jueves, 16 de agosto de 2012

El tiro de tres gana campeonatos

Por Jorge

La resaca olímpica me lleva a intentar acabar de una vez con la clásica frase de que el ataque gana partidos y la defensa títulos a tenor de lo que se ha visto durante el torneo olímpico de baloncesto masculino.

Triple de Carmelo Anthony
Un poco asqueado de que el talento ofensivo de la mayoría de los equipos de alta competición quede tantas veces reducido a juego lento y defensivo más fruto del temor a perder que de realmente jugar para ganar, el equipo estadounidense de Londres 2012 demostró que el ataque también gana campeonatos.

La principal característica del equipo USA 2012 que llamó la atención de los aficionados fue su “abuso” en el lanzamiento de tres puntos. Las habituales defensas en zona del baloncesto FIBA, y la ausencia en su plantilla de jugadores interiores que realmente jueguen como tales en ataque llevaron al cuerpo técnico estadounidense a aceptar esta táctica que tan buen resultado les dio al conseguir el oro olímpico.

Si existe una cualidad que se suele entender como poco habitual, de modo general, en los jugadores del baloncesto USA-NBA es la del buen tiro de media y sobre todo larga distancia. Aquel baloncesto tiene tiradores, pero pocos y en muchos casos se tratan de jugadores no estadounidenses. Con esta idea en mente, nadie habría apostado como tiradores fiables por ninguno de los jugadores que formaron este equipo estadounidense salvo quizás en el caso de Kevin Durant.

Si repasamos las estadísticas del quinteto que más minutos jugó durante los juegos, y que se puede considerar como su cinco de gala (Paul, Bryant, Durant, Anthony, James), a lo largo de sus carreras NBA apenas si lanzaron de tres puntos en comparación con sus tiros de dos, y sus porcentajes sin ser malos no pasan de discretos:

Chris Paul: 36% (3 tiros de 3 de 14 totales por partido)
Kobe Bryant: 34% (4 de 20)
Kevin Durant: 36% (4 de 19)
LeBron James: 33% (4 de 20)
Carmelo Anthony: 32% (3 de 19)

Sin embargo después de consultar en fiba.com sus números durante el campeonato olímpico, la mejora fue notable:

Chris Paul: 12 de 21 en tiro de 2 – 13 de 28 en tiro de 3 (46%)
Kobe Bryant: 13 de 31 en tiro de 2 – 17 de 39 en tiro de 3 (44%)
Kevin Durant: 15 de 36 en tiro de 2 – 34 de 65 en tiro de 3 (52%)
LeBron James: 38 de 53 en tiro de 2 – 6 de 20 en tiro de 3 (30%)
Carmelo Anthony: 23 de 40 en tiro de 2 – 23 de 46 en tiro de 3 (50%)

Salvo James (que lo compensó con un gran acierto en el tiro de dos), todos los demás anotaron con muy buenos porcentajes de tres, y tiraron más triples que de dos puntos.

Analizando otros datos, Estados Unidos repartió más asistencias que sus rivales en todos sus partidos salvo frente a Lituania y España. Siempre tuvo menos pérdidas de balón con una habitual y notable diferencia respecto de sus contrarios. Y lo más llamativo es que pese a su supuesta debilidad en la pintura sólo Lituania cogió más rebotes en su enfrentamiento (42 – 37 para los lituanos), y sus rivales africanos (Túnez y Nigeria) fueron los únicos que les ganaron ligeramente la batalla en el rebote ofensivo.

Volviendo al tiro de tres puntos y yendo a números totales de equipo, Estados Unidos lanzó 336 tiros de dos (42 por partido) y 293 de tres (36,6) anotando 129 triples con un 44% de acierto que si tenemos en cuenta que cada anotación suma tres y no dos puntos, extrapolado equivaldría a un extraordinario 66%.

Seguramente la menor distancia del triple en posiciones frontales y hasta más allá de la prolongación del tiro libre (7,25 m en NBA por el 6,75 m en FIBA) también les vino muy bien para “atreverse” a lanzar más, y a hacerlo con más confianza, y sobre todo más acierto.

Evidentemente reducir el resultado de los pasados juegos olímpicos a cuestiones numéricas es limitar la lectura del juego que ofreció el combinado USA-NBA. Como decía Bozidar Maljkovic, la estadística es como el bikini en la playa, te enseña algo, pero no ves la imagen completa.

Estados Unidos basó su éxito en su gran acierto en el tiro exterior, en una rápida circulación de balón, en el juego rápido sin renunciar al contraataque, y cuando fue necesario apretó defensivamente apoyándose en su buena condición atlética pues técnicamente dejó que desear en algún caso, sobre todo por el uso antirreglamentario a mi entender de brazos/manos que apenas se les ve a estos jugadores durante su temporada NBA pero que sacaron a relucir aquí.

En resumidas cuentas, parece que salió bastante más a cuenta lanzar de tres que de dos sobre todo cuando se tiene ese nivel de acierto, y su juego dinámico (casi 79 tiros por partido) hecho por tierra la tan manida idea de que el ataque gana partidos y la defensa campeonatos. También el ataque permite ganar competiciones.

Además de la importancia del triple (y su acierto) en el baloncesto actual, este equipo NBA demostró que los tiempos cambian, y que el abuso del pivot que juega abierto para tirar y la ausencia generalizada (es una lástima) de auténticos jugadores interiores en el baloncesto mundial, hace que los físicos actuales de los jugadores todoterreno pueden salvar la papeleta interior defensivamente hablando (Durant, Anthony, y James en su caso) sin que sea necesaria la presencia de pivots clásicos para obtener buenos resultados.

Que tomen buena nota los entrenadores del mundo de lo ocurrido con el equipo estadounidense de Londres. Ojalá marque una nueva tendencia en el baloncesto FIBA que haga primar el ataque sobre la defensa aunque sus equipos no tengan el talento técnico y físico de aquel, pues seguro que tendrán el suficiente en comparación con sus rivales, y puestos a probar tampoco se pierde nada: ¿cuántos equipos jugando a defender acaban por tener temporadas negativas? Al menos si se pierde o la temporada no es todo lo exitosa que se espera en el apartado de los resultados, que los jugadores y las aficiones se diviertan un rato.

4 comentarios:

barbyware dijo...

Me hubiera gustado a nuestra seleccion disponer de todos sus cinco. Otra vez scariolo ha llevado a jugadores muy iguales y se ha dejado a algunos en casa, en bases y dos bien en cuatro de sobra, pero en tres y en cinco escasos. Nos ganaron cuando Marc llego a la cuarta y no teniamos a algun tres que tirase, para mi Claver esta todavia poco maduro y falto Fran Vazquez y Suarez.

Jorge dijo...

Bueno barbyware, ya jugado el partido, las variantes que cada aficionado habría utilizado son muchas. Lo difícil es solucionar los problemas que se dan en un partido con lo que tienes en ese momento.

Quizá Marc Gasol tendría que haber evitado alguna falta tonta, y más que tener a determinados jugadores en vez de otros, el mérito fue más bien estadounidense por su nivel de acierto.

Saludos.

barbyware dijo...

El baloncesto es un deporte de altos, para tirar y fallar mucho hay que coger el rebote. El equipo USA hacia dos y tres tiros seguidos. Un rebote te permite un ataque rapido en defensa y una canasta facil en ataque.

barbyware dijo...

El baloncesto es un deporte de altos, para tirar y fallar mucho hay que coger el rebote. El equipo USA hacia dos y tres tiros seguidos. Un rebote te permite un ataque rapido en defensa y una canasta facil en ataque.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!