viernes, 2 de octubre de 2015

Los mejores números 3 de la historia de la NBA

Por Jorge

El número tres fue utilizado por doscientos setenta y ocho jugadores a lo largo de la historia de la NBA (y la ABA) hasta la temporada pasada. Y es un número muy popular como lo demuestra que en el último curso fuera lucido por veintiséis jugadores en activo.

Número escogido por muchos jugadores europeos: De Colo, Diaw, Goran Dragic, Belinelli, Asik… y hasta José Manuel Calderón en los Knicks, parece más habitual entre jugadores exteriores que entre pivots.

10.- Drazen Petrovic


El jugador croata supone otra excepción a la regla que marcan los artículos de “los mejores números” pues sólo portó el número tres durante tres temporadas en los New Jersey Nets, pero merece estar en esta lista por lo que significa para el aficionado europeo (siempre considerado entre los mejores jugadores de la historia del baloncesto del viejo continente) y porque a buen seguro hubiese seguido jugando a gran nivel de no haber fallecido prematuramente en un accidente de tráfico.

Magnífico driblador y sobre todo tirador, jugando para los Nets sería elegido en su última temporada para formar parte del tercer mejor quinteto de la NBA (1992-93).

A su fallecimiento los Nets retirarían el número tres en su honor, y posteriormente sería incluido en el “Hall of Fame” en 2002.


9.- Cliff Robinson

Alero que fue depurando su físico y su tiro con el tiempo para convertirse en lo que ahora se denominaría un cuatro abierto. Ya en su primera temporada jugó la final de la NBA en 1990 con los Portland Trail Blazers con quienes repetiría subcampeonato en 1992.

Sus mejores años con el número tres fueron las ocho temporadas que pasó en los Blazers, tiempo durante el que promedió 16 puntos por partido, siendo elegido mejor sexto hombre de la NBA en 1993 y seleccionado para jugar el “All Star Game” en 1994.


8.- Steve Francis

Base explosivo que jugó con el número tres en Houston Rockets y Orlando Magic, su trayectoria en la liga fue notable (19 puntos, 6 asistencias y 6 rebotes de promedio) hasta que las lesiones mermaron su juego para apartarle prematuramente de la NBA.

Compartió el galardón de rookie del año con Elton Brand en el año 2000, y jugó tres “All Star Game” (2002-2004).


7.- Dale Ellis

Fino estilista desde la posición de alero, Ellis destacó por su tiro exterior haciendo su mejor baloncesto en su primera etapa en los Seattle Supersonics promediando más de 25 puntos por partido.

Elegido jugador más mejorado de la liga en 1987, luego fue seleccionado en el tercer mejor quinteto en 1989, año en el que también jugó el “All Star Game” y ganó el concurso de triples.


6.- Stephon Marbury

Elegido para el mejor quinteto rookie en su año de novato en 1997, luego fue seleccionado para formar parte del tercer mejor quinteto de la liga en 2000 y 2003. Fue escogido para jugar el “All Star Game” en 2001 y 2003.

Base de cualidades físicas extraordinarias, para el recuerdo este alley oop de espaldas brutal con los Nets, al que le falló en algunos casos la cabeza, pero que fue capaz de reinventarse y extender su carrera con notable éxito después jugando en China.

Su impacto al llegar a la NBA fue considerable de la mano de unos Wolves en los que formó una pareja letal con Kevin Garnett. Luego siguió creciendo en los Suns y los Nets para acabar diluyéndose por la falta de confianza que vivió al final en los Knicks terminando con unos promedios de carrera NBA de 18 puntos y 7 asistencias por partido.


5.- Ben Wallace

Pivot de corta estatura pero de notable fortaleza física, Wallace es el clásico jugador construido a sí mismo a partir del entrenamiento duro. Supo reconocer la defensa como la parcela en la que podía destacar para hacerse un hueco en la liga.

Cinco veces seleccionado en el mejor quinteto defensivo de la liga, y tres en el segundo quinteto ideal (aprovechando años de bajo nivel en la pintura), fue elegido cuatro veces como el mejor defensor del campeonato igualando en galardones a Dikembe Mutombo.

Seleccionado para jugar el “All Star Game” en cuatro ocasiones, lideró la liga un par de temporadas en rebotes y otra en tapones, y siempre destacó entre los mejores en esos apartados durante sus años más brillantes.

Su mejor época la pasó en Detroit Pistons promediando 7 puntos, 11 rebotes y 2 tapones por partido, consiguiendo ganar el campeonato en 2004 y jugando otra final en 2005.


4.- Chris Paul


Base pequeño pero potente que destaca en ataque por el control del tempo de juego con una excelente dirección y capacidad de pase (lideró la liga cuatro veces en asistencias), pero también en defensa (lideró seis veces la liga en robos de balón).

Rookie del año en 2006, ya ha sido seleccionado en cuatro ocasiones en el mejor quinteto de la liga y otras cinco en el mejor quinteto defensivo. Además lleva acumuladas ocho selecciones para jugar el “All Star Game” del que fue elegido MVP en 2013. Y con la selección de Estados Unidos ganó los oros olímpicos de 2008 y 2012.


