martes, 28 de julio de 2009

Charly, el olvidado

Por Jorge

Carlos “Charly” Sainz de Aja, entrenador de los junior que ganaron el oro en el mundial de 1999 se siente olvidado. En la entrevista que le ha hecho "Marca" con motivo del décimo aniversario de aquella medalla dice:

“(…)El mayor éxito que se había logrado en el basket español hasta ese momento. (…)”.

Sainz de Aja en 1999
Sainz de Aja durante el mundial junior de 1999. (foto: feb.es)

Con palabras como esas, y otras que luego podréis leer, quizás no esté haciendo méritos para ser llamado, pues la imagen es la imagen, y es que o se creció un poquito durante la entrevista, o el plumilla contextualizó demasiado, o se omitieron algunas que otras palabras por aquí o por allá.

Para gustos los colores, pero poner el éxito de un equipo, no lo olvidemos, junior, por encima de éxitos como la medalla de plata olímpica de Los Ángeles, o se debe a un error que cualquiera puede cometer o simplemente a Sainz de Aja se le fue un poco la pinza, ninguneando en cierto modo la tarea de otro histórico de su gremio como Antonio Díaz-Miguel.

¿Por qué ha pasado Charly al “olvido”?

1) "Fracaso" deportivo posterior:

Después del éxito de Lisboa, que tan bien nos han recordado en acb.com, Sainz de Aja pasó por el equipo ACB de Estudiantes en 2000, con no muy buen resultado hasta el punto de ser cesado y sustituido por Pepu Hernández. Ese "fracaso" matizable, no le ayudó entonces y seguro que no lo hace ahora.

2) "Dudosas" habilidades comunicativas en los medios:

A la frase mencionada arriba, tampoco ayuda para ser llamado ni por la federación ni por nadie esta otra perla en "Marca" (que no son santos de mi devoción, todo sea dicho):

“Raúl y Navarro eran mejores que él. Lo que pasa es que Ricky ha tenido mucho marketing. Si ellos hubieran tenido ese bombo... Tuvieron que pelear mucho por un hueco entre los profesionales (…)”.
Fea costumbre la de ensalzar los méritos de unos subestimando a otros. Ya me diréis que pintaba Ricky en todo esto, y si bien, seguro que fue culpa del entrevistador meterle por medio, Charly debería haber evitado el escollo “mojándose un poco menos” y dejándose de comparaciones alabando los méritos de uno y de otros.

Como lo cortés no quita lo valiente, no siempre se ha metido en jardines como demuestra otra entrevista en el Diario As, en vísperas de la final del Mundobasket de Japón, en la que preguntado por Pepu fue más diplomático pese a que le había hecho la cama en el Estu, para reconocer sus cualidades y demostrar que no le guardaba ningún rencor.

3) Imagen que no concuerda con los tiempos que corren:

Su imagen de profesor bonachón no va con la imagen “moderna” que se vive en el baloncesto actual, tal y como muy bien retratan “Los chicos del basket”.

Tampoco le ayuda su salida de los focos de la imagen pública de los medios, salvo por alguna aparición aislada (columna puntual; participación comentando un partido ACB...). A la velocidad informativa actual, la gente pierde la perspectiva con mucha facilidad y se olvida de los éxitos del pasado, como si no se pudiera aprender de ellos todavía.

Analizados los tres puntos anteriores, es fácil explicar el porqué de su olvido, aunque a todo ello, habría que añadir que difícil es llamar la atención de un presidente de la federación española de baloncesto, José Luis Sáez, más preocupado de sí mismo por medrar y darse todo el autobombo que puede como demuestra "En el basket como en la vida..." , llegando a echar a un campeón del Mundo (Pepu Hernández), por celos de mérito/imagen.

En definitiva, para que se acuerden de uno, tienes que entrar en el juego, y estar versado en el arte de la imagen/comunicación, que me permito denominar como mamoneo*, algo que no ocurre sólo en la elite deportiva sino también en la formación. Algo que tampoco nos puede extrañar pues el baloncesto no deja de ser un reflejo de lo que vivimos día a día en nuestra sociedad.

