miércoles, 5 de agosto de 2009

Frases de Baloncesto (2): Fernando Martín

Por Jorge

Aristóteles, como ya dije en otra ocasión y ahora repito, decía que la virtud estaba en el término medio. Para aquellos que escribimos, hablamos, jugamos, pensamos, etc. acerca de baloncesto, a veces exageramos y todo lo relacionamos con el baloncesto, pareciendo que no haya vida más allá de nuestro querido deporte.

Fernando Martín en los Blazers.

Para recobrar el equilibrio sobre el que seguro que tanto sabía el bueno de Aristóteles, y la cordura que ello supone, traigo a colación una frase que quizás nos devuelva los pies a la tierra a todos aquellos que sólo pensamos en baloncesto, y para los que nos parece que no existe otra cosa más importante en la vida. Eso sí, lo siento, la frase tenía que ser de un jugador de baloncesto:


“El baloncesto no es fundamental en mi vida. Lo único esencial es sentirme un poco necesario y un poco querido”.
Fernando Martín, leyenda del baloncesto

Esta frase proviene de una recopilación de frases de Fernando Martín, y que fue publicada en la revista “Gigantes del Basket” que informaba del accidente y fallecimiento del primer jugador de la historia del baloncesto español que había jugado en la NBA.

Frase sencilla y humilde que quizás no cuadraba con la imagen que se tenía de Fernando Martín, y que venía a demostrar que por muy grande que se sea, todos somos personas normales y corrientes con un anhelo común: sentirnos queridos.

Al hilo de esta frase del mítico Fernando Martín, quiero agradecer el excelente trabajo que realizan muchos aficionados en un intento por recuperar figuras de antaño, homenajeando y recordando los méritos deportivos de jugadores, equipos, entrenadores, etc., que dejaron su huella y que han ido pasando al olvido debido a las premuras del presente.

Gracias a Internet se pueden recuperar y aprender del baloncesto de antaño, que denomino baloncesto vintage o clásico, por medio de imágenes (fotografías y videos) y textos que muchos bloggers dedican a glosar figuras de la historia del baloncesto.

Vivimos en un mundo de prisas y aceleración informativa en el que no tiene cabida ni la historia ni el pasado, y eso incluye también al baloncesto. Entre las virtudes de conocer la historia del baloncesto, caben destacar tres: puede servir para enganchar a los aficionados más jóvenes que no vivieron épocas pretéritas, para permitir la nostalgia y el recuerdo de hazañas que otros vivimos en “nuestras carnes”, o simplemente para conseguir información que permita conocer el baloncesto de otra época.

También aprovecho la ocasión para invitar a todos los lectores a visitar algunos de esos recuerdos e historias, visitando la nueva lista de blogs que he creado bajo el título de “Baloncesto Vintage". Que lo disfrutéis.

8 comentarios:

Mr. Naismooth dijo...

Recuerdo esa entrevista. Fernando, mucho antes de ir a la NBA,ya era un hombre muy mediatico. El y Epi eran los dos estandartes del basket español y eso Martín no lo llevaba nada bien. Era jugador de baloncesto y, como bien señalas, persona. Todo lo que se interpusiese entre esos dos conceptos le tenia sin cuidado. No le gustaba conceder entrevistas y llevaba muy mal el tema de la popularidad. Cuando salia con Ana Obregón, hubo un pequeño intento por parte de la prensa rosa de la época por incorporar a Fernando a ese circo, y eso le desquiciaba. Fernando fue un deportista como la copa de un pino, que fue a la NBA única y exclusivamente para demostrarse a si mismo que podia jugar con los mejores, lejos del afan de notoriedad o dinero de otros. Su personalidad era arrolladora, y muchos le consideraban una persona arisca y antipática. Precisamente esas eran las personas que a Fernando Martín le traian sin cuidado.

El mejor modo de valorar la dimensión deportiva y humana de Fernando son las lágrimas de sincera tristeza de Audie Norris el dia de su entierro. Eso ya lo dice todo.

Jorge dijo...

Hola Mr. Naismooth.

Sí, yo también recuerdo esos intentos de la prensa rosa, y por otro lado, tampoco creo que chocara con Epi por aquello de compatir protagonismo en el baloncesto.

Quizás, su malestar iba más por el tema deportivo y por esa rivalidad que siempre existía y existe) entre Barça y Madrid.

No recordaba las lágrimas de Audie, aunque si recuerdo esos duelos tremendos en la pintura, pero ya se sabe, una cosa era la pista, y otra fuera de ella, y esas lágrimas demuestran la dimensión humana de Fernando, pero también la de Norris.

General Espartero dijo...

Hola Jorge, te devuelvo la visita!

Gracias por la parte que me toca respecto a tu comentario en el post. Te toca en el corazón cuando alguien valora lo que piensas (de basket en este caso).

De FM recordaría también aquella frase después de la final de la recopa del 89 (62 puntos de Petrovic) que era 'Esto de tirar más tiros que nadie se va a acabar'. Esto no va de ser el foco de atención, de cogerla y tirar, de hacer la posturita que hace el jugador que aparece en la Playstation y tirar sin selección de tiro. Esto va de sacrificio, de orgullo, de pagar el peaje que sea necesario para ganar.

Un saludo!

Jorge dijo...

Hola General Espartero, agradecido por tu visita, aunque no tiene que devolver nada, y serás bienvenido por aquí cuando quieras.

Más que la frase, lo que recordaba después de todos esos puntos de Petrovic es que el el quipo ya no fue el mismo. Las eternas disputas, los egos... algo que nunca ha hecho ningún bien al baloncesto.

Mr. Naismooth dijo...

No me he explicado bien. Fernando no queria protagonismo de ningun tipo. No queria saber nada ni de la fama, ni de la prensa. Solo queria que le dejaran en paz. Y ver a Norris llorando y tapandose la cara con las manos es una imagen sobrecogedora de verdad. Irrepetible Martín.

supersalvajuan dijo...

Esos movimientos de pies. Qué grande.

Jorge dijo...

Bueno, supersalvajuan, aunque me haya referido a él, nunca fue de mis favoritos, y la verdad, no recuerdo ningún juego de pies.

Eso sí, sin ser un 10 en nada, hacía de todo un poco, y desde luego, donde si se acercaba o llegaba a ese 10 era en su físico: era una bestia parda.

Recientemente le vi en un partido de la selección contra Uruguay en Los Ángeles, y la verdad es que me deslumbró como no lo recordaba. Supongo que también le olvidé un poco.

Anónimo dijo...

te mando una pagina de dos entrenadores argentinos de formacion, es interesante
un abrazo www.diazvelez-bojanich.com

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!