miércoles, 9 de junio de 2010

Final NBA 2010 Partido 3: Celtics 84 - Lakers 91 Fisher pone otra muesca para su leyenda

Por Jorge

Partido de revisiones de jugadas con el video que fue de más a menos hasta que Derek Fisher apareció como el héroe de los Lakers para anotar 11 puntos decisivos en el último cuarto.

Fisher celebra con Gasol su 2+1

Gasol felicita a Fisher tras su jugada para el 2+1 definitivo. (foto: latimes.com)

Lamar Odom y Kevin Garnett llegaron por fin a la final en el día que Ray Allen tuvo la de arena (0-13 en tiros) mientras Pierce sigue desaparecido pese a alguna que otra buena acción.


Kevin Garnett comenzó el partido muy activo con el apoyo de Rondo mientras los Lakers parecían acongojados por el ambiente del Garden, pero bastó un tiempo muerto para que sus jugadores colocaran sus cabezas en su sitio. A partir de entonces los angelinos han sabido controlar el partido pero sin terminar de rematarlo.

Boston mantuvo sus esperanzas gracias al gran partido de ataque de Garnett que ha demostrado sus galones a un Pau Gasol timorato y falto de energía. ¿Quién es el que ha perdido la explosividad? El conocimiento del juego y la concentración de KG siguen y seguirá aunque pasen los años.

Las faltas de los jugadores importantes de ambos equipos han vuelto a marcar las rotaciones aunque Boston ha aguantado más tiempo con sus jugadores cargados de faltas en el campo, mientras que los Lakers han recurrido a un Walton que ha hecho acto de aparición en las finales sin hacer ruido pero poniendo cordura.

En Boston Allen ha fallado todos sus tiros, Pierce ha tenido algún ramalazo de buen juego que no ha tenido continuidad por las faltas personales, Rondo ha pagado su todavía bajo nivel ofensivo (ni tira ni mete una de fuera), y a Garnett sólo le ha secundado desde el banquillo un enérgico y voluntarioso Glenn Davis.

Conciliábulo arbitral al final del partido
Excesivo protagonismo arbitral en las finales. (foto: nba.com)

Por los Lakers, Bryant ha sido el máximo anotador del partido (29 puntos) pero con muy malos porcentajes (10 de 29) forzando muchos tiros, Gasol se tomó el día libre aportando un par de acciones y algún que otro rebote después de tiros libres, y sólo han estado a gran nivel Odom, inmaculado en el tiro (5 de 5 para 12 puntos en 28 minutos), y el gran capitán, Derek Fisher, que ha enchufado 4 tiros sin fallo redondeados con un 2+1 que finiquitaba el partido…que los árbitros han estado a punto de fastidiar.

¿A qué viene tanta revisión de jugadas en las que hay dudas sobre de quien es la fuera? En tres ocasiones los árbitros acudieron al video y en todas ellas la tecnología aclaró la respuesta…si no fuera porque una de ellas incluía una falta clarísima de Rondo a Odom que propiciaba la fuera del jugador de los Lakers. ¿Qué hubiera pasado si Boston levanta el partido después de esa decisión?

El arbitraje sigue siendo demasiado protagonista de unas finales que de momento no destacan por el espectáculo salvo por la aparición estelar hasta el momento de Allen el otro día, y de Fisher esta noche.

L.A. vuelve a recuperar el factor cancha y tendrá que encargarse de que se cumpla algo que ha ocurrido siempre: el ganador del tercer partido de las finales gana el campeonato.

4 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Estoy de acuerdo, estas finales no están siendo muy brillantes por el momento, aunque estoy convencido de que lo mejor está por venir.

Hoy, Pau no ha tenía un gran día, pero también es cierto que los Lakers nunca lo buscan lo suficiente, ya que él siempre está en buenos porcentajes y si no puede no le cuesta mucho doblar balones, de un modo u otro siempre crea. Lo que no entendí, fue como en el segundo partido se le dejó de enviar balones dentro en la 2ª parte cuando llevaba metiendo todo lo que tiraba hasta ese momento, para mí eso fue la principal clave en la derrota de los angelinos.

Por cierto, Garnett espectacular y Rondo muy grande.

Saludos.

Jorge dijo...

Espero que tengas razón Mo, y veamos algo más de baloncesto en los próximos partidos.

Sin duda, en el segundo partido tuvieron que surtir de más balones a Pau y Bynum. Como defensor del juego interior que soy, creo que el equilibrio del ataque siempre te lo dan los balones interiores que permiten situaciones de dentro-fuera.

Pero esta noche en Boston era otra cosa. A pesar de la victoria, no tengo tan claro que los Lakers terminen de perder ese miedo escénico que tienen con el Garden, y Pau particularmente se viene un poco abajo... aunque por supuesto que necesita balones para intentarlo.

No tengo tan claro que Rondo esté siendo tan grande, y esto parece un sacrilegio después del triple doble del segundo partido, pero es que es muy limitado ofensivamente, y sólo se salva por su energía física que no pueden parar los Lakers.

Saludos, Mo.

General Espartero dijo...

Lo de Bryant es para hacérselo mirar. Casi él solito perdió el 2do partido y en este casi lo vuelve a hacer. Su selección de tiro es nula, su capacidad para leer el partido también, sus porcentajes son horribles... y aún así acaba con 20pico puntos y como uno de los máximos asistentes del equipo. Están locos estos romanos...

Un saludo!

Jorge dijo...

No ta falta razón General Espartero.

Y demos gracias que estamos ante la mejor versión de Bryant, que puede aportar en defensa, pasando, en el rebote... porque hace algunos años ten por seguro que no hubiera casi perdido el solito el segundo y hubiera estado a punto de perder el tercero, es que lo habría hecho seguro.

Encontrar jugadores exteriores en la NBA que sepan seleccionar el tiro es poco menos que un milagro.

Saludos, General.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!