lunes, 23 de mayo de 2016

Hasta pronto, Estudiantes

Por Jorge

El equipo de patio de colegio, su origen está en el instituto madrileño del Ramiro de Maeztu, tendrá que trabajar y mucho para volver a jugar en la máxima división del baloncesto español… si cuestiones económicas no lo impiden.


Después de un parcial increíble en contra, Estudiantes no pudo certificar ayer su particular remontada para mantenerse en la liga ACB, y si los equipos que asciendan de LEB Oro cumplen los requisitos económicos (que sería lo suyo si la competición se ajustase a la economía actual), el equipo colegial vivirá el próximo curso su primera temporada alejado de la primera línea del baloncesto español.

Recientemente Guillermo Ortiz escribía sobre los males que acechan a Estudiantes desde tiempo atrás. Desconociendo las circunstancias económicas (que también pueden ser un enorme obstáculo para recuperar la categoría) que se mencionaban en ese artículo, la sensación es que desde hace mucho se fue parcheando la situación y se vivió de un “tirar hacía delante” dando bandazos y sin querer corregir errores (en el plano deportivo) sin que ello favoreciese salir de esta dinámica.

La falta de estabilidad en puestos claves (dirección deportiva y entrenador) achuchados por los temas económicos que dificultaban el fichaje de buenos jugadores eran un camino que más pronto que tarde iba a provocar esta hecatombe. Y es que en el baloncesto profesional de hoy en día el romanticismo no tiene cabida si no se hace frente a la falta de dinero con una gestión inteligente que permita al menos intentar competir.

Y el caso es que incluso de haberse conseguido la salvación en la última jornada no me hubiese extrañado que ello fuera otro parche que habría permitido seguir hacia delante pero sin corregir los errores previos, como se demostró ya, pues estas son cuestiones sobre las que se habló en el primer descenso del equipo en 2012 (no consumado porque los equipos que ascendieron no cumplieron los requisitos económicos de la ACB).

Los seguidores del equipo estudiantil siempre defendieron la cantera como base desde la que partir, y si bien hoy en día la cantera no tiene el nivel de antaño cuando salían jugadores que alcanzaban incluso la internacionalidad con la selección española, si tiene nivel suficiente para haberse sacado mayor provecho del que sacaron algunos entrenadores (a cambio de mediocres y costosos jugadores venidos de fuera), seguramente por sentirse con la soga al cuello y pensar en salvar la categoría incluso por encima de los valores que acompañan la formación deportiva que era y ahora más que nunca debería ser la bandera del equipo colegial.

Tal vez esta caída sea mejor para volver a los orígenes, ajustar la economía del club, y volver a creer en los chavales creando unas bases que nunca se debieron abandonar y que tienen en la cantera y la afición sus pilares fundamentales, y puede que no den para volver a la ACB, pero sí servirán para mantener una estructura que se hace necesaria en el baloncesto formativo español más allá del profesionalismo.

Aquellos que no lo ven tan claro temen que jugar en el “pozo” del casi anonimato de la segunda competición nacional acabe con un club histórico, pero de momento si cumplen sus palabras, no le faltarán patrocinadores al club, aunque otra cosa será en qué condiciones, y la paciencia que tendrán unos y otros.

Como aficionado al baloncesto y simpatizante del Estudiantes sólo me preocupa que este descenso pueda dejar desamparados a la larga a la multitud de chavales y equipos que todos los fines de semana disfrutan del baloncesto en categorías inferiores, pero quiero creer que entre patrocinios e incluso mecenas particulares (el Estu tiene muchos seguidores románticos) eso no pasará nunca. Quizá ese espacio de las categorías de formación debería ser el lugar en el que debiera moverse el club en el futuro, volviendo a lo que nunca dejó de ser, un equipo de patio de colegio.


Particularmente lamento este descenso por todos los amigos que son seguidores del equipo, y por el departamento de comunicación que hace una notable labor (fantásticos a través de Internet y las redes sociales) en la difusión de los valores del equipo y por ende de la promoción del baloncesto. Mucho ánimo para todos, y hasta pronto, Estudiantes.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pena pero se veía venir porque lo de equipo de patio de colegio no es más que un recurso publicitario.

No obstante la afición del Estu debería de pedir responsabilidades a quien ha llevado al club a esa situación, incomprensible para mi en un equipo tan sumamente quedrido y popular que nunca ha tenido problemas para encontrar patrocinios y con una base social asentada y amplia...
El camino que les queda no será facil pero tampoco imposible.
Tienen cantera para poder llegar mínimo a LebPlata sin problemas y luego dar el salto a Oro y ACB con cabeza y sin olvidar sus señas de identidad

Jorge dijo...

Tienes razón "Anónimo", y es que no parece que la gestión haya sido muy buena en este siglo teniendo en cuenta eso que dices, los patrocinadores y la afición nunca le faltó al equipo.

Veremos como evoluciona la situación y si finalmente se consuma el descenso, pero en cualquier caso se hace necesaria una mejor gestión.

Saludos.

Manolo dijo...

Jorge, ha tardado poco en volver... De rebote

Manolo dijo...

Jorge, ha tardado poco en volver... De rebote

Jorge dijo...

Y no sé yo si aprenderán la lección para no volver a caer en los mismos errores. Tal vez les convendría el descenso para renacer y volver a sus orígenes.

Un abrazo Manolo.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!