martes, 16 de febrero de 2016

Mis ojos en la Copa ACB 2016 mirarán…

Por Jorge

Algunas de las preguntas previas que serán respondidas con el devenir de los resultados en esta Copa ACB 2016 son:

- ¿Una victoria culé será el punto de inflexión que signifique el paso del testigo del dominio del Real Madrid al Barcelona (vistos además los resultados de sus últimos enfrentamientos)?

- ¿Conseguirá Valencia basket resarcirse de su bache tras el varapalo de su eliminación de la Eurocup?

- ¿Logrará refrendar Baskonia el estado de gracia en el que parece llegar a esta cita?

La Copa ACB invita por el tipo de torneo que es a disfrutar de cualquier sorpresa, pero la configuración de emparejamientos y el desarrollo de las competiciones europea y nacional (ACB) hasta ahora y sobre todo en las últimas fechas, me llevan a poco asombro esperando una final entre Baskonia y Barça.

Tal vez a algunos sorprenda que coloque a Baskonia por encima del vigente campeón, el Real Madrid, pero entre las bajas (Rudy no jugará y veremos Reyes y Nocioni) y su irregularidad en Europa y en casa (se las tuvo tiesas con el colista en la última jornada necesitando al mejor Llull para ganar), unido todo ello a las últimas semanas fantásticas del equipo vitoriano, me lleva a decantarme por éstos para disputarles el título a los más que probables intratables del Barcelona que apalizaron en la última jornada a Baloncesto Sevilla.

Hechos estos breves apuntes de cara a la posible final que vaticino, ahora toca centrarse en aquellos detalles que mayor interés me despertarán durante el torneo.

Que el triple y su abuso, con sentido a mi juicio si el porcentaje lo justifica, en el baloncesto moderno (y más en la distancia FIBA) es una realidad incuestionable nadie lo duda, pero tengo curiosidad y miraré durante estos partidos la diferencia entre tiros de tres y de dos puntos. Siempre se dijo que el equilibrio entre el juego interior y exterior era la clave de todo buen ataque, pero no me extrañaría que globalmente en todo el torneo uno de cada dos tiros fuera de tres puntos.

Más allá de cuestiones estadísticas si tuviera que dar mi voto por el mejor jugador de la temporada hasta este momento, mi elegido sería Ioannis Bourousis. No es de mis favoritos entre los de su posición, pero dado el declive de los pivots (por escaso uso más que porque no tengan condiciones), mis ojos le perseguirán… y como amante del juego interior también estaré pendiente también de Tomic, Ayón y Dubljevic.


Por supuesto mis ojos también mirarán a otros como Raúl López y Carlos Arroyo, por los que pueden pasar siglos que siempre es una delicia ver la clase que tienen sobre una pista de baloncesto; y sobre todo estaré atento a los jugadores nacionales que tienen muchas opciones de ir convocados con la selección para los próximos Juegos Olímpicos: el Chacho, Llull, Navarro, y especialmente Pau Ribas y Abrines, a quienes me encanta ver en acción (y a quien no), y que son jugadores llamados a ocupar un papel importante en el combinado de Sergio Scariolo ahora y en el futuro inmediato.

Entre los equipos a los que seguir con más atención, más allá de los que juegan competiciones europeas a quienes suelen televisar más en abierto, mi interés estará en ver a Obradoiro y Fuenlabrada, las cenicientas de la Copa.

El equipo que actúa como anfitrión tendrá difícil destacar, y su victoria sin duda sería una sorpresa (en la última jornada ya les visitó Baskonia ganándoles claramente). En su caso mis ojos seguirán con atención a Santi Yusta. Conocido en su etapa de formación, nunca me terminó de convencer (y nada me gusta más que me hagan rectificar), sin embargo su crecimiento físico y el papel importante que tiene en el equipo gallego me llevan a prestarle atención en una competición de esta naturaleza en la que es posible que además de mis ojos le sigan otros muchos (¿incluso NBA?) pendientes de su juego. A quien sin duda seguirán esos ojos NBA será a un compañero suyo en categorías inferiores del Madrid, Luka Doncic, de cara a un futuro aún lejano (el salto a la NBA sólo es posible con 19 años) aunque dudo de que ésta sea su Copa por sus minutos de juego que tal vez sean pocos con los “Sergios” al mando del equipo blanco.

Y en Fuenlabrada mi interés estará en seguir con atención la dirección de un destacado ayudante de los banquillos, Jota Cuspinera, que de momento está consiguiendo un notable rendimiento de su equipo en su primera experiencia como responsable máximo de un equipo ACB. Después de su arreón para entrar en la Copa, y tras su último triunfo frente a un venido a menos Unicaja, que sin embargo no deja de ser un equipo de Euroliga, no tiene nada que perder puesto que para ellos el premio es estar en A Coruña, y sin ninguna presión, si tuviera que apostar por una sorpresa lo haría por su victoria frente a un diezmado Real Madrid.


Desde el punto de vista mediático, esta Copa ACB tendrá como novedad televisiva que se difundirá el evento tanto en abierto como por un canal de pago, siendo el probable paso previo para que acabe por verse en el futuro sólo si se paga. Una lástima para los amantes del baloncesto que nos veremos privados de un espectáculo de esta naturaleza. Importante será seguir con atención las audiencias para conocer si existe diferencia entre las emisiones de uno y otro canal, confiando (cual iluso seguramente) que un mayor número de espectadores en el canal público hagan que la ACB se piense sacrificar en el futuro algo de pasta por el interés general.

Y por último mis ojos harán también por seguir la Minicopa para ver por donde camina el trabajo de las canteras, pese a que me disgusta, por lo poco que veo, el encorsetamiento al que se somete a tan jóvenes jugadores, con un nivel de profesionalismo excesivo en el mal sentido, es decir, por hacerles jugar como juegan los profesionales. A mi juicio la única profesionalización que es buena, y con matices, a tan tempranas edades, consiste en la exigencia de esfuerzo y atención para poder aprender y mejorar en aras de llegar al mayor nivel que sea capaz cada chaval y cada equipo. Pero insisto, dejándoles jugar, dejando que se expresen en la cancha, que tengan margen para la equivocación mientras demuestran su creatividad y sus habilidades.

Y vosotros, ¿dónde mirarán vuestros ojos en la próxima Copa ACB? ¿Qué otras preguntas resolverá el resultado de este espectacular torneo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!