viernes, 23 de noviembre de 2012

Hemeroteca (8): Super Epi

Por Jorge

La revista “Gigantes” solía incluir, sobre todo en época estival donde la ausencia de competición doméstica reducía sus contenidos, algún tipo de coleccionable, bien entre sus páginas o en un formato aparte.


Hemeroteca trae aquí el recuerdo de su coleccionable 100 gigantes del basket mundial como excusa para recordar a una de las leyendas del baloncesto español: Juan Antonio San Epifanio “Epi”.


Epi (12 junio 1959) comenzó su carrera en su Zaragoza natal, y pasó al Barcelona en edad junior cuando su hermano Herminio fichó por el club catalán. Al final el trabajo duro del joven Epi gustó a los entrenadores del Barça y acabaó desarrollando una carrera llena de éxitos en los 80 y primeros 90.

La principal cualidad de Epi fue su tiro de media y larga distancia. Y su habilidad para zafarse de sus marcadores con ayuda de bloqueos y fintas. Sin grandes alardes siempre se las arreglaba para conseguir sus tiros y sus puntos.

Si colectivamente tuvo numerosos éxitos con el Barcelona y la selección española, individualmente destaca su nominación como mejor jugador de la década de los 80 por parte de la publicación francesa L'Équipe. Muy meritorio si tenemos en cuenta el nivel de la época de otros jugadores europeos (soviéticos, yugoslavos, italianos).

En España durante el boom del baloncesto en los 80 gracias al repunte de la competición nacional y sobre todo de la medalla de plata de la selección española en los Juegos Olímpicos de Los Angeles (1984), se convirtió en un icono mediático que le valió el mote de “Super Epi”. Según explicó en una entrevista en acb.com el apodo se lo puso Joan Cerdá, periodista del periódico deportivo “4-2-4” que aprovechó el paralelismo con el personaje de la película “Superman” y una gran actuación suya para recurrir a ese apodo.

Sus reconocimientos y méritos deportivos fueron tales que le llevaron a tener el honor de ser el último relevista de la antorcha olímpica en los juegos de Barcelona 1992.

En los 90 las lesiones, el lógico desgaste, y el auge de otros jugadores le hicieron perder protagonismo deportivo pero no carisma, y así todavía participó de algunos éxitos deportivos de su equipo y de la selección española (bronce en el Eurobasket de 1991). Finalmente se retiraría en 1995 después de la final de la ACB que ganó el Barça al Unicaja de Málaga.

Revista "Gigantes" Nº 499 - mayo 1995: anuncio de la retirada de Epi.


Aparte de los recuerdos generales de su juego, en el siguiente video se pueden ver algunos, me quedo con su ritual para lanzar tiros libres: agarrando la pelota, marcando con fuerza el apoyo de su pie derecho ante la línea de personal, para luego dar sus tres botes y tirar. Un clásico.


9 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Que rabia le tenía ... por lo bueno que era ¡¡¡
Vaya peazo de crack ¡¡

Jorge dijo...

¿madridista? ¿verdinegro? Porque si es así, se entiende esa sana animadversión...

La verdad es que en aquella época ver jugar a Epi era alucinante por su facilidad para anotar. Hoy en día con los físicos que se llevan y la polivalencia en el juego lo tendría más crudo, pero si ya entonces era capaz de hacerlo tan fácil, seguro que ahora también lo haría.

Sin duda un crack que lo disfrutamos tanto los seguidores de su equipo como el resto.

Saludos costalgaraldals.

Mo Sweat dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, se adaptaría perfectamente al baloncesto moderno y seguiría siendo un crack. Algo parecido a lo de Reggie Miller o Juan Carlos Navarro.

Saludos.

Jorge dijo...

Ufff, Mo, desde luego que lo comparas con un par de pajarracos de cuidado. Pero sí, con lo currante que era Epi y su manita, estaría a la altura.

Saludos.

Marcos dijo...

Bonito blog, me quedo....¿Epi? mi primer ídolo y os lo dice un "blanco" así como suena. Luego tuvo que compartir corazón con F. Martín....

Marcos dijo...

Bonito blog, me quedo....¿Epi? mi primer ídolo y os lo dice un "blanco" así como suena. Luego tuvo que compartir corazón con F. Martín....

Jorge dijo...

Pues si tiene mérito Marcos que siendo madridista aprecies a Epi después de las jugarretas que le hacia a tu equipo en forma de buenas actuaciones.

Imagino que ese corazón estará ocupado baloncestísticamente por muchos más, pero ya sólo con Fernando Martín y Epi está más que bien ocupado.

Agradecido por el piropo, bienvenido a este humilde blog. Gracias.

Manuel dijo...

Buen blog¡¡¡
Ya veo que has copiado la frase de José Saramago que aparece en otro blog deportivo. Has sido bastante astuto.

Jorge dijo...

Gracias Manuel.

No sé en que blog deportivo aparece la frase de Saramago. Vi esa imagen con la frase hace "siglos" en twitter, y me gustó por lo que tiene que ver con la combinación de deporte y cultura.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!