lunes, 11 de abril de 2016

Imágenes de BA-LON-CES-TO (18): Kobe Bryant

Por Jorge

El próximo miércoles Kobe Bryant se despedirá del baloncesto profesional jugando su último partido con Los Ángeles Lakers.


Hizo que disfrutásemos del juego, más allá de la dualidad amor/odio que despertó entre los aficionados, y el reconocimiento público que recibió en ésta su última temporada fue más que merecido para alguien que ama el baloncesto. La imagen que ilustran estas palabras demuestra como se lo "curran" algunos para demostrar la veneración que le profesan.

También entre sus incondicionales se encuentra su excompañero en los Lakers Pau Gasol, que nunca ha escondido su admiración y amistad por este legendario jugador, reconociendo no hace mucho que es un icono del baloncesto.

En mi caso, si bien admiro a muchos deportistas, especialmente relacionados con el baloncesto, no soy mitómano que ansíe el encuentro con los grandes astros del deporte, y sin embargo reconozco que tengo cierto punto de orgullo por haber podido estrechar en su día la mano de Kobe Bryant en una firma de autógrafos durante un acto promocional de la marca de zapatillas que la patrocinaba, allá cuando todavía era un joven imberbe que sólo tenía en su palmarés la victoria en el concurso de mates de su temporada rookie en 1997. Entonces ya imponía cierta arrogancia, apretando la mano con fuerza y mirando desafiante a los ojos, lejos de la cordialidad y hasta la indiferencia que se supone en un momento como ese, como si tratara de demostrar su fortaleza y total seguridad en sí mismo, y que luego demostró tantas veces sobre la cancha hasta conseguir un currículo al alcance de muy pocos.


A pesar de ser seguidor de los Lakers, nunca fue Bryant uno de mis favoritos (y eso que también tuve el honor de verle jugar en directo), y hasta en ocasiones me enfureció por el juego anárquico e individualista que demostró, y que muchos consideran por su afán competitivo, pero que de ser así tal vez hubiera sido mejor que eligiese mejor sus opciones muchas veces. Sin embargo no llego ni por asomo al odio que despertó en otros (seguramente porque no jugaba en sus equipos favoritos), y desde luego reconozco su categoría sobre la que me parece que nadie debe dudar.

La multitud de récords que acumula en la franquicia de la NBA más reconocida mundialmente, ser el tercer máximo anotador de la historia, y anotar 81 puntos en un partido, por no hablar de que posiblemente sea uno de los mejores jugadores técnicamente hablando de la historia (al menos a mi juicio no vi a nadie igual hasta ahora), son solo unos breves apuntes que muestran a las claras algunos méritos más que suficientes para ser reconocido como una leyenda del baloncesto.

Animo a todos a despedirse de Kobe Bryant viéndole jugar su último partido en la NBA, mientras tanto les dejo este vídeo para que disfruten con una sucesión de algunos de los mejores mates que consiguió a lo largo de su carrera:

6 comentarios:

Marcos dijo...

Coincido contigo. Técnicamente es brutal, pero el juego de equipo ...No obstante lo que más pesó en la carrera de Bryant fueron cuestiones fuera del basket. Aquellas acusaciones de violación han pesado mucho para ganarlse enemistades, recelos y finalmente para que no se le considerase como el nuevo Jordan salvo para sus incondicionales.
saludos.

Jorge dijo...

Mi referencia tiene que ver con cuestiones deportivas, que para las extradeportivas imagino que existen otros espacios, sin embargo discrepo Marcos, pues me atrevería a decir que pocos se acuerdan de aquel episodio como, ya que lo mencionas a él, pocos lo hacen de los temas de ludopatía y apuestas que envolvió en su momento a Jordan (incluso se llegó a rumorear que el asesinato de su padre había tenido que ver con temas de juego y mafia).

Saludos.

Marcos dijo...

Si jorge, pocos se acuerdan, pero en un momento dado, la prensa te ensalza o te machaca ... Es como si ahora, en pleno boom de Curry, se le descubriera, cierto o no, algún trapo sucio. Pesaría mucho en el global de su carrera, aunque en 10 años no se acordara ya nadie.
A Jordan, como bien dices, han querido "ensuciarlo" mil veces, no solo con lo que comentas, si no también diciendo que era un "tacaño", etc ...pero creo que son temas que salieron cuando ya estaba consagrado. No obstante, volviendo a lo puramente deportivo, mañana será un día histórico y vuelvo a pensar en lo viejo que soy porque ya no despido a un jugador de "mi" generación de ídolos si no de la siguiente ...

Jorge dijo...

Sigo sin estar de acuerdo, no creo que aquel episodio haya afectado a su popularidad y consideración deportiva a nivel global (en ese momento sí, claro) pero no me extiendo para no aburrir insistiendo en que sobre aquel capítulo como sobre otros extradeportivos de los deportistas se podría debatir en otro espacio con más calma.

Sin duda será un día histórico para el baloncesto porque además de la retirada de Bryant existe la posibilidad de que los Warriors alcancen una marca histórica.

Saludos Marcos.

Mo Sweat dijo...

Históricos, sin duda, han sido sus 60 puntos en el día de su despedida, en un partido que aflora todo lo que se comenta de él en el post; su egoismo, su tremenda capacidad competitiva, etc... la verdad es que ha sido un auténtico broche de oro a su carrera, que ni en la mejor película de Disney lo hubieran clavado de forma tan perfecta.

Historia pura del baloncesto.

Saludos.

Jorge dijo...

Sin duda Mo, un partido así será recordado siempre como la probable mejor despedida que haya tenido un jugador... y digo probable porque si no me equivoco (he visto y leído tanto sobre este partido...) creo que en declaraciones posteriores el propio Bryant dijo que la mejor despedida habría sido con otro anillo de campeón.

Ahora tocará tirar de videoteca para seguir disfrutando de su juego.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!