sábado, 16 de enero de 2016

Los mejores números 34 de la historia de la NBA

Por Jorge

Doscientos ochenta y dos jugadores de la NBA (y la ABA) llevaron el número 34 a sus espaldas, de los que ocho siguen utilizándolo en esta temporada 2015-2016.

Entre quienes lo utilizaron podemos encontrar a un viejo conocido de la ACB como Tony Massenburg, y al actual entrenador de los Dallas Mavericks, Rick Carlisle, que llevó ese número en sus tres temporadas ochenteras en los Boston Celtics.

Esta selección de los diez mejores de la historia destaca por los aleros y sobre todo por sus pivots.

10.- Xavier McDaniel

Alero de juego duro y agresivo, habitual de las trifulcas, vivió sus mejores años jugando para los Seattle Supersonics con los que promedió 21 puntos y 7 rebotes en seis temporadas.

Incluido en el quinteto ideal de rookies en su temporada como novato (1986), jugó un partido “All Star” en 1988.


9.- Charles Oakley

Ala-pivot rocoso que al igual que McDaniel solía estar metido en todos los rifirrafes, tenía un tiro de media distancia más que bueno al que añadía defensa y sobre todo rebote.

Inició su carrera profesional en Chicago formando parte del quinteto ideal de rookies tras su primer año en la liga (1986). Luego de ser moneda de cambio en un traspaso por Bill Catwright (lo que le privó de vivir los años dorados de los Bulls de Jordan), pasaría sus mejores temporadas en los New York Knicks con los que jugaría las finales de la NBA en 1994.

Lideró la liga en rebotes totales durante dos temporadas consecutivas (1987 y 1988), y formó parte del mejor quinteto defensivo en 1994, año en el que jugaría el partido “All Star”.


8.- Terry Cummings

El reverendo Cummings, miembro de la iglesia pentecostal, jugó como los anteriores también de alero, aunque más versátil y como mayor habilidad en el tiro y al poste bajo, desarrollando sus mejores años en la NBA en los Spurs de San Antonio en los inicios de la carrera de David Robinson, y sobre todo en los Bucks de Milwaukee.

Sin embargo su elección en el draft corrió a cargo de los Clippers (cuando estaban ubicados en San Diego) con los que sería elegido rookie del año en 1983.

Sus mejores temporadas serían la 1984-85 y la 1988-89 en las que jugaría los partidos “All Star”, además formaría parte del segundo mejor quinteto de la liga en 1985 y del tercero en 1989.


7.- Ray Allen


Líder de triples anotados (2973) en la historia de la liga (hasta que Stephen Curry alcance ese honor), ahora inactivo pero oficialmente aún no retirado, Allen representa el tiro en la NBA con una mecánica de ejecución impecable.

Jugó siempre con el número 34 (Bucks, Sonics, Heat) salvo en su paso por los Celtics donde no pudo jugar con ese número “por culpa” de otro integrante de esta lista de excelsos números 34.

Ganador de un anillo de campeón en Boston (2008), luego sumó otro título jugando en los Miami Heat (2013). Jugó diez partidos “All Star”, ganó el concurso de triples (2001), y fue elegido en el segundo mejor quinteto de la liga en 2005 y para el tercero en 2001.


6.- Paul Pierce


Único jugador en activo de la lista y siempre jugando con el 34 (Celtics, Nets, Wizards y ahora Clippers), Pierce representa el prototipo de alero. Hábil con el balón, puede anotar desde cualquier posición del campo y frente a cualquier defensor. Seleccionado en el mejor quinteto rookie en su temporada de novato (1999), ganó el premio MVP de las finales y el título con los Celtics en 2008. Jugó diez partidos “All Star”, y además fue seleccionado en el tercer quinteto ideal de la liga tres veces (2002, 2003, 2008) y otra en el segundo (2009).


5.- Clyde Lovellette

Jugó como pívot para los Minneapolis Lakers en los orígenes de la NBA, llegando a coincidir varias temporadas con el legendario George Mikan con el que alcanzaría el título en 1954. Título al que sumaría otros dos más jugando para los también míticos Boston Celtics (1963 y 1964) en un papel más secundario.

Seleccionado en el segundo mejor quinteto en 1956, jugó tres partidos “All Star”. Además de ganar títulos en la NBA, ganó el campeonato universitario de la NCAA (1952 con Kansas), y también el título olímpico (Juegos de Helsinki en 1952).

Los Lakers rinden homenaje a seis jugadores que contribuyeron al éxito de la franquicia cuando se encontraba en Minneapolis con un banderín que cuelga de su cancha y en la que se hace referencia a un Lovellette que forma parte del “Hall of Fame” desde 1988.


4.- Charles Barkley

Jugó con este número en los Sixers y luego en los Phoenix Suns con los que llegaría a jugar una final de la NBA en 1993.