Actualmente, Charly Sainz de Aja está vinculado al baloncesto en el colegio Virgen de Atocha de Madrid, al menos me ha “recibido” en un par de ocasiones que he tenido que visitar dicho colegio para jugar partido con “mis chavales", y me parece que ejerce como profesor, aunque cuando nos abrió la puerta la primera vez, más parecía el conserje. Supongo que ostenta el puesto de director deportivo del cole, y tal vez dirija a algún equipo.

Seguro que está muy a gusto allí, y parece que tampoco tenga tanto interés por volver a los grandes focos de la elite/profesionalismo (donde hoy día se llega más por el mencionado mamoneo que por conocimientos y méritos deportivos), a tenor de lo que dice en "Marca":


"No pido que me llamen para entrenar, pero para el curso de entrenadores, una conferencia...(...)”.
Sin desmerecer al colegio, parece que no estaría mal que recibiera alguna llamada de cuando en cuando para colmar su ego (que seguro que queda más que satisfecho con el reconocimiento de los jugadores que entrenó), y también para que pueda dar interesantes lecciones a los jóvenes entrenadores, pues sus conocimientos están fuera de toda duda como muestran estos ejemplos:

- Dirección de Equipo
- Sistemas de ataque
- Los secretos de los junior de oro

Particularmente, sus apuntes sobre dirección de equipo para categorías de formación me parecen concisos y brillantes hasta el punto de que si todos los entrenadores de base tuvieran en cuenta este texto, sus equipos funcionarían mucho mejor y las experiencias del baloncesto para esos jóvenes serían más beneficiosas.


----------------------------




*Arte del mamoneo: saber venderse aunque "la moto sea un cacharro"; saber parecer que se sabe más de lo que realmente se sabe; saber rodearse de los jerifaltes aunque estos cambien de tiempo en tiempo; saber ganarse la confianza hasta del último de la fila que ya se sabe que conviene tener amigos hasta en el infierno (para cuando vengan mal dadas); saber colocarse en la foto del éxito, y desaparecer de la del fracaso; aderezado todo ello por un mucho de peloteo (hablando fino) por aquí y por allá.

12 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Interesante artículo, Jorge.

Desconocía el actual paradero de Carlos, es cierto que la vida es curiosa y no siempre triunfan los que más lo merecen.

Saludos.

Jorge dijo...

Ya sabes Mo, estar en el lugar correcto en el momento adecuado...y aprovecharlo.

Tampoco tuvieron mucha paciencia con él en Estudiantes, y eso le pudo marcar, para quedarse en un "empleo más seguro".

Un saludo para ti también.

Mr. Naismooth dijo...

Sin entrar a valorar las virtudes tácticas de Charly, entrenar en ACB no es broma. No tiene nada que ver con entrenar a Juniors. Tenemos miles de casos de entrenadores jovenes que fracasan en ACB. Algunos optan por seguir entrenando en LEB o EBA (o en autonómicas incluso) y otros deciden tirar la toalla. Desconozco cual es el caso y las circunstancias personales de Sainz de Aja.

Pero he de decir que llevar el equipo que él tenia, además de una suerte, debe considerarlo un orgullo. Máxime cuando su trabajo con ellos se "limita" a coordinar el grupo en campeonatos. No a formarlos como jugadores. Ese trabajo, menos grato y vistoso, lo hicieron otros.

Aja tiene mucha parte de mérito en la consecución de la medalla, sin duda. Pero no nos subamos por las ramas. El tomó su decisión (repito, desconozco las circustancias, pero de esas todos tenemos la colección completa). A partir de ahi, le deseo todo lo mejor, personal y profesionalmente.

Saludos

Jorge dijo...

Saludos, Mr. Naismooth.

Toda la razón del mundo cuando comentas que Aja sólo coordino el equipo porque la formación ya la hicieron otros. La palabra lo dice, era el seleccionador.