3.- Dwyane Wade


Escolta más reconocido por sus cualidades físicas pese a poseer notables habilidades técnicas (aunque adolezca de un tiro fiable de media y larga distancia), Wade lleva jugando con el número tres toda su carrera en los Miami Heat, para los que ha promediando en todo este tiempo 24 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes por partido.

En sus inicios se benefició de las capacidades ofensivas y defensivas en la pintura de Shaquille O´Neal y Alonzo Mourning, haciéndose con la manija del equipo para llevarle al título de la NBA en 2006 (ganando el MVP de esas finales). Luego gracias a la llegada de Chris Bosh y LeBron James pudo seguir en la elite competitiva pese a disminuir sus capacidades físicas, y así jugó las finales de la NBA en 2011 y 2014 y ganó el campeonato otra vez en 2012 y 2013.

A nivel individual fue elegido en el mejor quinteto rookie en su primer año en la liga, y ha formado parte del mejor quinteto en dos ocasiones. Asimismo su capacidad defensiva, destacable principalmente por su faceta taponadora para un jugador de su tamaño, fue premiada entrando en tres ocasiones en el segundo mejor quinteto defensivo.

Once veces seleccionado para jugar el “All Star Game”, fue elegido MVP del partido de 2010. Además lideró la liga en anotación en 2009 con 30 puntos por partido. Jugando con la selección de Estados Unidos ganó el oro olímpico en 2008.


2.- Dennis Johnson

Base legendario de la NBA que jugó con el número tres en los Boston Celtics durante siete temporadas pero que difícilmente pueden olvidarlas los buenos aficionados al baloncesto y particularmente los seguidores de los Celtics que recuerdan de carrera el mítico quinteto de su equipo en la década de los 80.

Reducidas las capacidades físicas que demostró antes en Seattle Supersonics (campeón y MVP de las finales con ellos en 1979) y Phoenix Suns, en Boston “sólo” promedio 13 puntos y 6 asistencias pero dando lecciones de baloncesto una noche sí y otra también dirigiendo al equipo con mano sabia repartiendo juego a sus compañeros y sin temblarle el pulso para asumir los tiros que eran necesarios.

Durante su etapa en Boston fue seleccionado para jugar su quinto “All Star Game” en 1985, y sería elegido para formar parte del mejor quinteto defensivo en 1987. Y a su primer título con los Sonics sumaría otro par más con los Celtics (1984 y 1986) además de jugar dos finales más (1985 y 1987).

El número tres fue retirado por los Celtics en su honor, e ingresó a título póstumo en el “Hall of Fame” en 2010.


1.- Allen Iverson


Un jugador excitante a la par que controvertido, por su vida fuera de la cancha pero también por su peculiar estilo de juego. Posiblemente el jugador más destacado de la historia de la NBA teniendo en cuenta la relación rendimiento-estatura (con el permiso de Isiah Thomas, por supuesto).

Iverson destacó por su velocidad endiablada capaz de volver locos a sus defensores aunque también por algunas selecciones de tiro algo más discutibles pese a que era un muy buen pasador… que sin embargo demostraba con cuentagotas (6 asistencias por partido a lo largo de su carrera no parecen muchas).

Mientras fue el amo de su equipo, los Philadelphia Seventy-sixers, hizo y deshizo a su antojo para regocijo de sus seguidores, luego fuera de allí bajo su nivel de espectáculo pero siguió demostrando que su calidad baloncestística iba más allá del egoísmo que su juego demostraba en algunas ocasiones.

Su palmarés individual viene cargado de reconocimientos: rookie del año en 1997, tres veces en el mejor quinteto de la liga, MVP de la temporada en 2001, seleccionado en once ocasiones para jugar el “All Star Game” del que consiguió el premio MVP en 2001 y 2005. Lideró la liga en anotación en cuatro ocasiones.

A nivel colectivo su currículo es menos notable destacando por la proeza que supuso llevar a un equipo mediocre sobre sus hombros hasta las finales en 2001. Sin embargo esto no resta para reconocer su talento por parte de los aficionados, y a buen seguro su categoría se verá merecidamente coronada con una próxima inclusión en el “Hall of Fame”. Mientras tanto los Sixers ya retiraron el número tres en su honor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Curioso, repasando la lista hay un buen montón de jugadores con características muy similares ...muy buenas cualidades físicas, muy rápidos, explosivos ...

Con tu permiso y aunque por edad no puede estar en esta lista, quiero acordarme de la grandísima Angela Salvadores, la 3 de Duke ... es mi debilidad.

Marcos

Jorge dijo...

Sin duda Marcos, bases/escoltas jugones de los que al buen aficionado gusta disfrutar.

Como disfrutaremos de la jugona Salvadores en Duke, y en el futuro espero que también en la selección española si continúa mejorando su nivel, que ya es de gran altura.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!