esos problemas.

Pero cuando se habla de individualismo NBA, muchos creen que es poco más o menos un, quitaros todos que voy a hacer lo que me dé la gana. Y no es así.

En cuanto a que se busque el pase maravilloso que sea asistencia no estoy de acuerdo. A veces rizan el rizo, pero te remito nuevamente al partido del otro día, o a las pasadas finales NBA para que veas todos los pases "sencillos" de LeBron para tiros abiertos cómodos de sus compañeros. Vaya, no parece que eso sea individiualismo ¿o sí?

Saludos.

Daniel Acebes dijo...

No digo que el baloncesto NBA sea exclusivamente individualista, y de hecho el partido que jugaron contra España fue mucho mejor que el que jugaron contra Argentina. Contra España se vio más equipo y hubo fases del juego en estático, sobre todo después del descanso, en las que se pusieron a circular el balón tan rápido que cuando los españoles trataban de recuperar la posición defensiva, el balón ya estaba en el otro lado. Me recordaba cuando éramos pequeños y los mayores del colegio nos quitaban la pelota y se la pasaba unos a otros antes de que llegásemos a alcanzar al que tenía la pelota.

También es verdad que entre los jugadores de nuestra selección se nota la influencia de estar jugando en la NBA. Aunque ahora son más experimentados y fuertes mentalmente, los Gasoles, Ibaka y Rudy buscan mucho más el uno contra uno en cada ataque; el juego ha cambiado un poco con respecto a aquel equipo que en 2006 fue campeón, cuando Carlos Jiménez, Garbajosa, Mumbrú, Rudy pre-NBA e incluso Pau, al recibir el balón, miraban primero el campo entero antes que las zapatillas de su defensor. Daba gusto ver cómo una panda de tirillas volvía locos a los demás equipos con pases tan rápidos que parecían estar jugando a voleibol, hasta que aparecía un Navarro solo en 6,25 o un Gasol sin marca bajo el aro. Pase y corte, doblando balón constantemente. Aquello era más BA-LON-CES-TO ahora es más ÑBA, ¿qué es más efectivo? No lo sé, quiero pensar que lo primero, porque a mí me gusta más.

EEMB dijo...

Esta selección esta para hacer historia, los que amamos este deporte debemos entender que las posibilidades de de hoy en día favorecen a dejar al desnudo mucho de lo que pensamos que es secreto. Anteriormente pienso que los equipos disfrutaban mayormente del confidencialismo deportivo, lo que no sucede ahora. Así que para este dream team espero que nadie le haga las cosas fáciles y seamos espectadores de encuentros memorables. Let's go USA !!!!!!!

Jorge dijo...

@ Daniel Acebes:

Está claro que el baloncesto es un juego de pasar, y la diferencia entre buenos equipos y excelentes equipos está en el cuidado del balón y en su buena distribución, pero eso no nos debe llevar a los extremos.

El baloncesto es un juego colectivo jugado por individuos, y por tanto la decisiones individuales son fundamentales, de hecho incluso en el equipo español esa es una diferencia que trajo la generación del oro de Lisboa. La capacidad de asumir responsabilidades individualmente debido a su talento y habilidad. ¿Significa eso que cuando a Navarro le da por jugársela es individualista? No lo creo. Sencillamente es mayor variedad.

@EEMB:

Esperemos que esta selección estadounidense ofrezca un gran baloncesto, aunque no comparta que te refieras a ella como Dream Team por los motivos que apunto en el texto.

Saludos a los dos.

Vicent Pla dijo...

HOLA!!
Soy Vince, y te escribo para invitarte a conocer mi nuevo blog de baloncesto BASKET VINCE. Seria buena idea si enlazaramos nuestros blogs para ganar lectores.
http://basketvince.blogspot.com.es/
Muchas gracias!

EEMB dijo...

Mi estimado Jorge!!!!!!!!

USA 156- Nigeria 73 !!!!!!!!!!Como no llamarlo DREAM TEAM!!!!!!!!!!