He tenido la oportunidad de ver algún entrenamiento de selecciones autonómicas, y hablando con sus seleccionadores, comentaban que hacían un trabajo conjunto con los clubes de origen en lo referente a la técnica para no afectar al trabajo cotidiano en sus equipos, y el grueso del trabajo era de carácter táctico.

También es verdad que no es fácil pasar de triunfar en categorías inferiores al profesionalismo, donde como digo, existe mucho mamoneo. Otroos si lo han conseguido como Xavi Pascual o Joan Plaza.

Pirrimarzon dijo...

Luis Guil ha sabido cambiar el chip de seleccionador a entrenador, y con muy buenas maneras. A mí me gusta este técnico y le veo mucho futuro, y además, un futuro agradable a la vista.

Supongo que la evolución de Charly no habrá sido tan agraciada, pero que le quiten lo bailao!!

Saludos

Jorge dijo...

Hola Pirrimarzon.

Tienes razón, se me olvidó incluir a Luis Guil entre los entrenadores, que de momento han tenido éxito en su salto de la formación al profesionalismo.

Digo de momento, porque sólo la regularidad le hará permanecer entre los grandes, y como bien dices, tiene muy buena pinta.

Todavía le recuerdo "ojeando" a minis en colegios de Madrid para "su Fuenla", y ahora está codeándose con los grandes.

Cuando le vi dirigiendo a la selección junior de Ricky en 2007 parecía que lo hacía bien pero tampoco me llamó tanto la atención, sin embargo, ahora ha demostrado que sabe, y cuando le han entrevistado, me ha parecido un tipo con conocimientos (de esto no es que tuviera dudas) pero que además se explica muy bien.

Aquí dejo una muestra de su buen hacer. Visitar esta página de acbtv http://acbtv.acb.com/channel/21 y ver el video titulado el día a día de Luis Guil.

Anónimo dijo...

Charly lleva toda su vida viviendo en el barrio del colegio Virgen de atocha, ha jugado, entrenado y su padre da nombre al torneo que todos los años se juega a finales de temporada y por el que han pasado jugadores como A. Martín, Carlos Montes, A. Reyes hasta NBAs como Maciej Lampe.
Todo lo que grita y maltrata al jugador en formación es imposible de hacer a nivel profesional, de ahí su fracaso en ACB.

Un represaliado de Charly

Jorge dijo...

Gracias por la información.

Ya conocía que era director deportivo o técnico en Virgen de Atocha por haber jugado alguna vez mis equipos allí.

Desconocía ese "maltrato" que ejercía sobre los chavales. Una lástima. Como entrenador de formación a veces también abronco y pego mis gritos, pero estoy totalmente en contra de los métodos por los que algunos entrenadores vejan a los jóvenes, y les exigen cual profesionales provocando que luego muchos aborrezcan el baloncesto.

Saludos.

Anónimo dijo...

Eso es mentira.Charly es un buenísima persona y yo tengo el gusto de verle todos los días.Es el coordinador de baloncesto de mi cole

Angel Estévez dijo...

Soy ex jugador del Virgen de Atocha, y tuve la suerte de que me entrenara dos años de junior, es mentira que maltrate a los jugadores, y en cuanto lo de gritar, a veces hay que hacerlo, no pasa nada.
Es un gran entrenador, lo dice uno que además uno que no jugo todos los minutos que querría haber jugado.

Jorge dijo...

Gracias por la información Ángel. No todos los jugadores/aficionados tienen la misma percepción de un entrenador. Supongo que la experiencia o conocimiento del anónimo que dejó su comentario en este artículo fue distinta.

Saludos.

Anónimo dijo...

el Charly este es un tipo impresentable antideportivo imbécil y cualquier adjetivo más. Me alegro muchísimo que sea un conserje que es un puesto demasiado para su persona, gracias a dios a mi me va mucho mejor que él.
El tiempo pone a cada uno en su sitio Charly, gracias al baloncesto por olvidarte.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!