jueves, 16 de mayo de 2013

Frases de Baloncesto (18): Pau Gasol

Por Jorge

La adversidad forma parte de la vida y del deporte, y la manera en la que estemos dispuestos a afrontarla podrá determinar nuestro futuro, y lo que es seguro, es que si nos enfrentamos a ella con determinación tendremos más posibilidades de recuperarnos y salir triunfantes.


“El fracaso es parte de la vida (…) Me gusta aprender de lo que vivo y emplearlo en el futuro. Esta experiencia me ayudará a crecer. El fracaso me hará mejor. La derrota te hace trabajar para conseguir un resultado mejor.” Pau Gasol

Esas palabras de Gasol corresponden a una entrevista publicada por “Marca” al termino de la temporada 2010-2011 cuando era centro de las críticas después de que Los Angeles Lakers cayeran eliminados de playoffs por 4-0 a manos de los que luego serían los campeones de la NBA: Dallas Mavericks.

La verdad es que pasadas las temporadas de los anillos con los Lakers, los únicos éxitos deportivos de Pau Gasol los ha conseguido gracias a la selección española, a la que por cierto ha tenido que renunciar para el próximo Eurobasket de Eslovenia a fin de poder descansar y recuperar sus maltrechas rodillas.

Esta mala etapa en la NBA seguro que hace que valore como se merece sus éxitos anteriores gracias a la perspectiva que siempre da el paso del tiempo, y le permitirá prepararse mejor para afrontar los retos que el deporte y la vida le vayan deparando.

Pensar que la vida es un camino de rosas de tránsito fácil y cómodo dominado por el éxito es una quimera. Y si bien todos aspiramos a lo mejor, también debemos saber que estamos expuestos a decisiones erróneas, e incluso circunstancias que se escapan de nuestro alcance al no depender de nosotros mismos. Las palabras de Pau Gasol vienen a decir que hay que estar preparados para afrontar estos reveses tanto en la vida como en el deporte.

“Lo que de verdad importa”
, es una fundación que tiene por objetivo promover el desarrollo y la difusión de valores humanos, éticos y morales mediante el desarrollo de actividades culturales. En su libro del mismo nombre, Toni Nadal, tío y entrenador del jugador de tenis, Rafa Nadal, dice que "vivimos en un mundo feliz en el que parece que no podemos aceptar nada que sea mínimamente desfavorable. Y esto no es prudente. Esta es una sociedad difícil y uno debe prepararse para la adversidad, porque forma parte de la vida".

En ese sentido destaca la sobreprotección que recibe la juventud hoy en día, con todo tipo de facilidades que hace que ante la más mínima dificultad muchos dejen de perseverar ante cualquier obstáculo. Y lo peor es que en muchos casos se toma por solución el rebajar las exigencias como si el éxito o la felicidad fueran dones divinos que se consiguen si en menor esfuerzo.

En el deporte tenemos que hacer frente a adversidades de todo tipo como las decisiones arbitrales equivocadas, y que justas o no, tenemos que aceptarlas como parte del juego. Y aprender que en manos del deportista sólo está su deportividad por lo que no tiene que perjudicarse por decisiones que en cierto modo no dependen de él.

Y también hay que hacer frente a resultados adversos de los que hay que aprender para corregir errores, y perseverar en el entrenamiento a fin de conseguir nuestro mayor rendimiento que debe ser el auténtico objetivo de todo deportista independientemente del resultado a que luego de lugar.

Cada vez cuesta más ver a chavales dispuestos a perseverar en el esfuerzo para adquirir habilidades que en el futuro les serán de gran ayuda, en buena medida también debido a la inmediatez de resultados que vive nuestra sociedad y que les lleva a pensar en el presente y no en el futuro.

Muchas veces sólo se da importancia a la victoria y la derrota por encima de los valores humanos y deportivos que se aprenden durante el camino, y uno de esos valores consiste en aprender a comportarse y afrontar con decisión los obstáculos que nos vamos a encontrar en el camino deportivo y vital.

7 comentarios:

Marcos dijo...

Grandes verdades Jorge, grandes verdades.