Aunque Respeto su opinión, permitame soñar con este equipo!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Se me hace que Kobe ya se está metiendo substancias prohibidas al cuerpo y le están creando efectos colaterales, y le está convidadno de estas a Lebron James...jajaja. Acaban de batir un record al apalear a Nigeria, pero hay que ver si sacan las distancias que el Dream Team del 92 le sacaba a las grandes potencias, y además de ello lo hacían jugando a "medio gas", el equipo del 2012 logró esa diferencia jugando al 100%. En fin si el actual equipo tiene alguna posibilidad de derrotar a los dioses del baloncesto de 92 es jugando hoy día contra ellos que están alrededor de los 50 años ó en el X-Box, en esa época sólo les hubieran servido para darles las toallas en los tiempos fuera. Para ejemplo díganmé 1 sólo armador del 2012 que tenga la inteligencia la visión y la magia del Earving Magic Johnson - ni le busquen no lo hubo antes ni lo habrá después, la defensa del 92 era mucho más dura que la de hoy (que es de mayor velocidad clrao está pero con menos golpeo y rudeza) y los postes que tenían entonces no tienen con qué contrarestarlos, Lebron tendría buenos juegos a secas, porque entre Ewing, Robinson y Karl Maolone lo tendrían minimizado. Animo estrellas del 2012 son grandes y los felicito, pero son humanos, los de esa época eran seres mitológicos.

Jorge dijo...

@ EEMB:

Nigeria no parece la octava maravilla, pero sin duda hay que meter todos esos puntos, y en verdad ha sido alucinante.

Sigo pensando que no se debe nombrar "Dream Team" a ningún equipo posterior al de Barcelona´92, pero también respeto que otros lo hagan y que lo disfruten.

@ Anónimo:

Soy seguidor de los Lakers del showtime, es decir, de la época de "Magic", así que no hace falta que me convenzas de su nivel, como del resto de miembros del "Dream Team".

Sin duda, su juego interior era muy superior al del la actual selección de Estados Unidos, igual que sigo sin tenerla acerca de la mejor condición física y defensa del equipo de ahora.

El "Dream Team" fue mitológico como bien dices, pero el actual equipo sencillamente les ganaría, creo.

Saludos a los dos y disfruten del BA-LON-CES-TO.

Anónimo dijo...

Ojalá tengas razón en que los actuales puedan derrotar a los míticos del 92 porque si no es así entonces el deporte va en retroceso... Creo que hoy tienen mucho músculo y poca grasa corporal, como alguna vez lo dije en 1998, Magic Johnson es el mejor jugador de la historia, no Jordan. Jordan simplemente le queda chico este calificativo, Jordan es el "prototipo del atleta del siglo XXI. Hoy año 2012 lo puedo corroborar a este equipo el físico de los jugadores se parece al de Jordan, Pippen, Robinson y Drexler. Pero aún así creo que no tienen el talento y la inteligencia de los genios del 92. Se me figura la película de Rocky Balboa (Parte VI) pero en basket. El campeón actual no encuentra rival que le haga sombra hasta que busca pelear con el Legendario campeón de los años 80, más lento pero extremadamente fuerte y hasta su entrenador (del campeón actual) le dice "no dejes que te golpee porque si lo hace te puede mandar al hospital". Pero algo sí le agradezco a Kobe...su declaración sirvió para volver a recordar aquel fantástico equipo que inmortalizó el mundo entero bajo el nombre de "Dream Team". El USA team 2012 todavía tiene que derrotar a los grandes equipos de esta olimpiada por diferencias de más de 40 puntos para poder tomar como un posicionamiento serio esta declaración. Saludos a todos y seguimos en este interesante foro.

Anónimo dijo...

Cierro mi comentario anterior respecto al juego interior de los 2 cuadros. Los actuales son como los barcos destructores (rápidos, versátiles pero frágiles), los jugadores interiores del equipo del 92 son como acorazados (enormes, muy fuertes y con pobilidad de ser modificados para misiones flexibles, y eso sí impenetrables). Como el film Battleship.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!