Ala-pivot que en su momento luchó con Karl Malone por el título honorífico de mejor “power-forward” de la liga desde mediados de los 80 hasta principios de los 90, Barkley destacó por su fiereza reboteadora que le llevó a liderar la liga en ese apartado en 1987 pese a sus “escasos” 1,98 m, promediando 12 rebotes por partido al final de su carrera.

Jugó once partidos “All Star (MVP en 1991), y ganó el MVP de la temporada en 1993. Fue elegido cinco veces para el equipo ideal de la liga y otras cinco en el segundo mejor quinteto.

Dos veces campeón olímpico con Estados Unidos (1992 y 1996), fue el máximo anotador del considerado como mejor equipo de la historia del baloncesto, el “Dream Team” que jugó los Juegos Olímpicos de 1992.

Seleccionado como uno de los cincuenta mejores jugadores de la historia de la NBA con motivo del cincuenta aniversario de la liga en 1996, Barkley tiene su número retirado por los Philadelphia 76ers y los Phoenix Suns. Además entró a formar parte del “Hall of Fame” en 2006.


3.- Mel Daniels

Fallecido a finales de 2015, Daniels fue un pívot que jugó toda su carrera en la ABA salvo unos testimoniales once partidos en su última temporada como profesional en los New York Nets de la NBA.

Rookie del año en 1968 jugando para los Minnesota Muskies, sus mejores años transcurrirían en las seis temporadas que jugó para los Indiana Pacers con los que conseguiría el premio MVP de la temporada en 1969 y 1971, ganando tres campeonatos (1970, 1972 y 1973).

Jugó siete partidos “All Star” siendo MVP en 1971, y fue elegido cuatro veces en el mejor quinteto de la ABA (incluido en su año rookie). Alcanzó el mejor promedio de rechaces en tres temporadas, y es el mejor reboteador total de la historia de la ABA.

El número 34 fue retirado por los Indiana Pacers en su honor, y forma parte del “Hall of Fame” del baloncesto desde 2012.


2.- Shaquille O´Neal


Probablemente el pivot más devastador que jugó en la historia de la NBA gracias a esa combinación de fuerza y agilidad que le permitían desplazar por la pista su 2,16 m y sobre todo sus en algunos casos cerca de 150 kilos.

Injustamente, a mi modo de ver, menos considerado que otros jugadores por la superioridad física que tenía respecto de sus rivales, lo cierto es que era hábil con el balón en las manos, pasando y también botando como se puede ver:


O´Neal jugó sus mejores años en la NBA con el 34 en Los Ángeles Lakers (1996-2014), y con ese número a la espalda sería campeón de la NBA tres veces consecutivas (2000-02) siendo nombrado en todos los casos mejor jugador de las finales. Además sería elegido MVP de la temporada en 2000, y en esos años jugó siete partidos “All Star” (MVP en 2000 y 2004) y sería elegido en seis ocasiones para formar parte del mejor quinteto de la NBA y tres veces en el segundo mejor quinteto defensivo.

Los Lakers retiraron el 34 en su honor y actualmente está nominado para ingresar en el “Hall of Fame”, logro que a buen seguro conseguirá en este año 2016.


1.- Hakeem Olajuwon


Si Shaq fue el pivot más demoledor, Olajuwon probablemente sea el mejor juego de pies que pasó por las zonas de la NBA. De movimientos gráciles y elegantes, el pívot de origen nigeriano sigue hoy en día dando lecciones a aquellos jóvenes que quieren aprender de sus movimientos, y no sólo pivots como se ve en el siguiente ejemplo:


Olajuwon jugó toda su carrera en Houston (también allí jugó en su periplo universitario) salvo en su temporada de despedida que lo hizo en Toronto. Con los Rockets ganaría los títulos de la NBA en 1994 y 1995. Palmarés colectivo al que puede añadir la medalla de oro olímpica ganada con Estados Unidos en 1996.

Su palmarés individual es tan envidiable como sus movimientos al poste bajo, incluyendo doce participaciones en el partido “All Star”, seis veces en el mejor quinteto de la liga, cinco veces en el mejor quinteto defensivo (mejor defensor en 1993 y 1994), MVP de la temporada en 1994 y mejor jugador de las finales de la NBA en 1994 y 1995. Líder en promedio de rebotes y tapones en un par de temporadas, es el máximo taponador de la historia de la NBA.

Houston Rockets retiró el número 34 en su honor, seleccionado como uno de los cincuenta mejores jugadores de la historia de la NBA en 1996, forma parte del “Hall of Fame” desde 2008.

2 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Un número ilustre, sin duda, y con muchos favoritos personales, incluyendo al Hombre-X.

Solo con Olajuwon, Shaquille y Sir Charles ahí ya no se atreve nadie... XD

Saludos.

Jorge dijo...

A esta decena de 34´s sólo le faltaría Mo un par de bases que le suministraran buenos balones para formar un equipo de ensueño.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!