Por cierto al final mi peque se proclamó campeón de Asturias con su equipo, fué una Final4 genial, con muchos nervios y grandes partidos, y me sorprendió de manera muy especial, lo concentrados, lo serios, el esfuerzo que realizaron los críos. Dos partidos muy, muy intensos en un solo día, y respondieron de una manera que no me esperaba sobre todo con tanta gente en las gradas, los nervios, etc...Yo mismo, después del primer partido estaba agotado solo de la tensión, y ellos ahí dando el 120 %... Qué ejemplo nos dan y que pena que todo eso se termine perdiendo ...

Jorge dijo...

Me alegro por tu chaval, Marcos, aunque sonando a tópico a esas edades lo importante es participar.

A mi me parece bastante triste que muchas veces la sensación es que los chavales sólo lo pasan bien si ganan, porque el camino y el juego dan para muchos detalles de los que aprender y disfrutar, como se indica en este texto con las palabras de Gasol.

Saludos.

Marcos dijo...

Bueno, no te creas. Es cierto que a nadie le gusta perder pero sin ir más lejos, este año en un torneo en el que compitieron con críos de una categoría mayor, hicieron un partidazo en el que terminaron perdiendo pero pasándolo muy bien.
Yo no estoy de acuerdo con la frase, "lo importante es participar", prefiero la frase "lo importante es competir" luego se gana o se pierde pero hay que competir...
En esta Final4 todos los chavales lo pasaron muy bien, y todos compitieron dando lo mejor de si mismos, incluso con marcadores muy adversos lo cual es genial. Y el comportamiento de los padres que en ningún momento recriminaron a ningún chiquillo también estuvo muy bien.

Jorge dijo...

Me alegro de que todo fuera bien, pero a mi no me gusta la competición a edades tan tempranas.

El minibasket me parece que debe ser formativo y de iniciación. La competición para la canasta grande.

Otra cosa son los torneos amistosos, pero para mi, a esas edades, la competición debe ser con uno mismo con el ánimo de perfeccionar su técnica y táctica individual.

Saludos.

Marcos dijo...

Si Jorge, pero yo creo que una cosa es no darle mayor importancia a ganar o perder y otra no competir. Creo que la competición es buena porque es la que te hace mejorar. Pienso que a veces se le da un sentido peyorativo a la palabra competir, no se, tal vez suene a ser como el entrenador "chungo" de Karate Kid, el que establecía una disciplina militar a los chavales en la peli...
De hecho, ojalá todas las categorías estuvieran tan igualadas como lo están en mini, porque sería la manera de que los chavales mejoren. Desde mi punto de vista, cualquier deporte de manera amateur es formativo a la vez que una forma de divertimento. El problema no es competir, es la importancia que le des al perder ...o al ganar. De echo, en esa "formación" de la que hablas y que ciertamente ha de figurar como primer objetivo no solo en mini si no también en grandes, saber ganar y perder, saber que hay que esforzarse para conseguir algo, saber que si pierdes siempre puedes levantarte para intentarlo de nuevo, es una de las muchas enseñanzas que ofrece el deporte.

Jorge dijo...

No me vas a convencer Marcos.

Estoy de acuerdo en todo lo que comentas, pero se puede empezar a competir "seriamente" más tarde.

Se ha visto en minibasket tretas de todo tipo para tener a los mejores en el campo más tiempo (simular lesiones, por ejemplo para permitir cambios), también al final se puede acabar por seleccionar y lo peor, desechar a chicos/as antes de tiempo cuando todavía tienen mucho margen para mejorar provocando que se desenganchen del baloncesto, y cuanto antes se compita, también antes se puede "quemar" a la chavalería.

No se puede estar de acuerdo en todo.

Saludos.

Marcos dijo...

A bueno, claro, en eso estamos total y absolutamente de acuerdo. Estoy hablando siempre bajo la premisa del respeto a las normas. Que tod@s los niñ@s tengan su lugar y sus minutos y que todos se sientan parte del equipo, eso sin lugar a dudas.

Al final estamos más de acuerdo de lo que puede parecer porque no hablo de ganar a cualquier precio, hablo de ser competitivos, de inculcar a los chavales que hay que dar el 100% aunque luego se pierda. Y repito, tanto en basket como en baloncesto, sobre todo en los primeros años, infantiles y cadetes, oportunidades para todos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!